Alicante

No está siendo un verano fácil para los empresarios turísticos de la Comunidad Valenciana. Los datos de incidencia se han disparado en las últimas tres semanas y la región se encuentra en rojo en todos los mapas del continente. A pesar de esto, los datos de ocupación van creciendo y todo sigue su curso natural a la espera de ver qué pasa en los mercados internacionales, muy especialmente Reino Unido.

Noticias relacionadas

Esta situación está empezando a afectar a las reservas, con una previsión en los hoteles de Benidorm de diez puntos menos para esta semana. Y todo en un escenario donde el cliente por abrumadora mayoría es español, con nueve de cada diez reservas. 

La patronal de la ciudad, Hosbec, destaca que el mercado nacional "vuelve a ser el que, una semana más, salva los muebles del turismo valenciano". También indica que la temporada alta "sigue avanzando en hoteles abiertos, en ocupación hotelera y en registros máximos durante los fines de semana".  

"El análisis de los datos realizado nos muestran que el ritmo de ocupación, sobre todo durante los fines de semana y de apertura de hoteles, sigue avanzando en términos positivos", agregan. Hasta la fecha no se han registrado efectos "por los malos datos de contagios y las medidas restrictivas adoptadas por el Consell", pero eso puede estar a punto de cambiar.

Según Hosbec, ya se aprecia "una ralentización en el ritmo de reservas y algunos pickups negativos (diferencia entre reservas y cancelaciones) que bajan 10 puntos los datos de la previsión para esta semana". "Además, muchos establecimientos han comunicado cancelaciones de eventos y reuniones en un mercado que estaba empezando a despegar de nuevo", añadieron. 

Mejores zonas y mercados

Castellón y la Costa Blanca son las dos zonas turísticas de la Comunidad Valenciana que registran los mejores datos de ocupación media durante la pasada semana, con una media entre el 71 y el 73%. Respecto a los mercados, de media, el 85% de los turistas alojados en hoteles son españoles, aunque sigue destacando el 27% de turismo internacional de la ciudad de Valencia. 

Para Benidorm, sin embargo, muchas de las esperanzas están puestas en Reino Unido, que este próximo lunes elimina restricciones y permitirá viajar a los ciudadanos inmunizados. Esto ha hecho que, por primera vez, los empresarios tengan esperanzas de poder materializar las reservas que tienen para agosto.

La gran duda está en si el Gobierno británico no decidirá endurecer su clasificación a España de forma inminente, ante el espectacular aumento de contagios. De momento el país se encuentra en la zona ámbar de Reino Unido, y el sector turístico espera que eso no cambio.

De momento Francia, segundo mercado internacional para el país, ya ha dicho que no impondrá medidas adicionales (de momento) para quienes viajen a España y Portugal. Una buena noticia en medio de un verano atípico y aún marcado por la pandemia.