EDUCACIÓN

PSOE y Ciudadanos doblegan al PP para dar por muerta su LOMCE

Primera derrota del Gobierno en la legislatura: los 'populares' rubrican un acuerdo para "sustituir" la ley educativa.

El ministro de Educación Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

El ministro de Educación Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros EFE

  1. Educación
  2. LOMCE
  3. Acuerdo PP-Ciudadanos
  4. Ciudadanos
  5. PSOE
  6. PP Partido Popular

El Partido Popular ha firmado este viernes su primera derrota de la legislatura. Después de semanas de negociaciones en los pasillos del Congreso de los Diputados entre los grupos políticos, PSOE y Ciudadanos han conseguido que los populares firmen un acuerdo en el que se recoge que el Gobierno elaborará una nueva ley educativa de bases que “sustituya” la LOMCE. 

La séptima ley educativa de la democracia tiene los días contados. Ni será “derogada” como pretendía el PSOE en un principio, ni “reformada” como quería el PP. La norma que el Partido Popular consiguió aprobar gracias al rodillo de la mayoría absoluta con el que contaba en el Congreso será sustituida por una Ley Básica de Educación, pero antes se debe alcanzar un Pacto nacional en el plazo de seis meses.

El documento que ha estado negociado por PP, PSOE y Ciudadanos -aunque ha sido firmado por el resto de grupos parlamentarios, incluido Podemos- pide a la Mesa de la Cámara Baja crear una Subcomisión para abordar el pacto. Este órgano elaborará “un informe sobre el estado y situación del sistema educativo español que contenga un diagnóstico con unas propuestas y unas conclusiones”.

Para la elaboración de ese informe se llevarán a cabo “cuantas comparecencias sean necesarias” para el adecuado desarrollo del trabajo. En este apartado, los grupos políticos incluyen a representantes de toda la comunidad educativa, expertos, sindicatos o plataformas por la Enseñanza. Para todo ello, como ya recogía el pacto de investidura PP-C’s, los grupos parlamentarios se dan un plazo de seis meses.

Una vez listo, este texto servirá de base al Gobierno de Mariano Rajoy para elaborar un proyecto de ley “que sustituya la legislación vigente” y que nazca con “vocación de estabilidad a partir de un amplio acuerdo parlamentario y social”.

CIUDADANOS CELEBRA EL ACUERDO

“Hemos conseguido que se pongan de acuerdo los que no lo han hecho en 40 años y ahora hay que ponerse a trabajar para llegar a un Pacto Nacional por la Educación que dure una generación y no sólo una legislatura como ha ocurrido hasta ahora”, ha explicado la portavoz de Ciudadanos en materia educativa, Marta Martín.

La diputada del partido de Albert Rivera ha recordado que el Pacto Nacional por la Educación es un exigencia de Ciudadanos: “Lo recogíamos en el acuerdo que firmamos con el PP para la investidura y también en el pacto con el PSOE”.  “Estamos satisfechos de haber logrado que ambos se pongan de acuerdo y ahora lo que hay que hacer es empezar a trabajar”, ha afirmado.

En la petición dirigida a la Mesa también se recoge la paralización del calendario de implantación de la LOMCE. En realidad, este curso ya todos los alumnos españoles de enseñanzas medias estudian bajo esta norma educativa, por lo que el único aspecto que aún no ha sido implantado -ni lo será- es el de las polémicas pruebas finales de ESO y Bachillerato.

EDUCACIÓN VUELVE A CEDER

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya se comprometió a dejar sin efectos académicos las reválidas. Después el Ministerio de Educación volvió a ceder y a través del borrador del decreto ley que prepara se conoció que la reválida de ESO será optativa y la de Bachillerato se parecerá mucho a la anterior Prueba de Acceso a la Universidad.

Una cesiones demandadas por el conjunto de la comunidad educativa que parecen haber surtido efecto a tenor de la última huelga de estudiantes convocada el pasado jueves, que el ministro Méndez de Vigo ha calificado “irrelevante”.