Alicante

La Diputación de Alicante ha comunicado ya retirada de competencias al miembro del equipo de Gobierno, Bernabé Cano (PP), por acuerdo de la coalición entre PP y Cs. Lo harán al margen de las conclusiones que adopte la Comisión de Investigación que la institución va a constituir. Cano, también alcalde de La Nucia, deja sus funciones en el área de Deportes.

Noticias relacionadas

Esta comisión, impulsada por Ciudadanos, investigará no sólo este caso, sino todo el proceso de vacunación de políticos, asesores y funcionarios de la institución vacunados al margen del calendario.

Cano no recuperará ya sus competencias con el fin de que el episodio de su vacunación “no afecte a la buena marcha del Gobierno de coalición y empañe el trabajo que hasta ahora se ha venido realizando”, según han destacado el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, y el portavoz del Grupo Ciudadanos, Javier Gutiérrez.

Pacto de legislatura

La oposición acusa a Cano de "presentarse en contra del reglamento antiCovid en la residencia de mayores de su pueblo para hacer un anuncio propagandístico sobre la vacunación y para ponerse la vacuna sin que le correspondiera". Él es médico en excedencia.

Gutiérrez ha manifestado que lo más importante en este momento es “evitar que las actitudes personales afecten a los objetivos que el Partido Popular y Ciudadanos se marcaron en su acuerdo de gobierno en la Diputación de Alicante”.

Todo ello después de que el líder de Cs en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, haya pedido reiteradamente el cese de competencias del alcalde nuciero.

Desde la Comisión de Investigación que la institución provincial abrirá se requerirá, asimismo, al Gobierno de la Generalitat a que “haga públicos los listados de todos aquellos cargos que hayan recibido la vacuna”, y que aclare sus responsabilidades en el cuestionable proceso de vacunación.

Presiones como alcalde

Cs en La Nucia ha también la dimisión de Cano como alcalde en pleno municipal, donde la he exigido explicaciones. Su portavoz, Rafael Congost, ha calificado "previsible y decepcionante" la negativa del también diputado provincial a dejar el cargo.

También el PSPV-PSOE se ha unido a la cruzada. Desde el grupo socialista en la Diputación de Alicante se ha alertado ante el hecho de que Cano siga recibiendo retribuciones como diputado con dedicación exclusiva pese a la retirada de competencias, porque “legalmente no se puede hacer”.

“Según el Régimen Económico de los Diputados aprobado en la Diputación, es inviable. Es posible que esta fuera la intención de ambos partidos, pero no lo pueden hacer”, apuntó el portavoz socialista Toni Francés.

También Compromís pretendía llevar este asunto a pleno provincial si el equipo de Gobierno no retiraba las delegaciones a Cano.