Arrimadas y Santamaría durante la reunión de este miércoles

Arrimadas y Santamaría durante la reunión de este miércoles Efe

PP Partido Popular

El Gobierno advierte a la Generalitat: "No habrá referéndum"

El Ejecutivo central redobla la presión sobre los independentistas y avisa de que responderá con contundencia.

Ana I. Gracia Jorge Sáinz

El Gobierno responderá al desafío independentista "de forma proporcional" a "las medidas que aplique" la Generalitat de Cataluña de cara a preparar su referéndum. El secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, ha reconocido durante la tarde de este miércoles que el Gobierno va a "hacer que se cumpla la legalidad de este país: el referéndum no se va a celebrar". 

Tras una reunión a tres con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y con la portavoz de C´s en el Parlament, Inés Arrimadas, el secretario de Estado reconoció que el Ejecutivo central "trabaja para cumplir la legalidad vigente". Ante la pregunta de si el Gobierno puede garantizar a los españoles que la Generalitat no pondrá las urnas para celebrar un referéndum, Bermúdez de Castro aseguró que "le puedo garantizar que el referéndum no se va a celebrar". 

La reunión entre Arrimadas y Santamaría la solicitó la portavoz de Ciudadanos una vez que el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, dejó la silla vacía en la Conferencia de Presidentes que se celebró en el Senado hace dos semanas. La reunión ha sido cordial por ambas partes. La vicepresidenta ha informado a la portavoz de Ciudadanos de los once acuerdos que se cerraron en aquel encuentro entre líderes autonómicos y Gobierno central y se comprometieron a mantener el diálogo fluido. 

Arrimadas agradeció a Santamaría su disposición y se puso a su disposición para representar a los catalanes. "Cataluña no necesita un brexit, vengo a defender mejores servicios para todos los catalanes", continuó la representante de la formación naranja en Cataluña, que reivindicó ante la vicepresidenta más recursos en infraestructuras. "El conjunto de los catalanes no tenemos la culpa de los planes irreales e ilegales del Govern de la Generalitat ni de la ausencia de Puigdemont en los foros de debate", incidió.