Elecciones EE.UU. 2016

Trump y Clinton se pelean por ver quién está más sano

El republicano exige a su rival demócrata que publique informes médicos detallados mientras afronta críticas porque el suyo sugiere que da positivo en todo. 

Trump afirma que Clinton carece de la energía para ser presidente.

Trump afirma que Clinton carece de la energía para ser presidente. Efe

Presidir Estados Unidos es un trabajo duro que exige energía y entrega. Es por esto que el candidato republicano, Donald Trump, está preocupado por la salud y capacidad física de su contrincante demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

“Creo que ambos candidatos, 'Corrupta' Hillary y yo, deberíamos publicar informes médicos detallados. ¡No tengo ningún problema en hacerlo! ¿[Tú,] Hillary?”, retó Trump a la aspirante demócrata el domingo.

Aunque ahora ha arrojado el guante, en las últimas semanas Trump ha venido cuestionando que su rival esté en condiciones de cargar con el peso del país sobre sus hombros, lo que ha derivado en una pelea entre ambos sobre quién tiene una salud más robusta.

Carece de la resistencia física y mental para enfrentarse al Estado Islámico”, aseveró el multimillonario durante un mitin a mediados de agosto. Al día siguiente, el republicano dedicó palabras similares a la aspirante demócrata: “Para vencer al crimen y al islamismo radical en nuestro país (…) se necesitan una fortaleza mental y física y una resistencia tremendas. Hillary Clinton no tiene esa fuerza ni esa resistencia”. “¿Dónde está Hillary? ¡¡¡Durmiendo!!!”, tuiteó una madrugada.

Con sus comentarios, Trump se ha sumado a los rumores que pululan por internet de que Clinton convulsiona, necesita ayuda para subir las escaleras o va acompañada de un médico con una inyección por si sufre un ataque. También lo ha hecho su círculo de aliados.

Uno de los asesores de Trump, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, animó por televisión a los votantes a informarse sobre estos rumores y consultar vídeos en la red que, en su opinión, los apoyan. “Conéctate y escribe 'Hillary Clinton enfermedad'; échale un vistazo a los vídeos”, le dijo a una periodista de la cadena conservadora Fox News.

Clinton ha rechazado todos los rumores sobre su salud. En una ocasión, al ser preguntada por una periodista sobre su estado estalló en carcajadas. Y su equipo asegura haber divulgado ya un informe adecuado.

La campaña de Clinton hizo público el verano pasado una carta de dos páginas elaborada por la médico personal de la candidata que afirmaba que la demócrata era “una mujer sana”. El documento indicaba que Clinton padecía hipotiroidismo -disminución de la actividad de la glándula tiroides- y alergia al polen y revelaba su presión arterial, ritmo cardíaco y ritmo respiratorio. Asimismo, destacaba en su historial médico una trombosis venosa profunda en 1998 y 2009, una fractura en el codo en 2009 y una contusión en la cabeza en 2012.

Los certificados de Trump y Clinton.

Los certificados de Trump y Clinton.

Este último episodio llamó la atención de los medios, que lo abordaron ampliamente en aquel momento. Según el informe, el golpe provocó a la entonces responsable del Departamento de Estado un coágulo y visión doble, pero estos problemas, asegura, se resolvieron en cuestión de meses.

Con todo, la estrategia de Trump de poner en entredicho la salud de Clinton ha resultado ser un arma de doble filo, ya que ha puesto el foco sobre su propia salud, que hasta ahora ha rodeado de opacidad.

El único documento divulgado por ahora por la campaña del republicano es una carta escrita por su médico en diciembre de 2015. En sus cuatro párrafos redactados en sintonía con la forma de hablar del magnate, revelaba la presión arterial de Trump y su concentración de PSA en sangre -usada para detectar el cáncer de próstata.

La carta indicaba que “el señor Trump se ha sometido a un reciente examen médico completo que mostraba sólo resultados positivos”, lo que daba a entender que el multimillonario había dado positivo en todos los test. También afirmaba que carecía de un historial de consumo de alcohol y tabaco y que “el señor Trump será la persona más sana que haya sido electa presidente”.

NBC News preguntó al médico de Trump acerca de esta carta en una reciente entrevista. En ella, el profesional médico reconoció que la había escrito en “cinco minutos” cuando una limusina enviada por el equipo de Trump lo esperaba junto a su consulta.

El domingo, en respuesta a la ofensiva de su oponente, Clinton publicó a través de la página web de su campaña una versión anotada y comentada de la carta. Destaca faltas de ortografía en el texto y ridiculiza el lenguaje ambiguo utilizado para hablar de los resultados médicos de Trump.

“La manera en que el Dr. Bornstein describe los test de Donald Trump es positivamente alarmante. Puede que 'resultados positivos' suene bien, pero todo médico (y paciente) debería saber que indican que tienes la enfermedad”, reza uno de los comentarios.