Alicante

Najat El Hachmi (Marruecos, 1979) llegó a la ciudad barcelonesa de Vic cuando tenía ocho años. Nada más mudarse a la casa de su padre notó el contraste entre los dos países. Su ciudad de origen es Nador, una pequeña ciudad marroquí situada a 15 kilómetros de Melilla. Para ella, "la ciudad española en ese momento lo tenía todo, o al menos, todo lo que no había en su ciudad de origen".

Noticias relacionadas



La escritora estudió Filología Árabe en la Universidad de Barcelona, y ha trabajado como mediadora cultural y técnica de acogida. Además, es una gran defensora de la lucha feminista.

En 2004 escribió Jo també sóc catalana, un ensayo sobre la integración de las personas inmigrantes en la cultura catalana. Cuatro años después ganó el premió Ramón Llull con El último patriarca. Ahora está trabajando en la promoción de su última novela El lunes nos querrán, con la que ha conseguido el Premio Nadal 2021.

Un entorno opresor

La obra cuenta la historia de una chica de diecisiete años que vive en un entorno complicado rodeado de opresión. Ella anhela la libertad que tienen otras chicas de su edad. Le gustaría descubrir su verdadera identidad y sentirse al fin feliz.

Todo empieza cuando conoce a otra chica con unos padres muy diferentes a los suyos. Puesto que, su nueva amiga representa todo lo que ella ansía en ese momento, y juntas se enfrentan a los primeros problemas de la vida adulta.

La autora ya ha tenido sus primeras críticas sobre la novela. Aunque los lectores tienen opiniones muy diferentes, la mayoría de ellos coincide en una cosa: la rapidez con la que devoran la historia. "Supongo que eso es buena señal", afirma El Hachmi.



Según cuenta la autora hay dos tipos de lectoras (sí, lectoras porque la mayoría son mujeres). Por un lado, están aquellas chicas que desconocen la realidad de la protagonista para las que la historia es realmente dura. Por otro lado, están aquellas que viven o han vivido una situación parecida. Para estas últimas es muy gratificante ver su historia representada en una novela. "No me dicen que el relato sea muy duro, sino que más bien suaviza un poco esa realidad porque ellas han vivido cosas mucho peores", cuenta la escritora.



Un tema crucial en El lunes nos querrán es el sentimiento de la soledad. Pero no la que uno elige por voluntad propia, sino la que se siente cuando la familia no entiende tu forma de entender la vida. Para Najat El Hachmi esa soledad es muy dura, pero "el sometimiento a las normas y voluntad de los demás puede ser mucho peor". La escritora catalana añade: "Al final te acabas creando tu propia vida con aquellas personas con las que tienes afinidad. Es duro pero, puedes acabar teniendo una familia que te acepte tal y como eres, aunque no sea la que te ha criado".

La búsqueda de libertad



La historia no es autobiográfica, aunque está basada en la vida de muchas otras mujeres que han pasado por cosas parecidas. Claro que hay elementos diferenciales que provienen de El Hachmi, pero lo que sobre todo comparten la protagonista y su creadora es el sentimiento de lucha por todo. "La lucha por cosas muy básicas, por tirar hacia adelante, por trabajar, por estudiar, por tener, así como por la conquista de la libertad", explica la escritora.



El lunes 24 de mayo, Najat El Hachmi estará en la 51.ª edición de la Feria del Libro de Alicante. Precisamente la capital de la provincia fue el último sitio que visitó la escritora catalana de origen marroquí antes de que estallara la pandemia en 2019. El Hachmi fue como ponente a una charla sobre feminismo en la Universidad de Alicante. Afirma que tiene ganas de volver, y que esta oportunidad le servirá para "volver a retomarlo donde lo dejamos".

La escritora coincidirá en la Feria del Libro alicantina con otros dos autores que también ganaron el Premio Nadal. Ellos son Ana Merino y Víctor del Árbol. "Una feliz casualidad", concluye la autora.