Educación

La profesora que pone como deberes que hagas caso a tus hijos

En la jungla. Una maestra anuncia que este año los deberes no los harán los alumnos sino sus padres instándoles a prestar más atención a los pequeños para que mejoren como estudiantes.

Este año, curran los padres.

Este año, curran los padres. Facebook

  1. Educación
  2. Facebook
  3. Redes sociales

El eterno debate sobre si los deberes escolares sirven o no para algo está a menudo en los debates educativos. Para Brandy Young, una profesora del norte de Texas, la discusión está zanjada: este año sus alumnos no tendrán tareas para hacer en casa.

Así lo anunciaba la maestra a través de una carta que envió a los padres de sus párvulos el primer día de clase. Lo que probablemente no imaginaba Young es que su mensaje se convertiría en viral a las pocas horas de mandarlo. Una de las madres la subió a Facebook ha sido compartida más de 71.500 veces.

Durante este nuevo curso académico Young establece que los niños terminen en casa “solamente el trabajo que el estudiante no haya podido terminar durante el día escolar” sin añadir ninguna otra tarea oficial.

Nueva política de deberes: cenar en familia, leer juntos, jugar al aire libre y llevar a sus hijos temprano a la cama

Pero no sólo eso. La ‘Nueva política de deberes’ anunciada por la profesora establece que los padres pasen las tardes con sus hijos. “Eso si que se ha demostrado que les ayudará a ser mejores estudiantes”, sentencia Young, quien apoya el mensaje de su comunicado en un estudio según el cual realizar tareas extraescolares no sirve como apoyo para mejorar el desempeño de los estudiantes.

“Cenar en familia, leer juntos, jugar al aire libre y llevar a sus hijos temprano a la cama” serán los deberes del curso 2016/2017 para los padres de los alumnos de la escuela de primaria Godley del condado Jhonson.

Tras viralizarse la carta, cuyo mensaje está dando la vuelta al mundo, los responsables del distrito escolar y del centro educativo en el que ella trabaja han dejado claro que los profesores pueden hacer lo que crean necesario para mejorar el desempeño de sus estudiantes, lo que deja claro que a los padres de los alumnos de Young les va a tocar ponerse las pilas con la nueva política de deberes.