Elecciones Francia

Victoria histórica del Frente Nacional tras los atentados

Son las primeras elecciones francesas tras los ataques del 13-N en el que el Estado Islámico mató a 130 personas.

Marine Le Pen votando este domingo en Henin-Beaumont, París. Pascal Rossignol / Reuters

Marine Le Pen votando este domingo en Henin-Beaumont, París. Pascal Rossignol / Reuters

La primera vuelta de las elecciones regionales francesas posicionan al Frente Nacional como primer partido de Francia. Con una abstención próxima al 50%, la formación de extrema derecha lidera al menos seis de las trece regiones del hexágono. Sumando los sufragios emitidos a nivel nacional, la formación de Marine Le Pen obtuvo el 29,1% de los votos, superando a Los Republicanos de centro-derecha (26,78%) y al Partido Socialista del presidente François Hollande (22,99%).

UN RÉCORD HISTÓRICO

Los resultados señalan al Partido Socialista como el gran perjudicado de esta jornada electoral, pues tan solo lidera en dos regiones en Francia metropolitana: Bretagne y Aquitaine Limousin-Poitou-Charentes. Por su parte, el partido Los Republicanos se sitúa en cabeza en tres territorios: Normandie, Pays de la Loire y Auvergne-Rhônes-Alpes. Seis de las trece regiones que hoy conforman el territorio metropolitano han posicionado a la formación de extrema derecha en cabeza de esta primera vuelta de las regionales.

A nivel nacional, los resultados son históricos. La formación de Le Pen, que en 2010 no logró hacerse con más de 11,27% de las voces, reúne esta vez algo más del 29% de los votos seguido por la unión entre Los Republicanos y el centro (UDI-Modem), que cuentan con 26,78% de los votos. Por su parte, el partido socialista llega en tercer lugar con 22,99% de las voces, esto es, seis puntos menos que en la primera vuelta de las elecciones anteriores, hace 6 años. También han descendido notablemente en el recuento nacional la formación Europe Ecologie Les Vertes, (12,2% en 2010, 6,5% hoy) o el partido de extrema izquierda de baja de 6% de las voces a 4% en 2015.

LAS REGIONES DE LA EXTREMA DERECHA

En 2010, la lista del Frente Nacional en Provence-Alpes-Côte d'Azur estaba liderada por Jean Marie Le Pen, hoy apartado de la formación que él mismo fundó. En aquel momento, su partido se hizo con el 20,3% de las voces en la primera vuelta. Hoy, su sobrina de 25 años toma el relevo del fundador del Frente Nacional. Marion Maréchal Le Pen ha conseguido reunir en esta primera vuelta más de 41% de los votos de la región, seguida del candidato de Los Republicanos, por encima de 25%. En tercera posición, el Partido Socialista, con algo más del 15% según las primeras estimaciones.

Gráfico del diario Le Monde que muestra las regiones que han votado a Frente Nacional

Gráfico del diario Le Monde que muestra las regiones que han votado a Frente Nacional Le Monde

La región de Bourgogne-Franche-Compté posiciona al Frente Nacional como líder de la primera vuelta con más de 31,4% de los votos, seguida por Los Republicanos (24%) y el Partido Socialista (23%).

La extrema derecha también llega en primer lugar en las regiones de Centre Val de Loire, liderado por el Frente Nacional (30,4%), Los Republicanos (26,25%) y el Partido Socialista (24,31%).

Alsace-Champagne-Ardenne-Lorraine registra uno de los mejores resultados para el Frente Nacional. La mano derecha de Le Pen, Florian Philippot, reúne 36% de los votos, seguido por Los Republicanos (25,8%) y el Partido Socialista (16,11%).

La región de Languedoc-Rouissillon-Midi-Pyrénées registra como ganador a Louis Aliot, pareja de Marine Le Pen, que logra un resultado de 30,9%. En este territorio, el Partido Socialista se posiciona segundo con 25,50% y Los Republicanos 18%.

SOLO DOS REGIONES SOCIALISTAS

La primera vuelta de la elección regional posiciona al Partido Socialista en cabeza de dos de las trece regiones. Estas son Bretaña y Aquitaine-Limousin-Poitou-Charentes, con 31,50% y 34,9% de los votos respectivamente. En la región bretona, Los Republicanos llegan en segundo lugar con 23% de los votos, seguidos del Frente Nacional con 18%. En el territorio de Aquitaine, la derecha (25,90%) llega en segundo lugar delante de la extrema derecha (22,80%). En Córcega, la unión de varias listas de izquierdas, lidera con el 18% de los votos.

LAS REGIONES DE LOS REPUBLICANOS

El partido presidido por Nicolas Sarkozy llega en cabeza en Normandía (27,9%), Île de France(30,5%), Pays de la Loire (33,9%) y Auvergne (32%). De las regiones nombradas, la única que se enfrenta al Frente Nacional como segunda fuerza política es Normandía, que durante esta noche electoral ha mantenido un duro duelo codo a codo con el partido de Sarkozy. El representante de la formación de extrema derecha se acerca al resultado de Los Republicanos con 27,7% de los votos.

LA INSEGURIDAD, EL CENTRO DEL PROGRAMA DE LE PEN EN EL NORTE

Marine Le Pen promete en esta región privilegiar las medidas de seguridad, a pesar de que éstas no pertenecen a la esfera regional. La presidenta del Frente Nacional asegura en su programa estar en capacidad de crear una policía regional en los transportes públicas, pero en este sentido también es el poder central, esto es, el estado francés, quien organiza el despliegue policial. Fiel a esta misma línea de propuestas también prioritaria en el programa nacional, la candidata de extrema derecha se ha comprometido en su circunscripción regional a instalar cámaras de seguridad en los institutos, una promesa que, sin embargo, puede encontrarse con la negativa de los directores de estos centros educativos.

¿Y LA SEGUNDA VUELTA?

El próximo domingo 13 de diciembre, los franceses tienen de nuevo una cita con las urnas, que, al igual que los resultados de esta primera vuelta, podría ser histórica. Seis de las trece regiones tienen al Frente Nacional como partido prioritario, aunque los focos se centran hoy en un posible pacto entre Los Republicanos (aliados con las formaciones de centro UDI y MODEM) y el Partido Socialista en las regiones en las que los representantes de la extrema derecha mantienen una ventaja considerable.

Cabe recordar que en Francia, tan solo pueden mantenerse en la segunda vuelta las listas que han obtenido en este primer escrutinio al menos, 10% de los votos. Las fusiones entre varias listas siguen siendo posibles, aunque para optar a un pacto se necesita que las formaciones en cuestión hayan reunido como mínimo 5% de votos en la región.

En la segunda vuelta de esta elección regional, la lista que haya recibido el mayor número de votos (con mayoría absoluta o relativa), se beneficiaría de una prima igual a un cuarto de los puestos del Consejo Regional. El resto de los asientos se repartirán proporcionalmente entre el resto de las listas que hayan recibido en la segunda vuelta más de 5% de las voces. Esto es, si en Nord-Pas-de-Calais-Picardie Marine Le Pen liderase este segundo escrutinio con 42% de los votos, el Frente Nacional aseguraría 25% de los asientos del consejo regional como prima suplementaria, más cerca de la mitad de los votos relativos a su resultado. Este sistema permite que la lista ganadora en las elecciones disponga de una verdadera mayoría para gobernar en el consejo regional y evitar así encontrarse en circunstancias de ingobernabilidad.

ALIARSE CONTRA LA EXTREMA DERECHA

Representantes socialistas y del partido Los Republicanos han reiterado durante la última semana su rechazo a una alianza común, con la esperanza de no tener que recurrir a ella. Con seis regiones lideradas por el Frente Nacional y una notable pérdida de fuerza de la izquierda y la derecha tradicionales, los candidatos de las regiones más tocadas por lo que en Francia ya llaman “la ola azul marina”, la semana que separa la primera vuelta del segundo escrutinio se perfila complicada. ¿Cómo mantener la credibilidad ante el electorado pactando con una derecha a la que se ha criticado sin cesar durante las semanas de campaña (y viceversa)?

En Nord-Pas-de-Calais-Picardie y Provence-Alpes-Côte d'Azur, lideradas por Marine Le Pen y su sobrina Marion Marechal Le Pen respectivamente, el Frente Nacional oscila entre el 40 y el 41% de los votos. En los dos territorios las representantes del Frente Nacional están seguidas por el candidato de Los Republicanos de la región con cerca de 25% de las voces, y, en tercer lugar, los representantes socialistas oscilan alrededor del 18% de los votos. ¿Es posible un frente republicano en el resto de territorios? Lo cierto es que un pacto entre la derecha y la izquierda como respuesta común a la expansión del Frente Nacional se diseña como una incógnita que se irá resolviendo región por región.

Marion Le Pen, sobrina de la líder de Frente Nacional.

Marion Le Pen, sobrina de la líder de Frente Nacional. Reuters

En Nord-Pas-de-Calais-Picardie y en Provence-Alpes-Côte d'Azur, los candidatos socialistas, con 18,40% y 15,8% de los votos en esta primera vuelta, han anunciado la retirada de su lista para instar a sus electores a combatir la victoria definitiva del Frente Nacional sin crear una alianza contraria a sus ideales. La formación ha anunciado que mantendrá sus listas en las regiones en las que ha llegado en segunda posición.Por su parte, Los Republicanos no han anunciado por el momento su retirada en ninguna de las listas en las que el Frente Nacional tiene serias posibilidades de gobernar. Tal es el caso de la región Languedoc-Roussillon-Midi-Pyrénées, donde el partido de Sarkozy llega en tercera posición detrás de la extrema derecha y del Partido Socialista, con 18,6% de los votos.