Las emergencias atienden a uno de los peatones atropellados

Las emergencias atienden a uno de los peatones atropellados Reuters

América

Al menos tres muertos durante las marchas supremacistas de Virginia

Un atropellamiento múltiple y un accidente de helicóptero han convertido en trágica la jornada en Charlottesville. El conductor del coche, de 20 años, ha sido detenido, ha sido acusado de asesinato en segundo grado, la Policía lo considera un acto premeditado. Hay 35 heridos.

E.E. | AGENCIAS

Al menos tres muertos y 35 heridos es el saldo hasta ahora de la jornada violenta de este sábado en Charlottesville (Virginia), vinculados con los disturbios por una marcha de blancos supremacistas. La caída de un helicóptero provocó dos de los fallecimientos. La primera persona murió después de un atropellamiento múltiple. Hay más de 20 heridos, según informó el gobernador Terry McAuliffe.

McAuliffe señaló que han muerto el piloto y un pasajero que viajaba en un helicóptero de la policía estatal, estrellado a las afueras de la ciudad. 

Respecto al suceso en el que está involucrado el helicóptero ha dicho que "estamos tratando lo sucedido como una investigación por homicidio criminal". No han transcendido las circunstancias en las que se ha producido la caída del aparato.

En una breve comparecencia, el presidente estadounidense Donald Trump reprobó los "violentos" hechos ocurridos en la ciudad de Charlottesville, sede de la Universidad de Virginia y situada algo más de 300 kilómetros al suroeste de Washington.

"El mayor encuentro de odio"

Los sucesos ocurrieron después de que el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declarase el estado de emergencia en la ciudad, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenase "todo lo que representa el odio".

James Alex Firelds Jr., detenido por el atropello mortal.

James Alex Firelds Jr., detenido por el atropello mortal.

La Policía ha detenido por el atropello a James Alex Fields Jr., de 20 años y natural de Ohio, al que ha acusado de asesinato en segundo grado. El jefe de policía de la ciudad, Al Thomas, afirmó en rueda de prensa que el atropello fue un acto premeditado.

La polémica marcha 'Unir a la derecha' se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense, y que ya generó choques violentos ayer entre participantes y opositores.

La manifestación ha sido descrita como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en Estados Unidos", según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.