LA LUCHA POR EL PSOE

Sánchez rechaza ahora consultas de "sí" o "no" "en torno a una pregunta concreta"

En una conferencia en México defiende referéndums "sobre acuerdos y no desacuerdos". "La política es mucho más compleja que el "sí" o el "no" y quien promueva consultas no debe "trasladar a la sociedad" una "crisis interna".

Sánchez, este martes en México, donde participó en un encuentro sobre la socialdemocracia.

Sánchez, este martes en México, donde participó en un encuentro sobre la socialdemocracia.

  1. Pedro Sánchez
  2. PSOE
  3. Comité Federal PSOE
  4. Elecciones primarias

Para Pedro Sánchez, "plantear un referéndum en torno al "sí" o al "no" es hacer poca justicia a la política, porque en muchas ocasiones la política es mucho más compleja que el "sí" o el 'no".

"Yo desde luego siempre defendí que una consulta o un referéndum no se puede hacer en torno a un "sí" o un "no" de una pregunta concreta o escueta. Tiene que ser en torno a un acuerdo", ha defendido el ex secretario general del PSOE en la conferencia magistral que fue invitado a pronunciar en México por parte de la fundación Lázaro Cárdenas. 

Según Pedro Sánchez, es "fundamental hacer consultas, pero aquella dirección que convoca tiene que ser lo suficientemente responsable como para saber en qué términos".

Para prueba, un botón: "El Brexit en parte también es haber trasladado una crisis interna que tenía en el partido Tory [David] Cameron al conjunto de la sociedad británica conviertiéndolo definitivamente en un problema global". 

Cuando Sánchez defendía las consultas concretas

El discurso de Sánchez en la tarde del martes (madrugada del miércoles en España) es el más largo y completo desde que dejó el timón del PSOE y su escaño en el Congreso. Sánchez habló algo más de media hora antes de aceptar preguntas.

Pero también ha sorprendido en algunos sectores del PSOE que recuerdan que Sánchez fue el máximo defensor de una consulta a la militancia. En su renuncia como diputado criticó a la Gestora por imponer la decisión del Comité Federal de abstenerse ante Mariano Rajoy pese a la fuerte oposición interna del 40% de los miembros del órgano y las asambleas de militantes que rechazaron la decisión.

"No se ha celebrado una consulta a los afiliados que hubiera encauzado el debate y legitimado plenamente la decisión a tomar por la Gestora", lamentó minutos después de renunciar a su escaño. Muchas otras voces en el PSOE que apoyaban al entonces secretario general retaron a los que promovían la abstención que se atreviesen a consultar a sus bases una decisión de una importancia indudable. La pregunta debía ser concreta y las respuestas, sencillas: "sí" o "no".

Las primarias exprés

Sánchez también sorprendió a muchos cuando al día después de las elecciones vascas y gallegas, en las que el PSOE tuvo un muy mal resultado, promovió un congreso extraordinario que debía celebrarse en unas tres semanas para legitimarle a él como líder del PSOE o elegir a otro candidato. Tras esa votación, quedaría una semana para formar un Gobierno alternativo al PP antes de que se convocasen las terceras elecciones, según avanzó. 

Incluso cuando se quedó sin la mitad de su Ejecutiva por dimisiones en bloque defendió una consulta a la militancia en un momento en el que muchos le acusaban de descargar en una consulta el peso de un enorme problema interno, como Sánchez describió este martes en relación al Brexit.