Alicante

"Mi hijo E.M. se ha sentido más seguro y reconocido porque la maestra ha podido atenderle más y mejor al ser menos en clase", explica S. J., mamá de este alumno de 6 años del colegio público Les Arrels de Elche. "También lo he notado más tranquilo porque hay menos 'jaleo' en el aula y se consigue un ambiente menos estresante", añade, tras pedir que no se incluyan sus nombres.

Noticias relacionadas

Esta sensación de mejora de la calidad educativa durante el curso académico 2020-21, que hemos dejado atrás, se sucede entre el alumnado, sus progenitores y el profesorado. La explicación, señalan diferentes fuentes consultadas, obedece a la bajada generalizada de la ratio a 20 alumnos que adoptó la Conselleria de Educacion para evitar contagios de coronovarius, una medida que surtió efecto.

Para el nuevo curso, en cambio, "la vacunación masiva de todo el personal educativo y de gran parte de la población" ha llevado al gobierno valenciano a volver a las ratios prepandemia, explican fuentes de Educación a este periódico, con la consiguiente desilusión y enfado de la comunidad educativa.

Así, en lugar de 20 alumnos y alumnas, se pasará a 25 escolares en Infantil y hasta tercero de Primaria, a 30 en el resto de Primaria, también a 30 alumnos en ESO y FP y a 35 en Bachillerato.

"Oportunidad perdida"

"Es una oportunidad perdida que hemos denunciado", explica Ignasi Amorós, secretariado intercomarcal en Alicante del STEPV, sindicato que el pasado 1 de julio se concentró por el mantenimiento de ratios. De hecho, se trata de una reivindicación histórica de todos los representantes de los trabajdores que solo por cuestiones de la pandemia se ha atendido, recuerda este sindicalista. 

En los últimos meses, y antes de que Educación confirmara la vuelta de ratios, diferentes colectivos de todo el país han recogido firmas para su mantenimiento. También han proliferado los vídeos en redes sociales con testimonios en primera personas de padres y del cuerpo docente apoyando esta medida que mejoría la atención del alumnado. 

Una de las plataformas más activas es 'Yo estudié en la Pública'. Nacida como contestación a los recortes en Educación que se sucedieron en la anterior crisis económica, uno de sus impulsores, Fernando Arribas, explica a este medio que "se ha normalizado que en España tengamos una de las ratios más elevadas de Europa". 

"España está a la cola de Europa, pero es que la Comunidad Valenciana está a la cola de España, incluso Murcia ha mejorado su ratio gracias al margen que se le da a las comunidades autónomas desde el Estado, pero Valencia no", denuncia Hendrik Vaneeckhaute, psicomotricista belga que trabaja en Elche.   

Más ratio, más trastorno

"Con la bajada de ratio por la pandemia se han mejorado los resultados académicos y de convivencia (bullying) y eso es algo constatable", afirma Arribas, profesor de Secundaria en el pueblo madrileño de Villalba. 

"Para que un niño esté bien en el aula, tiene que tener suficiente atención del adulto cuidador y si nota que no se establece un vínculo seguro porque este no tiene tiempo de atenderle, se estresa", defiende Vaneeckhaute.

"Las ratios elevadas son la principal causa del estrés en los niños y niñas", añade la Plataforma por un Cambio Educativo. Y con estres prolongado, llegan "las alteraciones en el cerebro", lo que produce "dificultades de aprendizaje o problemas de comportamiento", entre otros.

"Con tan poca atención, los niños se convierten demasiados pasivos o se convierten en niños hiperactivos", insiste Vaneeckhaute. "Por este motivo cada vez hay mas trastornos infantiles, porque los niños están cada vez mas desconectados de los adultos", aduce.

¿Solución?

Es posible reducir la ratio, como ha venido acometiendo Europa en las últimas décadas, siempre y cuando se invierta más en Educación, coinciden todas las fuentes. De nuevo nos encontramos con una oportunidad perdida puesto que la nueva ley educativa, la LOMLOE, "solo ha hecho una apuesta tímida por aumentar el PIB en Educación", señala Fernando Arribas. 

"PSOE y Unidas Podemos se comprometieron hace seis años con 45 colectivos a aumentar al 7% del PIB la inversión en Educación y con la nueva ley se llegará como máximo al 5% en cuatro años, algo que es insuficiente para mejorar la calidad educativa", sostiene. 

¿Propone la LOMLOE una mejora de la ratio? "No, mantiene la ratio que había", responde Ignasi Amorós, del STEPV. "La LOMLOE se ha quedado muy coja con respecto a la problemática de ratios, porque ni lo plantea", añade Arribas.

Al final, con las ratios por los aires, llegando a ser el doble de alumnos en las clases españolas que la media europea en el ciclo infantil, y sin que haya un cuerpo legal o iniciativa política que lo remedie, todas las fuentes sostienen que la 'mala' educación seguirá instalada en las aulas, salvo pandemia que 'lo remedie'.