Machismo

"Tenemos que ser 'guapas'": las lecciones sobre sexismo de una niña que emocionaron a Errejón

En la jungla. Con tan solo ocho años, el análisis de Daisy Demonds sobre las diferencias entre la ropa de niños y niñas ha dado la vuelta al mundo para sacarle los colores a la industria textil infantil. 

El vídeo crítico se ha hecho tan viral que hasta Tesco ha respondido a la pequeña Daisy.

El vídeo crítico se ha hecho tan viral que hasta Tesco ha respondido a la pequeña Daisy.

  1. Machismo
  2. Niños
  3. Infancia
  4. Educación
  5. Youtube

“Es injusto porque todos piensan que las niñas solo deberían ser guapas y que los chicos deberían ser aventureros. Me parece mal”. Así de tajante se muestra la pequeña Daisy, de apenas 8 años, cuando ve la oferta de prendas infantiles que ofrece el supermercado Tesco.

“¿Por qué la ropa de niños y niñas tiene que ser diferente? Somos igual de buenos”, le cuestiona a su madre mientras comienza a analizar las diferencias entre los mensajes estampados en las camisetas diseñadas ‘para ellos’ o ‘para ellas’.

Un pequeño corte en el vídeo y llega el momento de mayor crispación por parte de la pequeña. Que la camiseta masculina lleve un mensaje inspirador como ‘piensa creativamente’ mientras que la femenina apenas tenga un simple y plano ‘hey’ hace que la pequeña se lleve las manos a la cabeza: “¿Qué significa eso? ¿qué te inspira a hacer?”, se pregunta la pequeña mientras muestra a cámara los distintos modelos que hay en la sección infantil.

“Eres mi héroe y te gusta el verde, ¿por qué no te compramos la camiseta para niños?” le propone su madre, y ella asiente con la cabeza tomando una última decisión: “Las niñas pueden ser héroes así que las dejaré en la sección de niñas”.

La pequeña da toda una lección de valores denunciando cómo el sistema de consumo está plagado de mensajes sexistas que los niños tienen que portar desde bien corta edad. Ideas que hasta el número dos de Podemos, Iñigo Errejón, ha compartido orgulloso en sus redes sociales.

Otros tantos usuarios planteaban la veracidad, o más bien ‘naturalidad’, de este tipo de declaraciones infantiles. No es la primera vez que un menor da lecciones a la sociedad sobre el sexismo en juguetes, ropa y actitudes que observan en los adultos utilizando un vocabulario y expresiones que parecen casi guionizadas por quienes ‘curiosamente’ encienden la cámara en el momento de su speech.

Al margen de las conspiranoias sobre el trasfondo de la charla de Daisy, lo cierto es que el vídeo ha sido compartido más de 16.000 veces y cuenta con más de 1,4 millones de reproducciones sólo en Facebook a las que habría que añadir los otros tantos miles que acumula en las diferentes versiones que se han subido a YouTube.

Ante el largo recorrido que está teniendo el vídeo y la repercusión tanto en medios británicos como internacionales, la marca responsable de la polémica, la inglesa Tesco, contestó a la familia de Daisy después de que un periódico local se pusiese en contacto con la compañía. “Respondieron con un mensaje agradeciendo nuestra opinión. Luego nos enviaron un correo electrónico preguntando si podían enviar ropa a Daisy y asegurando que valorarían su opinión”

No obstante, la empresa también aprovechó para enviar un comunicado a la prensa para acallar las voces críticas: “Ofertamos un amplio rango de prendas adecuadas para niños y niñas y escuchamos los puntos de vista de nuestros clientes cuando revisamos nuestra gama de productos. Nos gustaría agradecer a Daisy el haber dado su opinión y le aseguramos que llegarán nuevos estilos a nuestras tiendas en breve”.