Donald Trump

Trump se jacta en un vídeo de 2005 de que "si eres una estrella, las mujeres te lo permiten todo"

El candidato republicano se ha visto obligado a pedir disculpas, argumentando que fue una "conversación de vestuario, una charla privada".

El candidato republicano, Donald Trump, durante un acto de campaña.

El candidato republicano, Donald Trump, durante un acto de campaña. Reuters

  1. Donald Trump
  2. Elecciones EE.UU. 2016
  3. Machismo
  4. Sexo
  5. Partido Republicano
Que la boca de Donald Trump le suele colocar en el ojo del huracán no es nada nuevo. Sin embargo, lo que tal vez no esperara el candidato republicano a la Casa Blanca es que, entre las disculpas que ha tenido que pedir en los últimos tiempos por sus habituales salidas de tono, se le iba a añadir otra tan inesperada a estas alturas como vulgar: la de una conversación privada en 2005 en la que se jacta de que "cuando eres una estrella [las mujeres] te permiten hacer cualquier cosa".
Es una de las frases más suaves, pese a todo, del vídeo que ha hecho público este viernes The Washington Post. Aunque la grabación tiene imagen, durante buena parte de la misma sólo se puede escuchar al magnate dialogando con Billy Bush, una estrella televisiva, mientras ambos están dentro de un autobús en el que llegaban a un estudio de televisión para participar en el programa.
Durante la charla, plagada de lenguaje obsceno y machista, Trump se jacta de su facilidad para seducir a las mujeres pese a que su particular teoría comienza con un fracaso: "Hice un acercamiento a ella como una perra, lo admito", reconoce. "Intenté fornicar con ella, aunque estaba casada", dice. "Después de todo la volví a ver y ahora tiene unas enormes tetas de mentira. Ella ha cambiado totalmente su apariencia", asegura.

Meses después de su boda con Melania

El vídeo fue tomado unos meses después de que Donald Trump se casara con Melania -un enlace al que acudieron los Clinton-, si bien de desconoce cuándo se produjo el episodio que narra. El caso es que tras esta anécdota, el autobús que les transporta alcanza su destino. Desde dentro, ven a Arianne Zucker, una actriz que les estaba esperando en el aparcamiento para acompañarles al plató. Y ahora es la mujer la que se coloca en el centro de los comentarios jocosos.
"Me tomaré algunos de estos caramelos por si acaso la beso", dice Trump mientras el sonido indica que agita una caja de pastillas, "tú sabes que estoy automáticamente atraído por las guapas. Siempre empiezo besándolas, no espero, es magnético, no puedo esperar", dice. Y es entonces cuando desvela su gran 'secreto': "Y cuando eres una estrella ellas te lo permiten todo, puedes hacer cualquier cosa". Incluso "agarrarles la vagina", llega a decir después, jaleado por su acompañante.

Disculpas... a su manera

A continuación, el vehículo se para y es entonces cuando vemos al millonario, hoy candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, descender del mismo y saludar a la mujer, con quien los dos hombres se adentran en un edificio para participar en el espacio televisivo.
Nuevamente unas palabras de Trump han conmocionado a la sociedad estadounidense y el republicano se ha visto obligado a pedir disculpas... a su manera, claro: "Esto fue una conversación de vestuario, una charla privada que tuvo lugar hace muchos años", aseguró a través de un comunicado en el que, de paso, lanza una puya a su rival por la Casa Blanca a través de su marido: "Bill Clinton habló mucho peor de mi mientras jugaba al golf, pero me disculpo si alguien se ha sentido ofendido".
"Nunca he dicho que sea perfecto y nunca he fingido ser alguien que no soy. He dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y las palabras publicadas hoy en un vídeo que tiene más de una década son una de ellas", dijo Trump a través de un vídeo divulgado en sus redes sociales."Cualquiera que me conozca sabe que esas palabras no me definen. Ya lo he dicho: me equivoqué y pido disculpas", agregó el magnate neoyorquino.