Alicante

Optimismo moderado en el sector turístico de sol y playa después de que Reino Unido esté barajando la idea de permitir a sus ciudadanos completamente vacunados poder irse de vacaciones sin restricciones. En concreto, y según adelantó esta semana 'The Daily Telegraph', el Ejecutivo de Boris Johnson estaría planteándose eximir de cuarentena a aquellos británicos que viajen a países en ámbar y que hayan recibido la pauta completa de inmunización.

Noticias relacionadas

¿De cuánta gente estaríamos hablando? Pues según los datos más recientes (el pasado viernes día 18), sería el 45,77% de su población, es decir, algo más de 30 millones de personas. Pero es que el avance de la vacunación en el país anglosajón avanza a muy buen ritmo, por lo que la cifra podría ampliarse en breve a otros 12 millones de ciudadanos que ya han recibido al menos una dosis. 

De confirmarse, la noticia podría suponer un importante balón de oxígeno para el sector turístico español, ya que en la práctica supondría recuperar su primer mercado internacional con más de 18 millones de turistas en el último año prepandemia, 2019. Reino Unido aporta algo más de la quinta parte de los visitantes extranjeros (84 millones). 

Sin embargo, en algunos destinos como la Comunidad Valenciana la dependencia es aún mayor, con aproximadamente un tercio de las llegadas. Es por esto por lo que el retraso en el plan de desescalada británico, debido principalmente a la nueva variante india, ha hecho que el sector turístico tema que se retrase la recuperación de su mercado estrella hasta octubre o incluso noviembre.

La medida del Gobierno británico recuerda en la práctica al pasaporte de vacunación europeo, denominado oficialmente certificado digital, con el que un turista se puede mover entre los estados miembros sin restricciones. En el caso de la UE, hay tres supuestos: con una pauta completa de inmunización, habiendo pasado recientemente la enfermedad o con una prueba PCR negativa. 

En los últimos meses el Gobierno y algunas autonomías han tratado de que Reino Unido tuviese en cuenta determinadas zonas de España de manera independiente por su baja incidencia. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, incluso se reunió con el embajador británico en España para que tuviese en cuenta las especificades de su territorio, pero no tuvo éxito. 

Sin británicos, destinos como Benidorm, una de las principales ciudades turísticas de España, aspira a tener el 60% de ocupación de otros años, por ejemplo. La desescalada en el municipio está siendo muy progresivo, y se espera que a principios de julio un 70% de su planta hotelera esté ya abierta.