Redacción | Agencias Miquel Hernandis

Las voces del Misteri d'Elx volverán a oírse este año. Lo harán de manera especial debido a las restricciones sanitarias por las que se ha tenido que suspender por segunda vez consecutiva la representación

Noticias relacionadas

Esta es la decisión que ha aprobado la Junta Rectora de la representación sacramental más antigua que se monta en Europa. La idea es que tanto el 14 como el 15 de agosto diversos miembros de la Capella y Escolanía interpreten algunos de los motetes que les correspondería cantar en la basílica de Santa María.

Así, los días de La Vespra y La Festa volverán a estar acompañados por estos cantos religiosos. "El objetivo es conmemorar la asunción de la Virgen con un acto compatible con las restricciones sanitarias", han informado las fuentes del Patronato del Misteri d'Elx en un comunicado que recoge Efe.

"A diferencia de la interpretación original de La Festa, estos cantos pueden llevarse a cabo de acuerdo con las recomendaciones sanitarias", han indicado las mismas fuentes. Eso sí, como han matizado se estará pendiente "siempre" de si la evolución de la pandemia lo permite.

La hora

En este sentido, según han anunciado, los cantos que se interpretarán el 14 y el 15 de agosto "tendrán lugar después de las vísperas que se celebran en la basílica de Santa María, ambos días a las 18 horas".

¿Qué es lo que se cantará? Si se seguirá el orden de la representación es algo que está aún pendiente de concretar. En las próximas semanas, señala la nota de prensa, "el Patronato detallará las piezas que vayan a cantarse y el resto de acciones asociadas".

Desde el Patronato se ha agradecido al pueblo de Elche su contribución a seguir haciendo presente el Misteri. Un hecho que consideran significativo a pesar de la ausencia de representaciones por la situación de la pandemia.

El pasado junio la junta decidió aplazar las representaciones de este drama sacro-lírico de origen medieval, al igual que muchas otras fiestas en la Comunidad Valenciana. Como reconocen en su contra juega el hecho de que para hacerlas posibles no se pueden mantener las distancias de seguridad entre cantores y operarios, ni se puede garantizar el uso de la mascarilla.

Francisco Borja, presidente ejecutivo del Patronato, reconocía entonces que "pese a que se trata de una decisión difícil, entendemos que ésta es la opción más prudente". En particular razonaba que "si bien el estado de alarma no está vigente, el riesgo de contagio sigue existiendo".

"Las recomendaciones sanitarias siguen pasando por evitar espacios cerrados, congestionados o que entrañen contactos cercanos. Y, en este sentido, desde la junta rectora del Patronato consideramos que es la mejor decisión que podemos tomar desde el punto de vista de la salud pública y de la seguridad de la ciudadanía", subrayaba en aquel momento Borja.