CATALUÑA

La Generalitat impulsa un programa de identificación para víctimas del franquismo

El plan permitirá cruzar los datos genéticos de familiares de desaparecidos con las muestras tomadas en fosas comunes

Los consellers Mundó, Comín y Romeva, el martes en Barcelona

Los consellers Mundó, Comín y Romeva, el martes en Barcelona Efe

  1. Memoria Histórica
  2. Raül Romeva
  3. Cataluña
  4. Generalitat de Catalunya
  5. Guerra civil española

El Govern ha puesto en marcha este miércoles un plan que permitirá avanzar en la identificación de los más de 100.000 desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Cuando se cumplen 80 años del inicio de la contienda, el programa pretende construir una base de datos para poder identificar y extraer los restos de las fosas comunes. El plan es pionero en el Estado y representa un paso más para los familiares que llevan décadas exigiendo poder exhumar a sus allegados.

El programa, impulsado por la conselleria de Exteriores y relaciones institucionales junto a la colaboración de los departamentos de Sanidad y Justicia, tiene tres objetivos. El primero es construir una base de datos que ordene y clasifique los perfiles genéticos de los familiares desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura. El segundo objetivo es constituir una base de datos similar, pero con los perfiles genéticos extraídos de los restos humanos que se encuentran en las fosas comunes. El Govern tiene 370 fosas localizadas en la comunidad, pero cree que puede haber muchas más. Finalmente la Generalitat quiere cruzar esas dos bases de datos para establecer relaciones de parentesco y poder proceder a las exhumaciones.

“Es una deuda del sistema democrático que teníamos pendiente hasta ahora”, ha señalado el conseller Raül Romeva, que ha reconocido que el plan es humilde y que el proceso será complicado y lento.  “La Transición instauró la desmemoria, por eso es necesario estar comprometido a redireccionarlo”, ha añadido. “Recuperar la historia no tiene como objetivo remover el pasado”.

Romeva ha aprovechado para denunciar los “incomprensibles impedimentos del Estado español” en lo que refiere a la memoria histórica. “Durante 4 décadas desde el final de la dictadura se ha promovido interesadamente la confusión entre reconciliación y olvido”, ha espetado. El conseller ha afirmado que, desde el punto de vista legal, el Gobierno central no podrá actuar contra esta iniciativa de la Generalitat ya que figura en en el Estatut y en una ley autonómica aprobada en 2009. “Desde un punto de vista político, ya veremos cómo actúa el Gobierno español”, ha opinado.

El programa de identificación genética ha sido desarrollado por la área de genética molecular del Hospital Vall d’Hebron y se realizará con la recogida de una muestra de saliva y mucosa bucal. Los que lo deseen podrán tomarse esta muestra en cualquier centro sanitario de toda Cataluña. Esta extracción será gratuita. El único coste -el Govern no ha concretado de cuánto será- recaerá en el caso de que se quiera cruzar una muestra tomada a un familiar con otra encontrada en una fosa. El funcionamiento de este programa se incluye dentro de la actividad ordinaria de las consellerías mencionadas, con lo que no tendrá ninguna partida presupuestaria específica.

“Hoy es un día importante para las familias que han vivido en silencio todos estos años de desconsuelo”, ha declarado el conseller de Justícia, Carles Mundó. “Sólo cuando los episodios nefastos de nuestra vida se cierran de manera completa podemos mantener el recuerdo digno y no solamente el dolor”.