Economía

Castilla y León impulsa un proyecto de reciclaje de aerogeneradores con los fondos europeos de recuperación

7 marzo, 2021 11:49

Castilla y León impulsa el desarrollo de una nueva tecnología industrial de reciclado integral de aerogeneradores a través de un consorcio de colaboración público-privada.

Este proyecto, desarrollado a través del Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León (FPNCYL), junto con las empresas del sector Ruralia y Reciclalia S.L., y el Centro Tecnológico de Miranda de Ebro (CTME), se ha presentado liderado por Reciclalia, a la convocatoria de Manifestaciones de Interés convocada por el Gobierno de España para el desarrollo de la economía circular en el ámbito de la empresa.

El proyecto prevé la puesta en marcha de una planta de en el Parque Empresarial de Medio Ambiente de Soria y, posteriormente, se estudiaría la puesta en marcha de una segunda planta de procesado de componentes en un entorno de Transición Justa para hacer frente a la demanda de desmantelamiento y renovación de parques del noroeste de la Península y con capacidad de tratamiento de parques del resto de España y de la Unión Europea. El proyecto, que se ha presentado a la convocatoria de Manifestaciones de Interés del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, engloba ambas plantas con un presupuesto global es de 9,77 millones de euros.

El proyecto tecnológico desarrollará un sistema de corte en los emplazamientos del material para el reciclado para implementar, posteriormente, un sistema de reciclado avanzado del material compuesto, sobre todo palas y capotas de góndola donde se aloja el equipo generador. Asimismo el reciclado de la fibra de vidrio y de carbono por la aparición de resinas y otros componentes supone una mayor complejidad tecnológica en la que se están desarrollando procesos con tecnología de Reciclalia S.L. y CTME.

La investigación está orientada en el análisis y el tratamiento del reciclaje completo del aerogenerador, que es imprescindible para el plan de negocio ofrecer este servicio tecnológico integral a los parques eólicos.

21.000 toneladas de palas eólicas



En los próximos tres años se prevé la retirada de los aerogeneradores con potencias más bajas instalados en los años 90 o primeros 2000, pudiendo afectar progresivamente a unos 3.600 aerogeneradores y unas 21.000 toneladas de palas. Castilla y León, que instaló el primer parque eólico en 1998, tiene actualmente 6.269 MW instalados en 245 parques eólicos con un total de 4.542 aerogeneradores instalados.

La recuperación de los materiales y el reciclaje de alta calidad son dos principios básicos de la Estrategia de Economía Circular de Castilla y León, evitando con ello la necesidad de consumir materias primas vírgenes y las emisiones de CO2 asociadas a los procesos de fabricación de nuevos materiales.

En consonancia con lo propuesto en la Estrategia regional, recuperar los componentes de la maquinaria que aún están en buen estado, o el reciclaje de materiales, son dos aspectos en los que desde la Asociación de Promotores Eólicos de Castilla y León (APECYL) se ha visto una oportunidad para el sector en la Comunidad Autónoma, como fuente de actividad económica por retirada de los componentes y materiales, venta de los mismos, y reutilización y reciclaje de materiales e incluso de las turbinas completas.

La fibra de carbono y la fibra de vidrio son los principales materiales procedentes de las palas de aerogeneradores que pueden recuperarse y tener una segunda vida, con reutilización en las misma industria eólica, o en otras como la industria naval, la industria de fabricación de material deportivo o de mobiliario urbano, de fabricantes de contenedores, de piscinas y de elementos de construcción en general, y se prevé que puedan ir surgiendo nuevas aplicaciones para el material reciclado.

Se estima que se podría reciclar hasta un 97 % de los materiales un aerogenerador, con el objetivo de reciclar toda la máquina (palas, góndola, torre, motor,…) y evitar así residuos.