Terrorismo

El arrestado en París tenía un arsenal que presagiaba un ataque "inminente"

Guardaba en su casa fusiles de asalto, pistolas y productos químicos con los que podrían fabricarse bombas.

Ficha difundida por la Justicia gala sobre el arrestado

Ficha difundida por la Justicia gala sobre el arrestado

  1. Atentados en Bruselas
  2. Atentados París
  3. Atentados terroristas
  4. Francia
  5. París
  6. Armas
  7. Yihadismo
  8. Detenciones
  9. Terrorismo
  10. Lucha antiterrorista
  11. Justicia

Según el fiscal que dirige la instrucción contra Reda Kriket, detenido el pasado jueves en París por sus presuntos vínculos terroristas, en su vivienda se han hallado armas que hacen pensar a los investigadores que planeaba un atentado inminente de extrema gravedad.

"Todo apunta" a que la detención de Kriket el pasado jueves evitó la inminente comisión de un atentado "de extrema violencia", tal y como se revela del "arsenal de amplitud inédita", con numerosas armas, explosivos y detonadores, "algunos listos para ser utilizados".

El magistrado Francois Molins indicó que en el apartamento alquilado por Kriket en Argenteuil, a las afueras de París, bajo una falsa identidad, se encontró una gran cantidad de material para fabricar bombas, además de cinco fusiles de asalto kalashnikov, una metralleta, siete pistolas y numerosa munición. 

También hallaron siete teléfonos nuevos, que Molins dijo que podrían haber servido para coordinar el atentado, y pasaportes robados, para moverse con identidades falsas. Sin embargo, Molins indicó que no se ha podido determinar cual era el objetivo del atentado.

Seis días en los calabozos

Kriket, de 34 años, ha pasado seis días en los calabozos antes de ser presentado ante un juez, una duración excepcionalmente larga que la ley solo justifica por la preparación de un atentado inminente o por necesidades de cooperación internacional. Al término de ese periodo, ha sido imputado por asociación de malhechores con fines terroristas y por tenencia de armas y explosivos. Según diversos medios, el acusado se ha negado a declarar.

Los investigadores tratan de determinar si el acusado tenía vínculos con los autores de los atentados de Bruselas del pasado día 22, que costaron la vida a 32 personas, o con los que causaron en París 130 muertes el pasado 13 de noviembre.

Condenado en Bélgica en rebeldía en julio de 2015 por su implicación en una red yihadista en la que también participaba Abdelhamid Abaaud, considerado el cerebro de los ataques de París, Kriket fue arrestado en la localidad de Boulogne-Billancourt, en las afueras de París, dos días después de los atentados de Bruselas.

Un "proyecto de atentado"

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, indicó entonces que con su detención se puso fin "a un proyecto de atentado en Francia que estaba en un estado avanzado".

En su apartamento de Argenteuil, también en las cercanías de la capital gala, se hallaron cinco kalashnikovs, una metralleta, siete pistolas, cargadores y material para fabricar suficiente explosivo como "para hacer saltar un inmueble", según los medios.

El acusado acumula otros antecedentes en Francia por robo y violencia, aunque también relacionados con el terrorismo