ICAL Pablo Fernández e Isa Serra

ICAL Pablo Fernández e Isa Serra

Castilla y León

Pablo Fernández acusa a la Junta de apostar por el juego “sabiendo que causa enormes problemas”

Podemos insta a las comunidades autónomas a tomar medidas “al máximo” de sus competencias para “reducir los riesgos en la población joven”

16 octubre, 2021 14:46

El secretario autonómico de Podemos y portavoz nacional, Pablo Fernández, acusó hoy a la Junta de Castilla y León de apostar por el juego “como sector estratégico, sabiendo que ello causa enormes problemas de salud pública en la ciudadanía, y muy especialmente a los jóvenes, que se ven afectados por esta lacra”. “Lo que debería ser estratégico es fomentar alternativas para la juventud, en forma de bibliotecas o centros deportivos y otras vías de ocio saludables y que no creen dependencia como es el sector del juego”, reprochó.



Fernández participó en el acto 'Que no jueguen contigo', organizado por Unidas Podemos en Valladolid, en el que expuso que se trata de un “problema enorme” que recoge datos “terribles y tremendos”, como que en los últimos cinco años ha crecido un 200 por ciento el número de casas de apuestas y salones de juego en la Comunidad. “Eso se le debe a la Junta”, sentenció el responsable de la formación morada, quien cargó contra el Gobierno autonómico “por aumentar las exenciones y bonificaciones fiscales al sector del juego mientras no construye bibliotecas o centros deportivos y no logra que la juventud pueda tener ámbitos de ocio saludables y alternativos”. “Nosotros anteponemos los intereses de la ciudadanía, especialmente de los jóvenes, a un sector que es pernicioso y perjudicial. Hay que poner freno al sector del juego y apostamos por un modelo distinto”, dijo.



Junto a Fernández intervinieron la portavoz nacional de la formación, Isa Serra, además del consejero estatal de Podemos Deporte y Culturas, Roberto Sotomayor, el coordinador de IUCyL, Juan Gascón; y el secretario general del Ministerio de Consumo, Rafael Escudero. En este sentido, Serra abogó por “limitar” las casas de apuestas e industria del juego, porque es una “lacra social que afecta a los jóvenes e inundan y colonizan los barrios y pueblos más populares, ya que afecta fundamentalmente a quienes más difícil lo tienen y son más vulnerables”.



Por ello, añadió, es “fundamental seguir dando pasos por parte del Gobierno para poner límites”, pero apeló también a la responsabilidad de las autonomías para “frenar la proliferación de las casas de apuestas, que generan un problema de ludopatía para los jóvenes y su entorno”. Asimismo, apeló a la creación de alternativas de ocio y “solucionar problemas estructurales que tienen que ver con la precariedad y crisis de muchos jóvenes”. “Es necesario regular el mercado, sí, regular el mercado, para defender el conjunto de los derechos de la ciudadanía”, se aventuró.



Medidas contra la publicidad



Por su parte, el secretario general del Ministerio de Consumo recordó que su departamento fue “consciente desde el primer día” de la necesidad de adoptar medidas para proteger a la población joven y a los más vulnerables con comportamientos de riesgo frente al juego. Por ello, sostuvo que se han acometido medidas frente a la publicidad e instó a todas las administraciones, también a las autonómicas y locales, a que en su ámbito competencial “tomen medidas al máximo para ir reduciendo los riesgos de la población joven”. “Es un tema que debe enfrentarnos desde toda la sociedad”, apuntó.



En la misma línea se posicionó el coordinador de IUCyL, Juan Gascón, quien incluso puso como ejemplo que la Consejería de la Presidencia de la Junta ha llevado al Ayuntamiento de Burgos a los tribunales por un “planteamiento que ha contado con la unanimidad de todos los grupos municipales en una posición de ciudad” contra las casas de apuesta. “La Comunidad debe erradicar determinados comportamientos que no son buenos”, comentó Gascón, quien consideró una “problemática las excesivas concesiones por parte de la Junta”.

Por último, Sotomayor incidió en que España tiene un “problema con el juego”, con 700.000 personas que tienen adicción y otros 60.000 menores de edad “no diagnosticados”. “Tenemos que afrontarlo; ya va siendo hora de empezar a tomar cartas en el asunto y ya está bien de manosear el deporte con las casas de apuestas. Unidas Podemos hará un gran trabajo con esta lacra que está machacando a nuestra gente joven”, concluyó.