París

Francia protesta ante España por la "intromisión" del Parlament catalán en su soberanía

Francia "deplora" la resolución referida al "derecho a la autodeterminación de la Cataluña del Norte", en territorio francés.

Carles Puigdemont durante una intervención en el Parlament de Cataluña.

Carles Puigdemont durante una intervención en el Parlament de Cataluña. Efe

  1. París
  2. Francia
  3. Parlament de Cataluña
  4. Declaración unilateral de independencia
  5. Independencia
  6. Independentismo
  7. Carles Puigdemont

El Ministerio francés de Exteriores ha protestado a través de una nota verbal recibida este martes en la Embajada de España en París por lo que considera una intromisión en su soberanía de una reciente resolución del Parlament catalán.

Fuentes diplomáticas españolas explicaron a Efe que, en la nota, Francia "deplora" que el Parlament aprobase una resolución el pasado mes de octubre que "atenta contra su soberanía" referida al "derecho a la autodeterminación de la Cataluña del Norte", en territorio francés.

El ministerio galo informa también de su intención de informar al delegado de la Generalitat catalana en París, Martí Anglada i Birulés, de su malestar al respecto del texto.

La queja de Francia llega menos de un mes después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, realizase una visita oficial a Francia para "dar a conocer" la situación que se vive en Cataluña, según dijo al comienzo de la visita.

Puigdemont, que acabó la visita con la firma de un acuerdo con la región de París, constató que "hay mucho" interés en Francia por saber qué sucede en Cataluña.

"No buscamos que ningún país nos reconozca por ahora. Eso ya lo haremos. Queremos que nos conozcan, que puedan preguntarnos para explicar todas las dudas", dijo Puigdemont en la delegación del Gobierno catalán en la capital francesa.

A la queja presentada por Francia se suma el fracaso a nivel institucional que tuvo la inauguración de la 'embajada' catalana en Lisboa el pasado mes de septiembre. EL ESPAÑOL publicó entonces que ni un solo político portugués acudió al acto, que estuvo presidido por Raül Romeva, conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia del Govern catalán.

La ausencia de personalidades políticas lusas se debió a que Portugal toma sus excelentes relaciones diplomáticas con España muy en serio, y sólo opera a través de los canales oficiales. El Gobierno luso no tiene ningún conflicto abierto con la Generalitat de Cataluña, pero entiende que las relaciones bilaterales entre Estados se manejan entre los representantes oficiales de cada país.