Abuso sexual

La Policía de Pozoblanco busca al agente que ignoró a la víctima de Prenda y su grupo

El jefe de la Policía local confirma las "indagaciones" al saber que un agente municipal no la atendió.

Tres de los cinco detenidos en Pamplona por violación múltiple.

Tres de los cinco detenidos en Pamplona por violación múltiple.

  1. Agresiones sexuales
  2. Pozoblanco
  3. Pamplona
  4. San Fermín

La Policía Local de Pozoblanco (Córdoba) investiga si entre sus filas se encuentra el agente municipal que no atendió a la joven víctima de un supuesto abuso sexual por parte de los presuntos violadores de San Fermín. Así lo ha confirmado a este periódico el oficial jefe del cuerpo Local, José Antonio Blanco, tras conocer la noticia de que la chica acudió a un agente municipal y esté no la creyó. Por esa razón no llegó a presentar denuncia, según explicó a los agentes de la Policía Foral de Navarra que contactaron con ella. Ante ellos, cinco meses después, sí denunció los hechos.

Tras conocer esta información adelantada por EL ESPAÑOL, el responsable policial ha iniciado "indagaciones" entre su plantilla para conocer si el citado agente municipal está destinado en Pozoblanco. Advierte este mando policial que si no creyó a la joven que había sufrido el presunto abuso, lo previsibles que no se iniciase ningún tipo de diligencia ni quedase por escrito, lo que dificulta las averiguaciones.

No la creyó

Asimismo, el oficial jefe Blanco no descarta tampoco que el agente municipal al que se refiere la joven fuese de otra localidad distinta a la de Pozoblanco. Tal y como se recoge en el informe elaborado por la Policía Foral al que tuvo acceso este periódico, "la presunta víctima manifiesta verbalmente que relató lo sucedido a varios amigos e incluso a un agente municipal, no creyéndole, motivo por el cual no llegó a presentar denuncia en aquellas fechas".

Los hechos ocurrieron, según su relato, en la madrugada del 30 de abril al 1 de mayo, dos meses antes de que los cuatro sevillanos (acompañados de un quinto amigo) se desplazasen a San Fermín, donde fueron detenidos por una presunta violación múltiple sobre otra joven, en este caso de 18 años. El oficial consultado por este periódico destaca que en el informe de la Policía Foral -del que ha tenido conocimiento por la prensa- no se especifica de dónde era el agente municipal aludido.

Este periódico se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento del municipio en el que vive la denunciante (a 20 kilómetros de Pozoblanco), que ha confirmado que en su territorio no cuentan con ningún cuerpo policial local y que es competencia de la Guardia Civil.

"En favor de la víctima"

Blanco, por su parte, ha defendido la actuación de la Policía Local ante este tipo de casos y, según dice, sus agentes siempre actúan "en favor de la víctima". Aclara que la policía municipal de Pozoblanco puede realizar las primeras diligencias como tomar declaración a una víctima o proceder algún arresto si es necesario, pero que inmediatamente después se remiten todos los datos a la Guardia Civil, cuerpo competente para investigar este tipo de denuncias.

El juez que investiga la presunta violación de San Fermín ha imputado a cuatro de los cinco detenidos el 7 de julio en Pamplona por este otro caso de presunto abuso sexual en Córdoba. El magistrado ha adoptado esta decisión después de que la Policía Foral analizase un vídeo encontrado en el teléfono de uno de los acusados, donde se veía al grupo realizar tocamientos a la chica, en estado inconsciente, dentro de un vehículo. El móvil con el que se grabó la escena pertenecía al agente de la guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero, destinado en Pozoblanco hasta que fue arrestada en Pamplona. 

El alcalde: ¿se comunicó el presunto abuso?

El alcalde de Pozoblanco (Córdoba), Emiliano Pozuelo, ha pedido a la Jefatura de la Policía Local investigar si se produjo "algún tipo de denuncia o comunicación" a agentes del cuerpo sobre el presunto caso de abuso a una joven de 21 años el pasado mes de mayo en la localidad.

Este anuncio del primer edil de Pozoblanco se produce después de que el juez que investiga la supuesta violación grupal en los Sanfermines ve indicios de que cuatro de los cinco procesados por esos hechos abusaron sexualmente el pasado mayo de una joven de 21 años en una localidad cordobesa.

En el auto, que puede ser recurrido, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona acuerda remitir la investigación a los Juzgados de Pozoblanco, partido judicial al que pertenece la localidad en la que se llevaron a cabo los hechos, por ser los competentes territorialmente para su instrucción.

Por estos hechos, el alcalde de Pozoblanco, Emiliano Pozuelo, ha solicitado a la Jefatura de la Policía Local de Pozoblanco un informe sobre las denuncias e incidencias acontecidas en el fin de semana del 30 de abril al 1 de mayo de 2016, fechas en las que presuntamente se produjo un caso de abusos a una joven de 21 años en la localidad, según informa Europa Press.

"Tras tener conocimiento de una serie de informaciones que apuntan a que la joven denunció los hechos de forma verbal a un agente de Policía Local, el alcalde ha decido abrir una investigación interna para determinar si se produjo algún tipo de denuncia o comunicación a agentes de la Policía local de Pozoblanco", ha informado el Ayuntamiento.

No obstante, el Ayuntamiento asegura que "sí se ha constatado esta mañana por parte de la Jefatura de la Policía Local de Pozoblanco que no existe ninguna denuncia oficial en este departamento".