LA NUEVA LEGISLATURA

Sánchez repite su "no" y pide a Rajoy que flexibilice su programa para que otros lo invistan

Según Sánchez, Rajoy no debe buscar sólo una mayoría para ser investido sino para gobernar. Entre sus apoyos no debe estar el PSOE. 

Pedro Sánchez, durante la reunión de los grupos parlamentarios socialistas en el Congreso.

Pedro Sánchez, durante la reunión de los grupos parlamentarios socialistas en el Congreso.

  1. Pedro Sánchez
  2. PSOE
  3. Mariano Rajoy Brey
  4. Investidura

Pedro Sánchez no se mueve del "no". El secretario general del PSOE ha presidido este lunes una reunión de los grupos parlamentarios socialistas, que han elegido sus respectivas direcciones, y ha repetido que su partido no facilitará la investidura de Mariano Rajoy ni por activa ni por pasiva. 

Según Sánchez, Rajoy debe "presentarse a la investidura" y no repetir el paso al lado de la legislatura pasada, cuando dijo al rey que no quería someterse a las votaciones del Congreso al no tener asegurada la mayoría. "Se tiene que presentar a la investidura como candidato, doy por bueno que los días 2, 3 y 5 de agosto va a haber una investidura y que Rajoy se va a presentar como ha anunciado".

Después, Rajoy debe acudir con una "mayoría parlamentaria suficiente" que incluya la investidura y el Gobierno estable, algo que para él está ligado. "Para eso tiene que presentar un programa de gobierno donde haya muchas medidas de cambio político". En otras palabras: "un gobierno conservador, pero de corte no continuista". 

¿Qué hará el PSOE? De momento, votar que no. "Le advierto de que no puede contar con el PSOE para ese Gobierno y tampoco para esa investidura", repitió, algo coherente con su decisión de ligar la investidura a la estabilidad del Gobierno. Al vincular ambas cosas, no tiene sentido que el PSOE desbloquee la situación para que la legislatura eche a andar, algo que le corresponde a Rajoy y sus afines, según él.  

¿Y después del "no"?

¿Y luego? Sánchez no ha despejado la incógnita, pero ha insistido mucho en que "es la hora de la democracia representativa, del sistema parlamentario" y que corresponde a los 350 diputados de la cámara elegir al nuevo presidente. En otras palabras, Sánchez no se descarta para intentarlo si Rajoy fracasa. 

Sánchez ha asegurado que el PSOE debe hacer "una oposición útil y constructiva", pero "para que haya oposición tiene que haber Gobierno" y el PSOE hará lo que esté en su mano (es decir, votará "no") para que la investidura de Rajoy no prospere. 

La Mesa del Congreso, en el aire

Sánchez anunció que Patxi López será el candidato a la presidencia del Congreso que presentará el PSOE, junto a Micaela Navarro para la vicepresidencia, como en la pasada legislatura. Sin embargo, la reelección del diputado por Vizcaya está en el aire. Podemos y sus confluencias presentarán a Xavier Domènech, el diputado por Barcelona de En Comú Podem, y por el momento no ha trascendido ningún pacto de ningún partido que sentencie la votación. 

Si Ciudadanos pacta con el PP para elegir a un candidato conservador o para hacerse con la presidencia, que podría ostentar el diputado naranja Ignacio Prendes, la votación tendría poco suspense. Si no hay pactos entre los grandes partidos, los partidos nacionalistas podrían hacer que Domènech pase a la segunda vuelta y se enfrente al candidato del PP, cuyo nombre desvelará Rajoy esta tarde. Sin embargo, si Ciudadanos pactase con el PSOE, podría ser Patxi López el que se midiera en la votación definitiva al candidato de Rajoy. Ciudadanos tiene la llave y Podemos o el PSOE tendrán que decidir si apoyan al candidato del partido contrario.