Entidad intervenida

Un juez investiga a los Cierco por el blanqueo en Banco Madrid

El instructor número 38 de Madrid ha citado a declarar como implicados a dos directivos de la matriz BPA.

Los hermanos Higini y Ramón Cierco.

Los hermanos Higini y Ramón Cierco.

El titular del Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid ha aceptado investigar a los hermanos Higini y Ramón Cierco por un presunto delito de blanqueo de capitales en la sucursal en España de la Banca Privada de Andorra (BPA), Banco de Madrid, de la que ambos son dueños. El magistrado ha decidido aceptar la inhibición remitida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu para investigar tanto a la entidad como a los dueños, al presidente y a los miembros del Consejo de Administración, tras su intervención en 2015 por el Banco de España por las sospechas remitidas por Estados Unidos de que estaba colaborando con mafiosos y organizaciones criminales para blanquear dinero.

El magistrado Juan Antonio Sáenz va más allá y cita en calidad de investigados a dos hombres de los Cierco en Andorra, los directivos del BPA Mauricio Escribano y Sergi Fernández. Los dos podrían haber colaborado en el blanqueo de capitales de la organización criminal de origen chino liderada por Gao Ping.

En un auto, fechado el pasado 31 de octubre y en poder de EL ESPAÑOL, el instructor acepta investigar a los dueños del BPA y de Banco de Madrid, Higini y Ramon Cierco; al presidente de Banco Madrid, José Pérez, y a los miembros del consejo de administración, Joan Pau Miquel, Soledad Núñez y Ricard Climent. A todos se les investiga por un presunto delito de blanqueo de capitales, una vez que la Audiencia Nacional ha rechazado la existencia de un posible delito de insolvencia punible y, por tanto, ese tribunal deja de tener competencia para investigarlo.

El instructor sólo hace un cambio entre los querellados. En esta resolución, entiende que Rodrigo Achirica, hasta ahora investigado por el juez Andreu, debe quedar fuera de la causa y, por tanto, archivarla, ya que no formaba parte del Consejo de Administración de la entidad. Era el secretario y se limitaba a firmar las actas.

El juez explica que la investigación se va a centrar en si los controles del Banco de Madrid "estaban diseñados directamente para permitir conductas de blanqueo de capitales a terceras personas". En el marco de esta investigación -que se inició a raíz de un informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC)- también se analizará la estructura organizativa de la entidad.

El BPA, aparte

El magistrado deja bien claro que en la causa abierta no se va a investigar a la matriz BPA, dado que tiene otras investigaciones en Andorra por el presunto blanqueo de capitales. “Aún cuando la entidad Banco de Madrid estaba participada enteramente por una matriz que se encuentra fuera del territorio nacional y que está siendo objeto de otras diligencias de naturaleza penal fuera de la jurisdicción española, este procedimiento no puede tener por objeto conducta alguna referida a los miembros de esa matriz”, explica el instructor.

Lo que es lo mismo, “este órgano judicial no va a seguir una investigación paralela a la que se lleva a cabo en el país de Andorra respecto de la matriz sin perjuicio de que las partes interesadas puedan personarse en este procedimiento”.

Así, Sáenz recalca que en este asunto únicamente se va a investigar el delito de blanqueo de capitales “por parte de los querellados y exclusivamente por la estructura y actividades de la entidad Banco de Madrid”. Según destaca la resolución, lo contrario no sólo vulneraría la personalidad jurídica independiente de una y otra entidad “sino que atentaría contra las bases mismas del principio de seguridad jurídica que sustenta el derecho procesal penal al facilitar la posibilidad de una doble investigación o doble persecución de unos mismos hechos”.

La batalla de los Cierco

Los Cierco están librando una dura batalla en los juzgados de Andorra desde que las autoridades intervinieran el BPA en marzo de 2015 tras una denuncia de blanqueo de capitales procedente del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En agosto, la juez de Andorra Canòlic Mingorance procesó a 24 directivos del BPA por un presunto delito continuado de blanqueo de capitales por su connivencia con la organización criminal liderada por Gao Ping.

En esa causa, la instructora dejó fuera de la investigación a los hermanos Cierco. Sin embargo, todavía hay otras diez causas abiertas por la colaboración del banco con el mafioso ruso Andrei Petrov, con el cártel de Sinaloa del narcotráfico mexicano o con exdirigentes chavistas, entre otras.

Este verano, los Cierco pasaron al contraataque y señalaron a la Policía española de presionarles para que dieran datos de la familia del expresidente catalán, Jordi Pujol, clientes del BPA, bajo la amenaza de que si no lo hacían harían que se les interviniera el banco. Desde su entorno se llegó a insinuar que se habían dado datos falseados a las autoridades norteamericanas para que intervinieran la entidad. Sin embargo, por ahora su horizonte judicial no les es muy favorable dadas las sospechas de que su banco colaboró a blanquear el dinero de diversas organizaciones criminales.

“Para nosotros no es blanquear”

El juez de Madrid deja claro que su investigación se va a centrar en Banco de Madrid para que sea la justicia andorrana la que se ocupe del BPA. Ahora bien, sí ha aceptado citar como investigados a dos directivos del BPA, Mauricio Escribano y Sergi Fernández, “para conocer su posible vinculación con Banco de Madrid y su posible relación con el objeto de la causa”, tal y como ha solicitado la Fiscalía Anticorrupción. Ambos están procesados ya en Andorra en la causa seguida por la juez Mingorance.

El juez deberá analizar un vídeo sobre una reunión entre Escribano y un hombre de Gao Ping, grabada por éste -y encontrada en los registros de la 'Operación Emperador'- en los que se puede ver al gestor del BPA decir a Yong Jun Yang: “En casos como el que tú necesitas, nosotros podemos canalizarte 'cash' desde aquí a Andorra. [...] Yo puedo hacerte el servicio, vale, de ingresarte el dinero en Andorra, para que tu parte de ese dinero lo puedas transferir a China”.

Tras escuchar la operativa propuesta por el gestor del BPA, el empresario chino le dice: Eso es como blanqueo de...”. Entonces, Escribano se lo aclara: “Para nosotros no lo es. Al fin y al cabo, tú imagínate, si un señor sube un millón de euros y lo transfiere, no podemos hacer nada, es decir, el dinero es suyo. Lo que pasa que sí tiene un problema, sí nos pueden decir, 'oye a este señor no se le coge más dinero', ¿me entiendes? [...] Entonces, con idea de que no te bloqueen la operativa, es por lo que nosotros le damos un poco de contenido. Es decir, oye mira, realmente es un inversor que aparte nos utiliza para su negocio internacional. Parte de inversión y parte de su negocio internacional. Entonces de esa manera vestimos mejor la historia”.

En relación a Sergi Fernández, ya fue detenido en Andorra como presunto colaborador del empresario Rafael Pallardó para enviar a China ingentes cantidades de dinero. Precisamente, en la causa andorrana se tiene indicios de que Pallardó ingresó 68 millones a la BPA en cuatro años con 474 operaciones. En esa misma causa también está procesado el exconsejero delegado de la entidad, Joan Pau Miquel, actualmente en prisión en Andorra. También está investigado por el juez de Madrid como miembro del Consejo de Administración de Banco de Madrid.

Otra de las diligencias acordadas por el instructor es requerir a Banco de Madrid que le acredite si los dos nuevos investigados fueron empleados en algún momento de la entidad en España para valorar si se les debe incriminar en la causa y si el vídeo debe ser prueba en este asunto o si, por el contrario, debe quedar al margen de la investigación por ser de la parte andorrana.