Bluper TELEVISIÓN

Las otras series ruinosas de TVE que dejaron tantas dudas como la polémica 'Reinas' de José Luis Moreno

7 julio, 2021 01:01

Noticias relacionadas

Durante los últimos días, la gestión de los responsables de RTVE se ha visto envuelta en la polémica después de que se haya sabido que José Luis Moreno afirmaba tener un contacto en la Corporación con el que pactaba sus series, a pesar de sus deudas con Hacienda.

De hecho, según publicaba El Confidencial, al productor se le exigió producir la serie Aquí mando yo... y punto com "a través de otra empresa para evitar un escándalo" debido a la controversia que provocaron antes programas como La Alfombra Roja Palace o series como Reinas, mártir y virgen. 

En esa ocasión los directivos de la cadena defendieron que habían contratado los derechos de emisión de Reinas con Indiana Pictures S.L, un productora que se encontraba "al corriente de sus obligaciones tanto tributarias como con la Seguridad Social", cuyo administrador único era Jean Paul Jongen Pascal y sólo contaba con dos empleados. Pascal había sido guionista de series como Ana y los 7, Maitena: Estados alterados y Al salir de clase, pero desde 2008 no aparecía ningún trabajo registrado. 

Este hecho bastante sorprendente en el sector no sería, sin embargo, algo único durante el mandato de José Antonio Sánchez (2014-2018), quién al igual que Moreno apareció en su día en los papeles de Bárcenas. El directivo contaba entonces con Fernando López-Puig como director de Ficción (2013-2021) y con Toni Sevilla como director de Contenidos (2016-2019).

Y es que, como ya analizamos en su día, TVE dio luz verde a series de productoras casi desconocidas o con proyectos muy mal valorados por la crítica como iFamily, La peluquería o El Continental, todas ellas fracasos absolutos de audiencia.

Producida por Frank Ariza (Dreamland, Perdóname, señor), El Continental llegó a TVE tras el aterrizaje de Toni Sevilla a la televisión pública. El exjefe de ficción de Mediaset España ya había trabajado con Ariza en Telecinco y su llegada a la televisión pública le abrió las puertas al productor. El resultado, sin embargo, no fue nada bueno ni para la imagen ni para las arcas de TVE. Gossip Events, su productora, se embolsaría 5,8 millones de euros en 2018.

Crítica: 'El Continental', el gran esperpento de TVE de los últimos años

La polémica del enchufe de la pareja de un directivo

Algo parecido pasó con iFamily. Producida por Juan Alexandre (A las once en casa, El pasado es mañana, Boca a boca), que llevaba sin trabajar en TVE desde Ana y los siete, la serie se despidió con un pobre 6,3% de cuota de pantalla media y una crítica muy negativa.

Como ya publicamos entonces, detrás de la serie estaba Programas y televisión S.L., una productora que sólo había trabajado con la televisión pública cuando Juan Antonio Sánchez ostentaba el cargo de presidente de RTVE entre 2002 y 2004 y que, según el Registro Mercantil, no contaba por entonces con empleados. Según consta en Transparencia, esta productora se embolsaría 4,2 millones entre 2016 y 2019.

La ficción, que llegaba con dos décadas de retraso a la televisión, no estuvo exenta de polémica. Y es que Sevilla 'enchufó' a su pareja, Susana Béquer, tanto en esta serie como en Servir y proteger. La actriz tenía un extenso currículum en ficción como secundaria, sin embargo, en los últimos años sólo había aparecido en series que tenían a Sevilla como productor ejecutivo. 

usana Béquer aparecerá como secundaria en dos ficciones de TVE.

Otro productor que llevaba tiempo sin proyectos audiovisuales que consiguió firmar con la RTVE de José Antonio Sánchez fue José Frade, empresario que años atrás había contratado al onubense como director de los servicios informativos de Canal 7, el extinto canal autonómico privado de la Comunidad de Madrid. 

Serían dos los proyectos que firmaría Sánchez con Frade y por los que éste se embolsaría 9,4 millones entre 2016 y 2019: La sonata del silencio y Hospital Valle Norte. La primera de ellas consiguió el favor de la crítica, mientras que la segunda dejó muchas dudas sobre su calidad ya que hacía aguas por todas partes: guión, dirección, fotografía... 

Tampoco estuvo exenta de polémica Derecho a soñar, una serie producida por Veralia, que llevaba años sin trabajar con la televisión pública tras haber producido en los 2000 series diarias como El Secreto, La verdad de Laura, Luna negra u Obsesión.

Curiosamente la vuelta de esta productora a RTVE en materia de ficción coincidió con la llegada de Sevilla, quién trabajó como director de series de BocaBoca (Veralia) como Al salir de clase. Algunas fuentes incluso llegaron a apuntar entonces a que el nombre del directivo aparecía en el proyecto embrionario de esta ficción.