A veces, la televisión es un medio injusto. El dictado de la audiencia, plasmado en un porcentaje de share o en un total de espectadores, es el que determina los movimientos de las cadenas que luchan entre sí por maximizar sus datos y, a excepción de los canales públicos, sus ingresos publicitarios. 

Noticias relacionadas

En estos cambios suele haber una fórmula que se repite: el miedo a la innovación. Este conservadurismo provoca que los televidentes terminen por acostumbrarse a los mismos contenidos que, además, suelen estar presentados por los mismos rostros. 

Sin embargo, hay excelentes comunicadores más allá de Jorge Javier Vázquez, Arturo Valls o Roberto Leal. Más concretamente, mujeres con mucho talento que merecen mayor protagonismo o un espacio propio en el que demostrar que ellas son imprescindibles en un mundo en convulsa transición. 

Lara Álvarez, la amazona de ‘Supervivientes’

Lara Álvarez (Mediaset)

Lara Álvarez es una de las presentadoras estrella de Telecinco. Cuenta con una amplia trayectoria en el mundo de la televisión, medio en el que ha desempeñado su actividad profesional desde el año 2006 cuando fichó por Hoy por ti en Telemadrid de la mano de su exprofesora Nieves Herrero. 

Tras pasar por TeleAsturias, laSexta, Marca TV y Antena 3, la comunicadora asturiana se convirtió en rostro exclusivo de Mediaset en el año 2015. A partir de ahí, se ha especializado en la conducción de reality shows como presentadora de Supervivientes desde Honduras o de las pruebas de exterior de La casa fuerte.

Su labor en ambos formatos es intachable, aunque brilla más en el programa de robinsones. Su eterna sonrisa, su capacidad para empatizar con los concursantes y su paciencia infinita hacen que Supervivientes no se entienda sin Lara Álvarez, aunque quizá deberíamos empezar a entender a Lara Álvarez sin Supervivientes. 

Y es que las habilidades de la periodista podrían aprovecharse en multitud de espacios. Su carácter afable y su capacidad para mantenerse alejada de la polémica, algo muy poco común en estos tiempos, le proporcionan una gran versatilidad adaptable a casi cualquier tipo de formato. Así pues, encasillar a Lara Álvarez en una labor tan concreta como la copresentación de realities es desaprovechar un diamante del que aún queda mucho por pulir. 

2. Luján Argüelles, la mujer que encarnó la esencia de Cuatro

Luján Argüelles en 'Divididos' (Atresmedia)

Luján Argüelles saltó a los platós en 2001 como presentadora de E-Misión Glamourosa en el extinto Canal 7 Televisión. Desde ese momento, no paró de encadenar proyectos en la pequeña pantalla hasta el año 2020. 

Más allá de su etapa en la radio, que también le brindó éxito profesional, se hizo conocida entre la audiencia de televisión como rostro de la cadena Cuatro. Entre concursos como Password y realities como Granjero busca esposa, ¿Quién quiere casarse con mi hijo? o Un príncipe para… Argüelles obtuvo el reconocimiento del público y fraguó su propia identidad como presentadora. 

Su habilidad para alternar entre el registro serio de los quiz shows y el universo tróspido de los programas de telerrealidad es el ejemplo ideal de su valía y versatilidad. Ahora que Luján forma parte del grupo Atresmedia tras haber presentado Divididos en laSexta, es el momento perfecto para que este grupo exprima todas sus capacidades y que, de paso, aireé un poco su plantel de presentadores de concursos que rezuma testosterona. 

3. Valeria Vegas, la “enciclopedia con patas”

Valeria Vegas: “La Veneno soñaba con un especial en ‘Qué tiempo tan feliz’"

Valeria Vegas es una periodista y escritora autora de ¡Digo! Ni puta ni santa. Las memorias de La Veneno. Si bien la serie Veneno, basada en su obra, le ha permitido llegar a públicos que antes no la conocían, Vegas siempre ha estado vinculada al mundo de la farándula y la cultura pop. 

Lo interesante del perfil de esta comunicadora es el enfoque académico y riguroso con el que aborda todo tipo de temas relacionados con el corazón y el audiovisual. En su aparición en el debate de Rocío Carrasco: contar la verdad para seguir viva, Carlota Corredera la describió como una “enciclopedia con patas”. Y es que no es para menos, ya que su vasto conocimiento del cine español y del star system patrio han permitido a Valeria publicar cuatro libros relacionados con el cine español y contar con diversas colaboraciones en medios de comunicación, destacando su labor como colaboradora en programas de hemeroteca y en revistas como Vanity Fair, Lecturas o Jot Down, entre otras. 

Por todo esto, contar con Valeria Vegas como colaboradora debería ser un must para cualquier programa que trate temas relacionados con el cine español, folclore o crónica social. Además, su capacidad de análisis siempre basada en hechos y datos sería un antídoto perfecto contra la falta de rigor periodístico que a veces contamina el periodismo rosa. 

4. Samanta Villar, la periodista curtida en mil batallas

Samanta Villar: "Respondí un tuit y de repente estaba en todos los periódicos"

Samanta Villar es una periodista, reportera y presentadora que saltó a la fama en 2008 con 21 días, programa de Cuatro en el que se sumergía en distintas realidades sociales (la ludopatía, la adicción al cannabis, la industria del porno…) viviendo durante tres semanas la experiencia y narrándola en primera persona. 

El éxito de este formato la convirtió en uno de los rostros más reconocidos de la cadena secundaria de Mediaset, lo que la llevó a encadenar diversos proyectos en el canal como Conexión Samanta, 9 meses con Samanta, Samanta y…, La vida con Samanta y, por último, Samanta y la vida de…. 

Su última y notoria aparición mediática en la cadena se produjo en el documental Rocío Carrasco: contar la verdad para seguir viva. Su debut fue aplaudido por la audiencia y recogido por los medios, ya que no dudó en señalar directamente la responsabilidad de Mediaset en todo este asunto y el uso convenido que se hace de la información para alimentar tramas en realities o programas del corazón. 

Desde una perspectiva periodística, Samanta cuenta con años de experiencia conociendo realidades a pie de calle, algo que le permite aportar un punto de vista diferenciador como colaboradora en cualquier tertulia o debate relacionado con temas de interés social. Así, sería un fichaje interesante para cualquier espacio relacionado con la actualidad. 

Por otro lado, apostar por un formato propio presentado e incluso dirigido por Villar sería una excelente oportunidad para dar entidad propia a Cuatro que, desde hace años, sufre una deriva que ha desdibujado su entidad como canal y su personalidad de marca. 

5. Carme Chaparro, referencia informativa

Carme Chaparro ha demostrado su compromiso con la lucha por los derechos de las mujeres. Mediaset

Carme Chaparro es una periodista y escritora española que lleva vinculada al grupo Mediaset desde que comenzó su trayectoria como presentadora en Informativos Telecinco Cataluña. De 2001 a 2004 presentó los informativos de mediodía de Telecinco y de 2004 a 2017 los de fin de semana. De 2017 a 2019 estuvo al frente de Noticias Cuatro, hasta la transformación del espacio en Cuatro al día. 

A partir de 2021, conduce Mujeres al poder, un programa que repasa las historias de éxito de diversas mujeres. Más allá de la televisión, cuenta con tres libros publicados, uno de ellos galardonado con un Premio Primavera de Novela y recibió el Premio del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género por su lucha desde el ámbito de la comunicación por la igualdad y los derechos de las mujeres. 

Con esta trayectoria, que combina a la perfección el rigor informativo, la telegenia y el compromiso por causas sociales, resulta incomprensible que Chaparro no tenga un espacio propio en televisión. Su reciente aparición en la docuserie de Rocío Carrasco dejó claro que el periodismo en general y la pequeña pantalla en particular necesitan profesionales que sepan informar, analizar y divulgar con perspectiva de género. 

Si de verdad Mediaset desea reparar el daño causado y tomar un nuevo rumbo adaptado a los tiempos que corren, dar la visibilidad e importancia que merecen a profesionales como Carme Chaparro es el camino a seguir.