Crimen en Guadalajara

El número 'XVII', la gran obsesión del descuartizador de Pioz

EL ESPAÑOL accede a la declaración de Marvin Henriques ante la Policía Federal brasileña. El asesino tenía la fecha del asesinato tatuada en el cuerpo.

El número 'XVII', tatuado en el pecho del descuartizador de Pioz.

El número 'XVII', tatuado en el pecho del descuartizador de Pioz.

  1. Asesinatos
  2. Pioz
  3. Sucesos
  4. Guadalajara (Provincia)

“Si yo te cuento que acabo de matar a mi tío, ¿me creerías?”. Ese fue uno de los primeros mensajes que Marvin Henriques Correia, el supuesto cómplice del descuartizador de Pioz, recibió en su whatsapp el día 17 de agosto a primera hora de la tarde en España, algo más de mediodía en Brasil. Ese día, Patrick Nogueira Gouveia asesinó a sus tíos Marcos y Janaína y a sus sobrinos de uno y tres años. Que fuera exactamente el día 17 no es algo trivial. EL ESPAÑOL ha tenido acceso en exclusiva a la declaración de Marvin ante la Policía Federal brasileña. En ella se narran los entresijos de un día que Marvin, como colgó en su Twitter horas después de conversar con el asesino, “nunca iba a poder olvidar”.

“Marvin permaneció curioso, y no quería que Patrick fuera apresado. Sintió pavor y miedo, pero intentó hablar con naturalidad, pues no sabía qué hacer”. Patrick acababa de enviarle fotografías, vídeos y selfies con los cadáveres de su familia. El día 17, según la confesión de Marvin a la policía, era un día maldito para su mejor amigo. “Patrick ya había comentado con el declarante que no le gustaba el día 17, como si fuera un día nefasto para él”, sostiene en la declaración. Patrick tiene ese número tatuado en negro, en números romanos, en el lado derecho del pecho. “Supo a través del propio Patrick del hecho de la agresión a un profesor en Altamira-Pará, ocurrida el día 17”. También era 17 cuando Patrick asesinó y descuartizó a su familia en Pioz (Guadalajara).

Marvin a Patrick: “No quiero perderte”

Fragmento de la declaración de Marvin ante la Policía Federal brasileña

Fragmento de la declaración de Marvin ante la Policía Federal brasileña

Marvin y Patrick se conocen desde hace “dos o tres años”, según recogen los investigadores brasileños. Patrick era uno de sus mejores amigos. Antes de viajar a España, Patrick estudiaba derecho en Joao Pessoa. Marvin iba a su casa y él a la de Marvin. “Marvin acredita que Patrick quiso compartir el momento del crimen con el declarante porque sería su único amigo de verdad”. En un momento dado, Marvin le dice a Patrick: “Tengo miedo de perderte". Luego, ante la Policía Federal, Marvin aclaró que “solo le tenía a él como amigo”. Según Marvin, esas expresiones las utilizaban con normalidad. Eran corrientes entre ellos. Entonces a los investigadores les entra la duda sobre si ambos jóvenes son o no pareja. Marvin negó, entonces, ante preguntas de la Policía, que no mantenía relación amorosa con Patrick y que esas expresiones no fuesen malinterpretadas. “Que eso es una forma de hablar y que el declarante trata a otros amigos de la misma forma”.

Marvin, después de aquella tarde y aquella noche acompañando a Patrick calló, y no le contó a nadie lo que había pasado. ¿Por qué no entregó las conversaciones a la policía? “No entregó las conversaciones a la policía porque no quería que Patrick fuera apresado y porque tenía miedo de que él hiciese alguna cosa contra el declarante. Que el declarante no mencionó esas conversaciones con Patrick a nadie”.

Cuando Patrick volvió a Brasil, Marvin confiesa que se vieron "en dos ocasiones”, narra a la Policía. En una de ellas, el asesino le contó a Marvin que había confesado a su hermana Hanna haber cometido los homicidios. “Siempre hablaba con Patrick y este decía que no le gustaba su tío. Que este se quedaba con el dinero que el padre le mandaba. Que él nunca había mencionado la posibilidad de matar a los familiares, habiendo sido eso una sorpresa para el declarante”.

Más mensajes

Un detalle llamativo de la declaración es el estado del teléfono de Marvin, ese en el que, debido a un descuido, sirvió para que las autoridades localizasen al cómplice. “El teléfono en el que estaban las conversaciones aquí tratadas está siendo arreglado. Que las conversaciones no estaban en el teléfono, pues este había sido formateado. Que un amigo del declarante, de nombre XXX, trabaja en la tienda en la que el móvil está siendo arreglado”.

Fue ese el móvil que sirvió para descubrir los mensajes entre Patrick y Marvin. Otros mensajes a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, dan más detalles de la planificación de Patrick en la muerte de Marcos.

Más mensajes adquiridos en exclusiva por EL ESPAÑOL

Más mensajes adquiridos en exclusiva por EL ESPAÑOL

-Patrick: No sentí nada. Él llega a las 21.00. El último bus es a las 20.00. Ella dice que él cogía el de las ocho y llegaba aquí a las nueve.

-Marvin: Eres demasiado psicópata.

Como informó ayer EL ESPAÑOL, Marvin sigue en la cárcel de PB en Joao Pessoa, a la espera de que el juez tome hoy o mañana una determinación sobre su futuro. En el escrito de la Policía Federal difundido el sábado por este periódico los investigadores no hallan razones para mantener a Marvin encerrado. En ningún momento hablan del encubrimiento del crimen.