Guillermo Fernández Vara

Vara dice que "probablemente" abandonaría el PSOE si Sánchez pacta con los independentistas

El presidente extremeño reclama al partido coherencia y aboga por poner "siempre el interés general sobre el particular".

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante una rueda de prensa.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante una rueda de prensa. EFE

  1. Guillermo Fernández Vara
  2. Juan Carlos Rodríguez Ibarra
  3. Pedro Sánchez
  4. PSOE
  5. Pactos electorales

Nuevo capítulo en la guerra interna en el PSOE entre los barones regionales y Pedro Sánchez. El presidente extremeño ha asegurado que abandonaría "probablemente" el partido si pactan con los independentistas para la formación de un Gobierno alternativo al PP.

Vara coincide así con el planteamiento realizado hace unos días por el expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, a quien ha definido como su "padre espiritual". "Pues probablemente ir detrás suya (de Ibarra)", ha respondido Vara en una entrevista en la Cope.

"Si tú ves que aquello por lo que has luchado toda tu vida, a lo que has dedicado todo tu tiempo, que ha sido intentar sumar, intentar argamasar este país, ahora alguien lo pone en peligro pues evidentemente no sería nuestro modelo", ha espetado Fernández Vara, quien ha afirmado que "en cualquier caso eso no va a ocurrir". "Porque yo creo que para eso estamos en el debate que estamos y lo vamos a evitar, que nadie tenga ninguna duda", ha incidido.

Además, ha defendido como "algo básico en estos momentos" el planteamiento realizado en su momento por el socialista Ramón Rubial relativo a que "primero España, luego los españoles y luego el PSOE".

No a "romper España"

De igual manera, ha recalcado que él rechaza un posible gobierno del PSOE con partidos que "quieren romper la unidad de España"; y ha advertido de que si al PSOE se le dejase de relacionar con el "proyecto de país", entonces en su partido estarían "muertos".

"Yo con esas personas (los independentistas) no es que no tenga nada que hablar, es que lo que no puedo bajo ningún concepto es sentarme a gobernar en la misma mesa, porque sería encontrarme contra los principios" del PSOE, ha dicho.

En cuanto a la posible convocatoria de un Congreso del PSOE, ha señalado que ahora "no puede ser" que se diga "lo contrario" a cuando él hace nueve meses solicitó tal cita y se le argumentó que "era mejor esperar a que España tuviera un gobierno", algo que según ha dicho él entendió porque se trataba de un "argumento de tanto peso" que "no" tuvo "nada que objetar".

"Hay que ser coherente" y poner "siempre el interés general sobre el particular", ha sentenciado Vara, quien ha defendido que "siendo importante lo que piensen los militantes, no puede ser más importante que lo que piensen los electores". "Porque pudiera darse la circunstancia -añade- de que consiguiéramos tener a nuestros militantes muy contentos a base de no tener electores".

Preocupado por el PSOE

Por otra parte, preguntado sobre si él se lleva bien o no personalmente con Pedro Sánchez, ha dicho que "es irrelevante" tal cuestión, al tiempo que ha señalado que "en lo personal" no tiene "nada contra" el secretario general del PSOE. "Tenemos distintas visiones en este momento de la realidad y por eso se constata en las posiciones diferentes que estamos cada uno defendido", ha añadido al respecto.

Fernández Vara también ha reconocido que "más que enfadado" está "preocupado" y "con un poso de tristeza" ante el debate actual en el seno del PSOE. "Porque a mí no me gusta nada que estemos discutiendo entre nosotros", ha señalado. "No me gusta tener que estar discutiendo internamente cuando deberíamos estar ocupados y preocupados sólo y exclusivamente de aquello que les ocupa y preocupa a los ciudadanos", ha añadido.

No me gusta tener que estar discutiendo internamente

Sobre el Comité Federal del PSOE del próximo sábado, Fernández Vara ha dicho que "el problema es que hasta ahora llevamos 10 meses y aquí todo el mundo ha amagado pero nadie ha dado".

"A mí no me apetece nada ir el sábado a intentar defender lo contrario de lo que defiende un compañero que ha sido elegido para secretario general por los militantes, no me gusta nada, pero es que entiendo que lo tengo que hacer porque creo que si no lo hacemos vamos a una situación muchísimo más complicada de cara a la irrelevancia", ha espetado.