PRESUPUESTOS LOCALES

Podemos dispara en Zaragoza el gasto en protocolo mientras contiene el social

La capital aragonesa pretende aumentar sus gatos en comunicación y publicidad en un 80,61% respecto a 2016 y reducir las ayudas sociales como las medidas contra la pobreza energética.

Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza, charla con Jorge Azcón, portavoz del PP.

Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza, charla con Jorge Azcón, portavoz del PP. Efe

  1. Zaragoza
  2. Ayuntamiento de Zaragoza
  3. Podemos
  4. IU
  5. Pedro Santisteve
  6. Presupuestos

Pocos días después de la derrota política del alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, en el debate del estado de la ciudad, el gobierno municipal está preparando los presupuestos del año 2017. Durante el citado debate, se plasmó la soledad del gobierno de Zaragoza en Común (Podemos e IU) al ser reprobada por todos los grupos políticos la gestión de Santisteve desde su llegada a la alcaldía de Zaragoza.

De esta manera, según ha podido saber EL ESPAÑOL, el Ayuntamiento de Zaragoza busca persuadir a los grupos municipales –especialmente a aquellos de izquierda– con el presupuesto municipal del año que viene. Un borrador de las cuentas municipales al que ha tenido acceso este periódico y donde se destaca la previsión de alcanzar un gasto de 718,5 millones de euros, 16,5 millones más que en el actual presupuesto del año 2016, lo que supone un aumento del 2,3%.

En el citado borrador se dibuja la intención política del gobierno de Zaragoza para el año que viene en materias tan delicadas como gasto social, inversión, costes laborales, deudas bancarias e incluso, gastos en protocolo.

La bandera de la emergencia social

El consejero de Hacienda, Fernando Rivarés, reconocía hace pocas horas la existencia de “una nueva realidad política” tras 17 meses de gestión de Zaragoza en Común. Y lo explicaba en base al borrador del presupuesto municipal que posibilita políticas “sociales, de igualdad, empleo y cultura”.

La partida destinada para la acogida e inclusión de los refugiados se reduce en un 75% respecto a 2016

Sin embargo, el borrador delata la ralentización de la emergencia social en el gobierno de Zaragoza en Común. La partida presupuestaria dedicada a ayudas de urgente necesidad –la conocida emergencia social- aumenta ligeramente respecto al año 2016, pero sigue por debajo de los niveles de gasto alcanzados antes de la llegada de Zaragoza en Común al gobierno municipal.

En el año 2015, el gobierno socialista de Belloch aplicó un presupuesto en ayudas de urgente necesidad de 10,1 millones de euros. Pero tras la llegada de Zaragoza en Común a la alcaldía, con un discurso centrado en la emergencia social, apenas se ha incrementado el gasto en este capitulo cada año. Es más, sigue por debajo de lo presupuestado por el PSOE en poco más de un millón de euros.

Dentro de la partida de Acción Social -donde se encuentra el gasto destinado a ayudas de urgente necesidad- se dibujan recortes destacados en un gobierno sensibilizado con la vulnerabilidad de determinados sectores de la sociedad. Así consta en la partida a “acogida e inclusión de refugiados” que se reduce un 75% respecto a 2016. Y también se visibiliza en el “plan de choque contra la pobreza energética” que disminuye de 200.000 euros a los 46.000 euros para el año 2017.

Una inversión "de los ochenta"

En el borrador de los presupuestos del año 2017 se contempla un aumento notable en la inversión municipal respecto al año anterior. Exactamente se incrementa cerca de un 49%, lo que supone una inversión de 47 millones de euros. De los cuales, 39,2 millones corresponden a inversiones reales y el resto a transferencias de capital. El volumen de inversión se sitúa a niveles de principios “de los años 80, algo preocupante y que demuestra la falta de compromiso de Zaragoza en Común”, aseguran fuentes socialistas. Sin embargo, la cifra es cercana a una de las exigencias del PSOE en materia de inversión para alcanzar un acuerdo presupuestario con Zaragoza en Común.

Para Ciudadanos los presupuestos no tienen una hoja de ruta clara y omiten proyectos clave para la ciudad

Por su parte, Ciudadanos ha criticado el plan de inversiones del gobierno de Santisteve al considerarlo “una cantidad exigua y sin apuestas claras”. Su portavoz municipal, Sara Fernández, destaca ausencias notables en la partida de inversiones como “el Jardín Vertical de Delicias, el edificio de Rosales del Canal o la voluntad para la recuperación de los edificios vacíos”.

El portavoz de Chunta Aragonesista, Carmelo Asensio, cree que “Zaragoza en Común se ha podemizado y ha presentado a capella el borrador sin hablar con nadie para negociarlo”. Asensio reconoce que "es la primera vez que veo esto en mis cinco años en el Ayuntamiento” al entender que se debía haber negociado con los partidos de izquierda el presupuesto antes de presentar un borrador.

“Propaganda para tapar su ineficacia"

En el borrador de las cuentas municipales para el 2017 sobresale dentro del área de alcaldía un aumento de gastos en publicidad, protocolo y viajes institucionales. Respecto al año 2016, esta partida aumenta en más de 518.000 euros, lo que supone cerca del 35%. Precisamente, destaca el aumento de gastos en “representación y redes ciudades”, la creación de la partida de “asistencia técnica audiovisual” por valor de 125.000 euros o un incremento de 60.000 euros en “anuncios y acciones publicitarias”.

Las remesas destinadas a comunicación y publicidad aumentan en un 80,61% respecto a los anteriores presupuestos

Sin embargo, seleccionando exclusivamente las partidas concebidas dentro de la dirección de comunicación del Ayuntamiento de Zaragoza, el incremento es más que notable. Las partidas en comunicación y publicidad, respecto al año 2016, se incrementan en casi 400.000 euros, lo que supone un aumento del 80,61%.

El portavoz municipal del PP, Jorge Azcón, atiende a EL ESPAÑOL para explicar la posición de su grupo al conocer al aumento significativo en comunicación y publicidad del gobierno de Zaragoza en Común. Azcón no entiende que “mientras la acción social baja o se congela, se disparen en 400.000 euros los gastos de publicidad, protocolo y viajes del gobierno”. Destaca que está prioridad presupuestaria no es más que “propaganda para tapar su ineficacia en el gobierno desde hace 17 meses”.