Televisión

Gloria Serra: “Ojalá hubiese parado el coronavirus como paré a la vaca”

'Equipo de investigación' estrena esta noche su décima temporada

13 septiembre, 2020 09:34

Este viernes, Equipo de Investigación estrena nueva temporada en laSexta, convertido en un referente del periodismo de investigación. El espacio que presenta Gloria Serra regresa con nuevos reportajes y como, siempre, muy pegados a la actualidad.

Durante el confinamiento la gente nos ha seguido con todas las repeticiones del mundo, y es algo que queremos agradecer. Hemos repasado esa década con unos niveles de aceptación y audiencia increíble, aunque ya nos pedían nuevas entregas” explica Gloria Serra a BLUPER.

Para la comunicadora, una de las piezas elementales del éxito del formato es, además de “la creación de un estilo único e irrepetible” el estar al servicio del espectador. “No podemos partir de ser unos enterados, y te lo voy a contar porque tú no te enteras. No. Tienes que partir de la humildad, de que todos somos ignorantes y partimos de cero. Además hay que contar las cosas de forma amena y divertida, porque la gente te está regalando su tiempo libre”, relata, admitiendo que convierten los reportajes “en películas, que parecen ficción, pero son historias reales, aunque le demos un tono de cuento”.

¿Qué novedades presenta Equipo de Investigación en este atípico inicio de curso?

Esta temporada la planteamos con mucha ilusión, es nuestro décimo aniversario y esto para nosotros es increíble y nos sentimos especialmente felices. El confinamiento solo nos ha servido para preparar más programas y tener más ganas de empezar.

¿Cómo fue la preproducción en plena pandemia?

Teníamos algunos programas que estaban prácticamente cerrados y se terminaron de cerrar en el confinamiento. Nadie iba a trabajar, salvo algunos casos concretos, compañeros que también preparaban otras cosas para la cadena. Empezamos a trabajar en los que estaban previstos para final de temporada, porque estaban muy avanzados en preproducción, y algunos que estaban en ideas empezaron a desarrollarse. Y de forma paralela se fueron cogiendo ideas, porque nosotros siempre contamos lo que nos ocurre, desde crímenes, delincuencia, pero también tratamos temas de consumo y de vida diaria, algo que ha cambiado mucho desde el coronavirus. Hay cosas nuevas que han entrado que merecen un análisis, y luego los ladrones y estafadores que siempre están atentos a los cambios sociales e intentan meterse por ahí para sacar su dinero.

"Llevamos el mismo tiempo que duró un fenómeno mundial como 'Friends'"

¿Cuesta mantenerse en forma tras una década en antena?

El otro día comentábamos con los compañeros que llevamos el mismo tiempo que duró Friends, qie fue un fenómeno mundial, y nosotros, un humilde programa de reportajes, llevamos los mismo años, con un nivel de fidelidad increíble.

Hay programas que cuando los repiten más de la cuenta se terminan aborreciendo. Y en ese sentido, Equipo de Investigación se está convirtiendo en algo que siempre funciona, como las repeticiones de La que se avecina. ¿Cuál es el secreto?

Es el secreto de Pretty Woman. ¿Alguien sabe qué tiene Pretty Woman para que la gente la siga viendo? Será esa combinación extraña de momentos que lo hace interesante. Y en ficción lo puedo ver más comprensible ver una película una y otra vez, porque te recuerda a la persona con la que la viste y en qué momento de tu vida, o se la quieres descubrir a tus hijos, pero con hechos reales es diferente.

El primer caso que tratáis tendrá una doble entrega.

Abrimos es el crimen de Lucía Garrido, que es una cosa rara que hacemos, porque por primera vez son dos capítulos. Cuando se acabe el capítulo me vais a ver decir “el desenlace la semana que viene en Equipo de investigación” como si fuese una serie realmente. Nadie ha pagado por el crimen de la peluquera malagueña, de 24 años. Y sientes que está darle voz a la víctima, a su familia. Ojalá esta emisión pueda ayudar que la muerte e Lucía termine con un acto de justicia.

Fue un subidón que reactivasen la búsqueda de Antonio Anglés

Has mencionado alguna vez que el programa de Antonio Anglés como uno de los que quedaste más satisfecha con el resultado. ¿Qué sentiste cuando se reactivó la búsqueda de Anglés tras el reportaje de Equipo de investigación?

Para nosotros fue un subidón, pero no por obtener algo que no tiene nadie más, o porque las cosas salgan bien. Fue un subidón personal, de demostrar que el periodismo sirve para algo, para esto. Además es un tema que nos duele a todos en el alma, en el que el principal encausado no haya pagado por esos crímenes horribles. Nos sentimos muy felices, muy orgullosos, es de las veces que más veces nos ha dado la sensación.

¿Hay más investigados por el programa que están encantados de recibir atención mediática de lo que nos imaginamos?

A veces pasa un poco eso. Hace unos años estaba grabando en el centro de Madrid, y se me acercó una señora, y tras un par de cumplidos, me dijo “estuviste hablando de mi primo” y pensé en alguno de los expertos que tenemos, un médico quizá. Y le pregunto que dónde está su primo y me dice “en la cárcel” y me quedé cortada, porque si está en la cárcel es que hemos hablado mal. Pero ella se sentía como orgullosa. Claro que no todos los delincuentes tienen un equipo de investigación, solo algunos privilegiados, aunque suene surrealista decirlo así.

A veces el programa tiene ese punto casi de ficción, en la que el espectador no sabe quién os abrirá la puerta y quién no.

Cuando se ponen más violentos es porque piensan que somos agentes de la Ley. Pero cuando dices que eres de Equipo de investigación se relajan un poco, y no solo te dejan pasar sino que te cuentan su vida, y ahí está la habilidad de nuestros reporteros y del trabajo previo que se ha realizado. Ahí también entra otro distintivo nuestro que es la educación, nuestro reportero abran la puerta o no, den un portazo o no, siempre les escucharás decir por favor, gracias, buenos días, buenas tardes. Y esto es un elemento que no es habitual, mucha gente de entorno marginales se sorprenden que los traten con educación. Y después, las preguntas ya se hacen con la dureza que sea necesaria.

Por otro lado, los vecinos, que son los que más sufren, nos agradecen mucho que les demos visibilidad. Pasó por ejemplo con el Campo de Gibraltar, que lo reflejamos desde que la presión policial era bajita.

Uno de nuestros distintivos es la educación, y mucha gente de entornos marginales se sorprenden

En el confinamiento hemos vivido una auténtica “guerra del pan”. ¿Te dio también por hacer el tuyo en casa, buscando harina desesperadamente?

Curiosamente, yo tenía en casa harina y levadura. Y decía “me pongo aquí a traficar, vamos y termino de pagar la hipoteca en un mes” (risas). Hacemos el pan en casa porque tengo algún problema de digestión con las harinas. En el confinamiento se ha amasado lo que no se había amasado en la vida, no sé si porque no podíamos acariciar a la gente que queríamos. Yo soy muy cocinillas, me relaja un montón, y he trabajado mucho la harina de garbanzo, que era una cosa que yo desconocía.

Este 2020 está siendo muy raro para todos. Parece increíble que fue este mismo año cuando se volvían a hacer virales esas imágenes en las que parecías tener poderes para detener una vaca. Si tuvieses esos superpoderes ¿qué habrías parado de este 2020?

¡El virus, ojalá! Ojalá hubiese pasado como hace cien años, que la gente no viajaba tanto, y cuando llegaba un virus era con retraso, cuando ya se había debilitado. Ojalá hubiese podido tener ese poder de detener el virus como hago con la vaca, pero no solo para nuestro el país, sino para todo el planeta.

Pienso que somos un país que hace una generación y media vivió una guerra civil que nos dejó devastados también, con muchos muertos, muchos problemas y mucha miseria y fuimos capaces de levantarnos. Cómo no vamos a levantarnos ahora que tenemos más medios a nuestro alcance, más inteligencia y más preparación. Solo tenemos que pedir humildad y paciencia. Va a durar poco, un año o dos años, va a ser complicado, no vas a poder irte a Japón cada seis meses, pero podrás disfrutar de tu país.

Tenemos pocas mujeres imitadoras

El estilo de Equipo de investigación ha sido muy imitado y parodiado. ¿Cuál es la imitación que más gracia te hace?

El primero que me imitó fue Carlos Latre, yo pensé que después de eso ya me podía morir. Luego llegó José Mota y casi me desmayo de la impresión. Y Leonor Lavado, que también me imita estupendamente pero ¡tenemos pocas imitadoras mujeres! Dicho esto, a mí me parece muy divertido que me imite la gente a pie de calle, que alguien que quiera contarle a otra algo y me imite a mí me parece divertidísimo, es gratificante haberme metido en la vida cotidiana de la gente.