Visita de Obama a España

Welcome, Mr. president: "Queremos una sanidad como la española"

Reunimos a tres estadounidenses que viven en Madrid para saber qué pedirían a Obama.

Ángel, Mike y Alana son tres estadounidenses afincados en Madrid.

Ángel, Mike y Alana son tres estadounidenses afincados en Madrid.

  1. Barack Obama
  2. Madrid
  3. Estados Unidos
  4. Sanidad

Sanidad pública, infraestructuras como el Tren de Alta Velocidad o campañas electorales más cortas. Estados Unidos tiene "cosas que aprender" de España. Así lo creen Mike, de Nueva York, Alana, de California, y Ángel, de Nueva Jersey: tres estadounidenses afincados en Madrid que coinciden en señalar que los españoles tenemos que "creer más" en nosotros mismos. "A nosotros nos falta humildad, pero a vosotros autoestima", comentan entre risas. Mike va más allá y pone un ejemplo: "Recuerdo la imagen de Rajoy con Obama. Le miraba como un niño que acaba de conocer a Santa Claus. Se lo tiene que creer más", ríe.

Barack Obama llega este sábado a España en la que será la primera visita de un presidente de Estados Unidos en los últimos 15 años. Hemos querido saber cómo viven sus paisanos en nuestro país.

La felicidad española, un imán

¿Por qué España y no otro país europeo? Mike, Alana y Ángel contestan casi al unísono: "La gente aquí es feliz". A pesar de "la crisis" que azota a millones de familias, "no hay violencia, conservan la felicidad", indica Alana, profesora de comunicación política en la Universidad Europea de Madrid, "eso es fascinante". De España se quedan con su gente, sus tapas "aunque suene a tópico" y el trabajo constante. Los tres coinciden en señalar algo que repudian: la burocracia. "Es un gran contraste porque hacer cualquier trámite te cuesta demasiado tiempo", indica Ángel, que trabaja en una consultoría.

Mike llegó hace cinco años a Sevilla para trabajar como auxiliar de conversación.

Mike llegó hace cinco años a Sevilla para trabajar como auxiliar de conversación.

También España tiene que aprender de EEUU en algunos aspectos. "Aquí es muy difícil emprender", explica Ángel, que cree que nos falta pensar que "no pasa nada si fracasas". "(James) Costos, el embajador en España, ha hecho mucho por este tema, pero aún quedan mejoras por hacer", apostilla Alana. Mike, que investiga en una fundación, es positivo: "No pasa nada si fracasas, hay que pensar así".

Alana es profesora de comunicación política.

Alana es profesora de comunicación política.

España tiene algo diferente, y es que te conquista cuando la conoces. "Es muy distinta la imagen que tengo de este país ahora que cuando llegué", explica Mike, que cree que "no somos tan distintos". Ángel, aunque aprecia grandes diferencias culturales, no se siente apartado: "sientes que también es tu casa".

Ángel lleva cuatro años en España y trabaja en una consultoría.

Ángel lleva cuatro años en España y trabaja en una consultoría.

Ninguno de los tres ha pensado en volver pronto a Estados Unidos. "Si quisiera, ya lo habría hecho", indica Alana entre risas. A su lado, Mike es rotundo: "Ahora mismo me siento uno más, creo que somos iguales. No he pensado en volver".

"Obama es muy querido en España" 

Después de un rato de conversación, Mike, Alana y Ángel se animan a hablar de política. Tienen algo claro: "Obama es muy querido en España". A veces, demasiado. "Mucha gente lo sigue sin saber qué medidas propone exactamente, y luego hay sorpresas", indica Alana. Notan que Obama ha despertado simpatía entre los españoles, algo que "no ocurría con Bush". 

En lo político, también importarían algo español a EEUU: las campañas electorales. "En Estados Unidos son casi dos años de campaña", apunta Mike. "Agradeceríamos campañas como la española, aunque casi se están acercando", comentan divertidos.

"Obama siempre ha dicho cosas muy buenas sobre España, somos aliados desde siempre", concluye Alana. El lunes, el presidente de EEUU almorzará con Rajoy, Iglesias, Rivera y Sánchez. "Igual arregla algo entre ellos", dicen entre risas.