Televisión

¿Qué ocurre en el capítulo 24 de 'Mujer' que emite Antena 3 este martes?

El capítulo anterior terminaba con Sarp completamente hundido por no haber conocido a su hijo

30 septiembre, 2020 08:13

Una semana más, Antena 3 ha decidido triplicar la emisión de Mujer esta semana (lunes, martes y miércoles) con motivo de otro hecho que cambiará la historia de Bahar: el encuentro fortuito de Sarp Çeşmeli / Alp Karahan (Caner Cindoruk) con Sirin (Seray Kaya).

Sin embargo, lo hace con capítulos de menor duración escuchando así las demandas de sus fans que pedían que no terminara a la 01:30 de la madrugada como venía sucediendo hasta ahora. A partir de ahora los capítulos durarán 70 minutos y la serie acabará a las 00:30 horas.

NOS COLAMOS EN EL RODAJE DE 'MUJER'

En el último episodio emitido este lunes, el marido de Bahar (Özge Özpirinçci) regresaba nuevamente al cementario para visitar la tumba de Bahar y sus dos hijos y confesba a su mujer Piril que a veces recuerda todo y "otras no me queda nada". "A Doruk no le vi ni una sóla vez. No vi la cara de mi hijo", dice entre lágrimas.

¡ATENCIÓN, SPOILERS!

Mientras, Bahar regresa a su trabajo a pesar de haber sido despedida. "Yo no lo acepto", le dice a su jefa. "¿Cómo que no lo aceptas? ¿Te has vuelto loca? Ve a por el finiquito a contabilidad y luego te marchas", le espeta.

"Yo tampoco acepto que la despidas", decide una de sus compañeras iniciando una auténtica revolución entre las empleadas. "Mi decisión está tomada. Esto es un taller, no una casa de acogida. Llevade a juicio. A una empresa de menos de 30 no se le puede despedir por un despido improcedente", le contesta.

Mientras, Hikmet toma de su propia medicina y Seyfullah decide acabar con su vida cuando su hija le cuenta que le ha visto besarse con Ceyda... y le dispara delante de todos.

Ya en el final del episodio, Sarp vuelve a soñar con Bahar, lo que le lleva a hundirse en un baño de lágrimas. "Bahar está muerta. Tú lo sabes", le dice Piril. A pesar de ello, Sarp sale a buscarla porque dentro él hay algo que le dice que sigue viva. Por eso, acude a casa de Hatice pero pasa de largo al ver que ya no está el cartel en el que Enver se anuncia como sastre.

Antes de regresar, decide preguntar en la tienda de telefonía. Y, justo cuando va a salir del local, se produce el encuentro que él menos deseaba: la última persona que vio en su anterior vida, la causante de su ‘muerte’, el origen de sus problemas… Sirin.