Televisión

Ya era hora de la mejor gala de 'Supervivientes' de toda la edición

La gala de anoche bien se podría resumir en un cúmulo de escenas dalinianas

3 abril, 2020 10:14

Supervivientes 2020 llega ya al ecuador del concurso y es ahora cuando ya se van perfilando los concursantes que pueden alzarse con la victoria de esta edición. Como novedad, en la gala de ayer, los concursantes desvalidos que habían sido eliminados por la audiencia retomaban su condición de concursante de pleno derecho, incorporándose de nuevo en la convivencia con el grupo que todavía resistía del dictamen de la audiencia.

Sinceramente, la gala de anoche fue la mejor de toda la edición que bien se podría resumir en un cúmulo de escenas dalinianas, que aportaron un nivel de absurdez y surrealismo de tal nivel que finalmente era imprevisible saber qué podía suceder ya más.

El ofrecimiento a Pavón sonó como un 'deja el currículum que ya te llamaremos'

Al comenzar la gala, Jorge Javier anunciaba que Antonio Pavón, que había sido relegado de la convivencia esta semana, debía abandonar el concurso por motivos médicos. Más tarde, el torero hacía entrada a la Palapa donde Jorge le indicó la resolución del equipo médico. Pavón ,que quedó desolado por la decisión de la dirección, pidió quedarse en el concurso bajo su responsabilidad y, de manera reiterada, no paraba de insistir en que quería quedarse. Así que en última instancia, la dirección del programa le ofreció una plaza en la próxima edición de Supervivientes.

Querido Antonio: Violeta Magriñán de Supervivientes 2019 te manda un saludo. El ofrecimiento sonó como un 'deja el currículum que ya te llamaremos'. Pero, sarcasmos aparte, Pavón me parecía un buen concursante y gran generador de contenidos. Me quedo con las ganas de ver cómo hubiera evolucionado su relación con Ana María Aldón y con Avilés, que junto a este último protagonizaba una relación muy hilarante. 

En la Palapa, el programa puso unos imágenes que no favorecían para nada a Avilés que quedó bastante retratado. El colaborador de Viva la vida se enzarzó en una discusión con Elena, en la que todos los compañeros apoyaron sin dudarlo a la madre de Adara. El cordobés también tuvo tiempo para discutir con Rocío Flores, uno de sus apoyos en la isla.

Aunque semanas atrás defendí la presencia de Avilés porque era el que movía las tramas de la isla, con la gala de ayer se me empieza a hacer muy prescindible su continuidad en el concurso. Tampoco se puede estar todo el día, confabulando y conspirando contra los compañeros, porque al final lo que conseguirá es quedar, tal vez, en un puesto relevante en el concurso, pero perderá amistades dentro y fuera del concurso. ¿Le merecería la pena? Ya lo veremos.

Ferre, un candidato a la victoria

Después en Palapa se unieron los antiguos desvalidos, a los que se sumó Fani tras ser la concursante con menos votos para salvarse contra Ferre, que se perfila como un candidato serio para alzarse con la victoria. La participante de La isla de las tentaciones sufrió una crisis de ansiedad tras discutir con Ivanatras sacarle a colación a su hijo. Eché en falta que el programa emitiera esas imágenes de la bronca tomada durante la publicidad. Fani, con Lara tranquilizándola, llegó a confesar que, por poco, le hubiera pegado un bofetón a Ivana. 

Sinceramente, Fani no me parece una santa. Pero Ivana me parece una persona malévola que quiere protagonizar otras tramas tras ver que la audiencia no le ha comprado su historia de amor verdadero, reitero, verdadero. Cuando oí a Fani, no pude evitar recordar la actuación de Romina Malaspina en Supervivientes 2018, que se propuso sacar de quicio a Saray Montoya para que la agrediera y así la expulsaran, cosa que consiguió. Espero que Ivana no tenga la misma idea. Sobraba mucho que le sacara a su hijo y es que, si encima le sumas que actúa de esta manera tan sucia, hace que sea un blanco fácil para cuando salga nominada.

Por otra parte, Ana María Aldón era cuestionada por unas presuntas declaraciones en las que afirmaba que Rocío Flores y ella no son familia. Yiya, que es experta en sacar de quicio al personal, sembró el virus de la duda en la Palapa, insinuado que Aldón dijo eso. Me sorprendió como Ana María no quiso ni defenderse, o si lo hizo, lo hizo de manera tan vaga que pude llegar a creerme a Yiya. Y es que el silencio secunda lo que se está diciendo. 

Más tarde, el programa mostró otras imágenes en las que se mostraba un buen rollo entre Aldón y Yiya y, preguntada por Jorge, Rocío dejaba entrever lo molesta que estaba con Aldón por su particular defensa a Yiya. La mujer de José Ortega Cano respondió que cada uno debe hacer frente a sus propios conflictos y que al final todos son rivales, incluso Rocío.

Ana María estuvo muy desacertada o desorientada, pero incluso su defensora, Gloria Camila, rechazó su actuación. Me desconcierta como actúa Ana María, hay algo que no veo claro en la diseñadora. Tal fue el enfado de Rocío que abandonó la Palapa, escopetada y enfadada sin despedirse de Aldón. ¡A ver como será el reencuentro!

Las broncas de plató

Más tarde se celebró el juego de líder de ambos equipos. La apnea fue ganada de nuevo por Barranco por parte de mortales, y por Nyno, por parte de siervos. En las nominaciones, Ferre y Avilés fueron los nominados por parte de mortales y Fani y Hugo por parte de siervos.

Y si por fuera poco en la isla, en el plató se libraron varios frentes. Y no, Sofía no protagonizó ninguno. No hizo falta. Adara se enzarzó con Bea en una discusión en la que no faltaron descalificativos y que se saldó con el abandono de la ganadora de GH VIP 7.

Carolina Sobe también discutió con la ex azafata, que le reprochó su manera de hacer caja a base de mentiras, e incluso Sobe imitó de manera desvergonzada a Adara pidiendo un sugus a Jorge para finalizar la performance. Jorge, pícaro como siempre, se acercó a la defensora de Nyno, preguntándole si quería discutir con alguien, a lo que la joven respondió que no. Pero quiso puntualizar un comentario de Sobe, que casi acaba en otra discusión, y eso que no quería. Sin duda, la gala se hizo muy rápida y amena, y parece ser que la edición ya empieza a resultar interesante. Sinceramente, ya era hora.