Alicante

El pleno de la Diputación de Alicante ha dejado sobre la mesa y hasta que lo estudien todos los grupos políticos, el informe elaborado por los servicios jurídicos de la institución provincial sobre el anteproyecto de ley del Fondo de Cooperación Municipal que pretende aprobar el gobierno que preside Ximo Puig.

Noticias relacionadas

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón (PP), argumentó que pretende “apurar todas las vías del diálogo, porque estoy convencido de que si hay voluntad, habrá acuerdo”. Desde hace un año no se reúne la comisión bilateral para tratar los litigios entre la Diputación y la Generalitat valenciana.

Mazón ha pedido comparecer en las Cortes Valencianas, junto a los expertos, para exponer la postura de la institución y los informes jurídicos y técnicos que “de forma rigurosa” la respaldan, apelando entre otras cuestiones a la autonomía local. Entre tanto exige que se reactive la comisión bilateral "para tratar de evitar, cosa que no queremos, otras vías”, en clara alusión a las judiciales.

Vacunación irregular

Con tres mociones diferentes, apoyadas por distintos grupos, en el pleno provincial no ha dejado clara la situación en la que queda Bernabé Cano. El diputado popular se vacunó de forma irregular en una residencia de ancianos. El socio de Gobierno del PP, Ciudadanos, exigió la retirada de sus competencias en Deportes y el PP aceptó.

Cs ha defendido (con el apoyo del PP y Compromís) que, para garantizar la máxima transparencia en este proceso, dimitan o se cese a los cargos vacunados de forma irregular. El PSOE se abstuvo en la votación.

El PSOE, sin embargo, a  través de su portavoz Toni Francés, asegura que el equipo de Gobierno de PP-Cs ha tejido "una cortina de humo" porque de lo que se trataba era de reprobar la vacunación de Bernabé Cano. Entendiendo que ésta se ha producido, exigió que dimita o que Mazón le expulse del PP.

El portavoz de Cs, Javier Gutiérrez, afeó la conducta "hipócrita y vergonzosa" de los socialistas, ya que, “la abstención del PSOE a esta moción es una muestra de su doble vara de medir, demostrando que solo los demás hacen las cosas mal, un ejercicio de escapismo y un intento fallido de dar una imagen de limpieza que no se corresponde con la realidad”. 

Otro caso

Bernabé Cano se ausentó durante este punto del orden del día. No así el también popular Juan Bautista Roselló, a quién apuntó directamente hace días la consejera de Sanidad Ana Barceló. Luego, la Consejería archivó su expediente. 

Tras explicar que mantiene un trato directo y personal con el equipo médico y los usuarios del Doctor Esquerdo, Roselló ha manifestado que fue Salud Pública quien indicó que debía administrarse la vacuna a todo el personal del centro y quien ratificó el listado en el que se incluyó su nombre. 

“Si (Barceló) no rectifica y mientras mi primera vacunación no esté completamente investigada y aclarada, no aceptaré la segunda dosis y emprenderé acciones legales por esta discriminación”, ha añadido el diputado.