Un total de 53 citas para un único médico, de 8.30 de la mañana a 12.36 del mediodía. Y luego, visitas domiciliarias. Hasta 20 citas en una misma hora, algunas telefónicas y otras presenciales. Esta es la situación que denuncia el Sindicato Médico de Comunidad Valenciana CESM un día después de que la consellera de Sanidad, la socialista Ana Barceló, sacase pecho en las Cortes Valencianas por su política de "refuerzos" para el verano.

Noticias relacionadas

No es la primera vez que CESM y otros sindicatos de sanitarios denuncian la "improvisación" y "chapuza" en la gestión del equipo de Barceló. Se lo llevan diciendo desde que hace meses decidió despedir a los refuerzos contratados por el Covid y fue la última comunidad en hacer un proceso de selección para refuerzos de verano.

Recuerdan que la atención a pacientes con síntomas de Covid requiere protocolos especiales y mucho más tiempo para evitar contagios entre los sanitarios, que se están multiplicando en la Comunidad.

"Un 20% de refuerzos es una miseria, y se lo dijimos. A estas alturas ya no sabemos si "desde la Conselleria se hizo a sabiendas porque es imposible gestionar tan mal". Así de contundente se muestra el secretario general del Sindicato, Víctor Pedrera, que incluso ha lanzado un tuit denunciando la situación.

Tuit del secretario general del Sindicato Médico.

¿Dónde están los refuerzos?

La consellera de Sanidad aseguró el lunes en sede parlamentaria que red pública sanitaria valenciana cuenta en estos momentos con un refuerzo de 13.803 profesionales, entre los contratos covid-19 que se han renovado, el Plan de vacaciones y los nuevos rastreadores.



Barceló aseguró que se reforzó con 9.045 profesionales la plantilla habitual durante 2020; que este año se han renovado 6.053 contratos, de los que 2.146 son de Atención Primaria, y que todo el personal de enfermería, 900 profesionales, ha visto renovados sus contratos covid, hasta el 31 diciembre.



A estos recursos, explicó, hay que añadir 7.300 nuevos contratos del Plan de vacaciones y de refuerzo de verano, de los cuales aproximadamente 2.000 se destinan a los centros de Atención Primaria, además de la contratación de 450 rastreadores para reforzar el seguimiento de los contagios de coronavirus.



Desde el CESM niegan la mayor y como ejemplos exponen el calendario de citas de un médico cualquiera de Atención primaria. "Murcia sacó mucho antes su plan de refuerzo y se ha llevado todos los médicos. Hacen contratos más largos que en la Comunidad Valenciana que son de hasta tres meses y pagan mejor".

De hecho, el despido de 3.500 sanitarios de refuerzo hace dos meses fue un escándalo de escala nacional. A algunos se les comunicó su rescisión contractual vía Whatsapp. Barceló sigue negándolo pese a las pruebas publicadas.