EN EL CONGRESO

El PSOE negocia con Podemos y Ciudadanos para que la Mesa sea la primera derrota de Rajoy

El PP da por perdida la presidencia de la Cámara y Patxi López tiene todas las opciones para repetir. Los grupos propios de Podemos y CDC, en el aire hasta el próximo martes. 

Patxi López recibe felicitaciones tras ser elegido como presidente.

Patxi López recibe felicitaciones tras ser elegido como presidente.

Mariano Rajoy ganó las elecciones con holgura. Pero los 137 diputados del Partido Popular no son suficientes para garantizarle la investidura ni para ahorrarle disgustos en el Parlamento. Ahora mismo, el presidente del Gobierno en funciones tiene muchas opciones de recibir el primer golpe de la legislatura en ciernes. El PSOE, Podemos y Ciudadanos ya negocian para repartirse los puestos de la Mesa del Congreso de los Diputados. Y Patxi López tiene todas las papeletas para repetir como presidente, en detrimento del PP, que pese a ser el más votado tiene muy lejos lograr la presidencia.

Fuentes del PSOE explicaban este jueves a EL ESPAÑOL que pueden hablar con todos los grupos, pero solo negociarán un acuerdo sobre la composición de la Mesa del Congreso con Podemos y Ciudadanos. Y, por su parte, fuentes del PP exponían que, a pesar de que van a presentar candidato a la presidencia, dan por hecho que las otras tres formaciones se pondrán de acuerdo para que haya un presidente de la Cámara socialista. Así, está claro que si las conversaciones entre las tres formaciones fructifican, López repetiría en su cargo, a no ser que los socialistas optasen por elegir a otro aspirante. Ha sonado en algunos mentideros el nombre de Micaela Navarro, pero nadie en las filas del PSOE ha confirmado esta posibilidad. 

Los nueve puestos en la Mesa

La elección de los nueve miembros de la Mesa del Congreso y del presidente de la Cámara se llevará a cabo en la sesión constitutiva de las Cortes, el próximo martes, 19 de julio. Según explicaban hace unos días a este diario fuentes de Unidos Podemos, teniendo en cuenta los resultados del 26 de junio, a ellos les corresponderían dos de los nueve representantes de la Mesa, otros cuatro serían del PP y tres del PSOE.

En principio, los 32 diputados de Ciudadanos no garantizan ningún puesto al partido de Albert Rivera, pero también empieza a cundir la sensación de que el PP les cederá uno de sus asientos. En todo caso, siguiendo esta hipótesis de reparto, la suma de socialistas y morados sería mayoritaria en este órgano del Parlamento que resulta decisivo para tomar no pocas decisiones durante la legislatura. 

No obstante, quién ocupe la presidencia del Congreso y cómo se reparta la Mesa no son, ni mucho menos, los únicos interrogantes que se despejarán el próximo martes en la sesión constitutiva de las Cortes. Otros interrogantes que afectan a diversas formaciones también deben aclararse. 

Podemos quiere 4 grupos...¿a cambio de López?

Pablo Iglesias y sus socios territoriales quieren tener cuatro grupos parlamentarios en el Congreso en la próxima legislatura: uno para Unidos Podemos y otros tres para En Comú, Compromís y En Marea, respectivamente. Como ya desveló EL ESPAÑOL, su intención es reclamar al PSOE que permita esta opción, teniendo en cuenta que es probable que en la Mesa del Congreso haya la citada mayoría de izquierdas.

Si el partido presidido por Pedro Sánchez así lo quiere, Podemos y sus aliados tendrán esos cuatro grupos que ansían. ¿Devolvería el hipotético favor Iglesias con el apoyo a la presidencia de Patxi López? No está claro, pero es una de las opciones que aparecen en todas las quinielas que se hacen estos días de julio en los pasillos de la sede de la soberanía nacional. 

La antigua CDC: ¿Grupo por la investidura?

El partido liderado por Artur Mas, la antigua CDC con nuevo nombre, quizás no pueda tener grupo propio en el Congreso. Como ya explicó este diario tiempo atrás, en el artículo 23 del Reglamento del Congreso está la clave para entender qué partidos pueden formar grupo. Con 15 diputados, el grupo puede constituirse sin más requisitos. Con al menos 5, es necesario además haber cosechado en las urnas el 15% de los votos en las circunscripciones en las que se hayan presentado o el 5% del total estatal. Sin embargo, la citada norma especifica que “en ningún caso pueden constituir Grupo Parlamentario separado Diputados que pertenezcan a un mismo partido”.

Por encima de la teoría, la realidad es que en la práctica la Mesa decide ser más o menos flexible a la hora de permitir los grupos propios. Y resulta que CDC no cumple los requisitos que marca el Reglamento del Congreso para tener grupo porque obtuvo menos del 15 por ciento de los votos en el conjunto de Cataluña. Si, como parece, la izquierda tiene mayoría en la Mesa, casi con toda seguridad permitirá a los convergentes tener grupo. ¿A cambio de algo? No puede olvidarse que Francesc Homs, portavoz de la formación catalana, se ha ofrecido a Pedro Sánchez para apoyarle en su investidura si Rajoy fracasase

El PP: su candidato... ¿y su portavoz?

Otra duda es qué hará el Partido Popular. La formación de Génova 13 reúne el próximo lunes a su Junta Directiva Nacional para aprobar los nombres que presentará el partido para presidir el Congreso y el Senado, así como sus portavoces parlamentarios, un día antes de que se constituyan ambas cámaras el martes 19 de julio. Como informaba Efe este jueves, en el PP se barajan varios aspirantes aunque los que más suenan son la actual ministra de Fomento, Ana Pastor, de la máxima confianza de Rajoy, y la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, que ya ocupó un puesto en la Mesa durante la efímera legislatura entre diciembre y mayo.

Para el importante puesto de portavoz del Congreso, varias fuentes adelantan a la citada agencia un posible relevo de Rafael Hernando y apuntan como posibles sucesores a dirigentes del PP como Fernando Martínez Maíllo o Pablo Casado. Pero esta, como el resto de incógnitas, se resolverán el próximo martes. Antes, es hora de negociaciones de última hora en un Parlamento que se vacía porque la gran mayoría de sus señorías solo pasan por allí para recoger sus actas de diputados.