Fadwa Talssi fue asesinada por Hammou Abderrahamane el pasado domingo 25 de junio.

Fadwa Talssi fue asesinada por Hammou Abderrahamane el pasado domingo 25 de junio.

LA VIDA DE LAS VÍCTIMAS (XXXIV)

Hammou asestó 40 puñaladas y cortes a Fadwa cuando se enteró de que salía con otro hombre

La joven de 29 años había comenzado una relación con otro chico y había comenzado a rehacer su vida. Según la autopsia, Fadwa tenía hasta 40 cortes, sobre todo en la cara, en el abdomen y en la espalda.

E.E.

Hammou Abderrahamane descubrió que su exnovia, Fadwa Talssi, había comenzado a salir con otro chico y planeó asesinarlaHacía cuatro meses que Fadwa, de 29 años, había decidido romper su relación con Hammou, de 43. Ambos eran de origen marroquí (ella de Nador, aunque había conseguido la nacionalidad española) y llevaban siete años juntos. Vivieron juntos en un piso en la localidad de La Pineda (Tarragona), hasta que ella se mudó a Cambrils con una de sus hermanas mellizas (eran tres en total).

Según las últimas investigaciones policiales, Hammou se acercó temprano a casa de Fadwa. Ella trabajaba de camarera desde hacía cinco años en una heladería de La Pineda; su turno del domingo comenzaba a las ocho de la mañana y terminaba a las tres de la tarde. Hammou se presentó en casa de Fadwa y le pidió acompañarla para hablar. Se subió al coche de ella, un Peugeot 206 gris, pero lo que ella no sabía es que Hammou había salido de casa con un cuchillo escondido bajo la ropa.

Todavía se desconocen las causas por las que ella acabó parando el coche en la carretera T-325 que une Cambrils con Salou (conocido como Vial del Cavet), frente a la entrada del Camping Sangulí Salou. Quizá la atacó mientras conducía o quizá se paró al ver que Hammou planeaba algo. Pero Fadwa no salió con vida de ahí

La heladería en la que trabajaba Fadwa Talssi.

La heladería en la que trabajaba Fadwa Talssi.

Tenía hasta 40 cortes en el cuerpo

En el coche la apuñaló múltiples veces (tantas que se considera ensañamiento, según fuentes judiciales) y la dejó en el asiento del conductor. Según la autopsia, Fadwa tenía hasta 40 cortes, sobre todo en la cara, en el abdomen y en la espalda. Después, con la ropa llena de sangre, el agresor se dirigió andando a la comisaría de Mossos de Salou. Llegó a las ocho y cuarto de la mañana y confesó lo que había hecho. Los agentes no pudieron hacer nada por ella. La encontraron ya muerta, con el cinturón puesto y el arma del crimen al lado.

Sosu Feten, una joven marroquí instalada en Tarragona, cuenta a EL ESPAÑOL que Fadwa había rehecho su vida con un chico que había conocido hace poco, también camarero pero en un bar de Cambrils. Sosu trabajaba, precisamente, con el nuevo novio de Fadwa. "A menudo, cuando acababa su turno, Fadwa iba al local a esperarle mientras hacía tiempo tomando un café", apunta Sosu. La hipótesis que barajan los investigadores es que Hammou la asesinó cuando se enteró de que Fadwa había comenzado a salir con otra persona.

Fadwa Talssi tenía 29 años y era procedente de Marruecos.

Fadwa Talssi tenía 29 años y era procedente de Marruecos.

Desde que Fadwa decidió dejar a Hammou tras siete años de relación, se fue a vivir a Cambrils con una de sus hermanas mellizas. Siguió trabajando como camarera en la heladería-cafetería Sanchis (en la avenida Pau Casals de La Pineda), donde lo había hecho los últimos cinco años. Estos días los dueños han colgado un crespón negro para homenajear a Fadwa, que era muy querida por los clientes habituales. "Su madre vive en Reus y su padre permanece en Nador, donde ejerce como policía. Era una chica muy dulce y encantadora", recuerda Sosu.

El feminicidio tuvo lugar el pasado fin de semana en el que también ha sido asesinada otra mujer: Encarnación, de 39 años y procedente de Sevilla. Además, la Policía Nacional también ha informado de que este fin de semana hubo otro caso de violencia machista (aunque no mortal) en Las Palmas de Gran Canaria. Según han explicado fuentes oficiales, un hombre de 66 años fue detenido acusado de maltratar durante años a su mujer, que no se había atrevido a denunciarle antes porque la amenazaba con matarla a tiros. Los investigadores afirman que el arrestado había llegado a ponerle una escopeta en la sien a su víctima para atemorizarla, ordenándole no salir de su casa.