TVE

¿Está mi hijo en peligro? TVE retira un capítulo de unos dibujos por 'frivolizar' con las alergias

En la jungla. Decenas de padres y madres denuncian que los niños podrían tratar de emular el comportamiento de los protagonistas.

La escena de la serie de dibujos 'Jaime Tentáculos' que ha desatado la polémica.

La escena de la serie de dibujos 'Jaime Tentáculos' que ha desatado la polémica. TVE

  1. TVE
  2. Defensor del menor
  3. Niños
  4. Televisión
  5. Dibujos animados

No es la primera vez y, a buen seguro, tampoco será la última. Televisión Española se ha visto obligada a retirar de Clan TV un capítulo de una de sus series de dibujos animados tras las quejas de algunos padres a los que el contenido les ha parecido inapropiado para sus hijos. Esta vez, la polémica no parte de 'Bob Esponja', fuente inagotable de problemas para TVE, sino de 'Jaime Tentáculos', unos dibujos catalogados para mayores de cinco años por la cadena.

En el capítulo 'El gran convite', emitido el pasado 15 de septiembre, uno de los protagonistas de la serie se come una fresa a sabiendas de que es alérgico a esta fruta. El objetivo para llevar a cabo semejante acto es evitar que sus padres se vayan a otro planeta y así conseguir retenerlos poniéndose enfermo. "Tenemos dos hijos alérgicos a diferentes alimentos, luchamos a diario para que aprendan a protegerse y a prevenir una reacción alérgica, que en ambos casos podría llegar a ser mortal. Mi hija de siete años se quedó completamente perpleja, casi tanto como yo; me decía asustada: 'Pero mamá, que se puede morir'", se quejaba una madre en la cuenta de Facebook de Clan TV al día siguiente de la emisión.

Al parecer, ésta no habría sido la primera vez. "Hemos podido comprobar que este hecho no es algo aislado y que en al menos otros dos episodios, se hace el mismo trato imprudente y peligroso de las reacciones alérgicas. En uno de ellos, el protagonista se provoca una reacción alérgica para que su amigo extraterrestre se ría y en otro, tras una reacción alérgica del protagonista por unos pepinillos, la hermana se los pone a conciencia en su comida", continúa Elena Garcinuño en su queja. Garcinuño no entiende además el "carácter educativo o lúdico que pueden tener estos dibujos que frivolizan de esta manera sobre las alergias y las consecuencias de una reacción". 

El descontento de los padres indignados ha llegado también hasta el Defensor del Espectador de RTVE. "Me gustaría que retirasen el capítulo y que no se volviesen a emitir este tipo de episodios de cara al público infantil porque son muy volubles y se dejan influenciar muchísimo", expone ante la cámara la madre de una niña celíaca que considera que el capítulo podría incitar a su hija a "ponerse mal a propósito" en el caso de que no quisiera hacer algo.

Ante la ola de críticas, Yago Fandiño, director de Contenidos Infantiles de TVE, ha tenido que abordar el asunto de la alergia y 'Jaime Tentáculos'. "Es verdad, el episodio contenía una forma de abordar el tema de las alergias que no es el más adecuado", reconoce. "Sólo deciros que vamos a revisar los contenidos y que a partir de ahora tendremos más cuidado con este problema que afecta a muchas personas y muchos niños y con el que debemos estar sensibilizados", responde.

Una doble lectura

Pero, ¿el asunto es tan grave como para provocar la retirada del episodio de esta serie de dibujos? La escena que ha desatado la polémica se puede interpretar de dos formas distintas. Por un lado, efectivamente, se podría creer que la serie incita a los niños a llevar a cabo acciones que podrían perjudicar su salud con la única intención de conseguir sus objetivos. Sin embargo, también podría entenderse de la forma contraria. Al final, el personaje acaba enfermando tras comer la 'fruta prohibida', por lo que el mensaje sería: estas son las consecuencias que tiene incumplir las órdenes de papá y mamá.

Gabriel Pozuelo, psicólogo especializado en trastornos por ansiedad y depresión, explica que es habitual encontrar palabras inadecuadas o actos inapropiados en series de dibujos calificadas como aptas para los niños. Sin embargo, la responsabilidad sobre los contenidos que consumen los niños se reparte a partes iguales entre la cadena de televisión y los progenitores. "Una buena idea, aparte de expresar a la cadena que tengan cuidado con episodios que pueden generar cierta controversia, es no dejar a los niños solos viendo los dibujos. Así podremos rebatir lo que hace el dibujo si nos parece que está mal, y explicárselo a nuestro hijo".

Así, la reacción de los padres debería ir encaminada a prevenir este tipo de comportamientos en los niños. "Si nuestro hijo es alérgico, supongo que tendrá información de que no debe comer esas cosas. Por lo que habría que decirle algo así como: '¿Ves? Se pone enfermo porque tiene una alergia y comió algo que no podía, como yo te dije'. De esta forma convertimos ese mal ejemplo en un hecho objetivo de que tiene que hacer caso a su madre".

En cualquier caso, el psicólogo considera que el tema no está bien tratado en esta serie infantil. "En niños pequeños puede ser mal interpretado, por eso hay que explicar lo que está mal", sentencia.