24 Horas de Le Mans

Un doblete cierra 18 temporadas de Audi en resistencia

La marca de los cuatro aros se impuso en las 6 Horas de Bahréin, su última carrera en resistencia, siendo Porsche quien vuelve a conquistar los títulos mundiales de la especialidad

Un doblete cierra 18 temporadas de Audi en resistencia

Un doblete cierra 18 temporadas de Audi en resistencia Audi Sport

  1. 24 Horas de Le Mans
  2. Automovilismo

El Campeonato del Mundo de Resistencia 2016 se despedía en Sakhir con la disputa de las 6 Horas de Bahréin y esta prueba suponía también el fin de una era de la especialidad al tratarse de la última carrera de Audi. Pues bien, la marca alemana quiso irse en lo más alto, cosechando un último doblete con sus R18 en una prueba que domió de principio a fin.

Cierto es que de las marcas involucradas en categoría LMP1 Audi era la única con poco que perder, quedando aún por dilucidar el título de pilotos después de que Porsche se hiciera con un nuevo entorchado de marcas en la anterior prueba, en Shanghái. Pero durante toda la temporada incidentes en pista y fallos de fiabilidad habían impedido a los R18 mostrar todo su potencial, que quedó demostrado al firmar la pole y llevarse el triunfo Lucas di Grassi, Oliver Jarvis y Loïc Duval sobre sus compañeros Fässler, Lotterer y Tréluyer.

En la lucha por el campeonato de pilotos no se esperaba mucha batalla pues Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb llegaban a Bahréin con un buen colchón de puntos. No tanto por sus prestaciones en las últimas carreras como por su triunfo en las 24 Horas de Le Mans, eso sí, dado que la gran prueba de la resistencia vale doble. Pero el nerviosismo aumentó cuando un toque con un Porsche 911 de la categoría GTE-Am les provocó un pinchazo, cayendo al sexto puesto final.

Al final sí, se coronaron, pero más por demérito de Toyota que por méritos propios, dado que en esta ocasión el equipo japonés no pudo sacar provecho de su habitual mejor gestión de neumáticos y ninguno de sus TS050 alcanzó el podio, completado por el Porsche #1, probablemente el trío más en forma de este Mundial: Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber, que se retiraba aquí, no se han bajado del podio desde Le Mans, pero el nefasto inicio de año de los vigentes campeones fue una losa de cara a la general.

También en su última carrera en LMP1 el triunfo entre los privados fue para los suizos de Rebellion Racing, batiendo a byKolles, equipo con el que probará Robert Kubica y dirigido por otro nombre conocido en el paddock de la F1 como Colin Kolles. En LMP2, donde volvía a competir Roberto Merhi (séptimo) con Manor, el título venía ya sentenciado en favor de Signatech Alpine, ganando la carrera el coche de G-Drive pilotado por Rusinov, Rast y Brundle.

Entre los GT, Aston Martin pudo celebrar la victoria en GTE-Pro y el título de pilotos para Nicki Thiim y Marco Sorensen, pero vio cómo la corona de marcas se iba hasta Maranello al colocar AF Corse sus dos Ferrari 488 en los otros dos cajones del podio. También el equipo italiano obtuvo el título en GTE-Am, categoría donde es obligatorio montar a pilotos amateurs, si bien la carrera fue ganada por un Porsche de Abu Dhabi-Proton.