Acoso online

El árbitro gay, víctima de un montaje con insultos a 'La Veneno': "Me tienen hasta los cojones"

En la jungla. Los acosadores de Jesús Tomillero difunden una falsificación para desacreditarle y hacerle pasar por transfóbico.

Jesús Tomillero y el falso tuit que se le atribuye.

Jesús Tomillero y el falso tuit que se le atribuye. EL ESPAÑOL

  1. Árbitros
  2. Cristina Ortiz (La Veneno)
  3. Homofobia
  4. Twitter
  5. Acoso

Insultos, pedradas, huevazos, más de mil amenazas en las redes sociales... Es parte del precio que ha tenido que pagar Jesús Tomillero Benavente por ser el primer árbitro en salir del armario. Desde que protegió su cuenta de Twitter para escudarse del incesante acoso, sus perseguidores han ideado con siniestra malicia una nueva forma de herirle: empañar con una falsificación su activismo contra la homofobia, aprovechando el triste suceso que ha dejado a 'La Veneno', icono de la televisión de los 90, en coma.

Así, en el entorno habitual de acosadores del árbitro empezó a circular una presunta captura de su timelineCelebro la muerte de este adefesio, intentó [sic] de mujer, solo me da asco... que se pudra en el infierno. A los trolls que no han dejado de insultar a Tomillero con una inusitada violencia verbal, les tocaba el turno de hacerse los ofendidos. "La intolerancia y la violencia vienen de quien menos te lo esperas", lamentaba con lágrimas de cocodrilo en su cuenta uno de los difusores del bulo.

El estátus de cuenta protegida de Tomillero no permitía inmediatamente comprobar si el tuit era real o no para quienes no son seguidores autorizados del árbitro. En cualquier caso, los organizadores de la manipulación pasaban rápidamente a asegurar que el colegiado había borrado el tuit. Algunos usuarios engañados llegaban a poner en copia a la cuenta de la policía, instándoles a actuar.

No todos se dejaron embaucar. En defensa del árbitro acudían dos influyentes tuiteros, el rey del meme Bob Estropajo y Pepo Jiménez, editor de Memésis, que daba la clave: en Favstar se pueden ver todos los tuits de la cuenta de Tomillero, por protegidos o borrados que estén. Y los presuntos insultos transfóbicos no aparecían por ninguna parte. Lo que sí podía leerse era su reacción al tener conocimiento del bulo: "Están trucando mis tuits. Nunca he borrado nada de lo que pongo".

"¿Cómo podría escribir algo así?"

EL ESPAÑOL habla con Jesús Tomillero momentos antes de que tome un avión a Holanda, en donde pronunciará una conferencia sobre homofobia en el deporte. Desmiente categóricamente haber insultado de ninguna de las maneras a 'La Veneno'. "Yo, que defiendo los derechos de los homosexuales, ¿cómo podría escribir algo así sobre alguien que está sufriendo?".

El montaje, explica, se ha hecho de la manera más elemental: con Photoshop, superponiendo un texto al encabezado de su cuenta de Twitter. "Desde que he ganado notoriedad no paro de tener problemas con los trolls" - lamenta Tomillero. Efectivamente, el arbitro y activista está en el blanco de un grupo de acosadores que se divierte buscando maneras de hacerle la vida imposible.

Empezaron de la manera más cruel, enviándoles imágenes violentas y amenazas. Operan desde Latinoamérica, donde las leyes sobre acoso online son laxas cuando no inexistentes. Y si Twitter les cierra la cuenta, reaparecen con otras tantas nuevas. "Me tienen hasta los cojones", se desfoga el colegiado.