Caso Gürtel

El tribunal rechaza las testificales solicitadas por Bárcenas: "Aquí no pintan nada"

Solicitaba el testimonio de Florentino Pérez y Juan Miguel Villar Mir, supuestos contratistas que pagaron comisiones.

Francisco Correa, en su tercer día de declaración ante el juez por el caso Gürtel.

Francisco Correa, en su tercer día de declaración ante el juez por el caso Gürtel. Efe

  1. Caso Gürtel
  2. Luis Bárcenas
  3. Francisco Correa

El tribunal que juzga el 'caso Gürtel' ha rechazado las testificales solicitadas por extesorero del PP, respecto tres exministros del PP, Jaume Matas, Elvira Rodríguez y Rafael Arias Salgado, así como la de los empresarios Florentino Pérez y Juan Miguel Villar Mir. "No lo vamos a admitir en ninguno de los extremos. Es una prueba que es interpretativa y consideramos que no es pertinente. Tendrían en todo caso que estar en el banquillo de otra manera distinta, no como testigos. Aquí no pintan nada", ha explicado el presidente de la Sala, Ángel Hurtado.

El tribunal sostiene que en caso de que fuera cierto, no tendrían que estar sentados como testigos sino como acusados, y si no lo están es porque la investigación no lo ha considerado procedente. Respecto de los exministros, Hurtado ha recalcado que las manifestaciones vertidas por el líder de la trama, Francisco Correa, son "genéricas e imprecisas".

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, no está dispuesto a que el tribunal de por bueno el testimonio del líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, quien aseguró que entre ambos se encargaron de cobrar el 3% en comisiones ilegales a empresarios a cambio de conseguirles adjudicaciones en obras públicas.

Correa aseguró que él tenía el contacto con los empresarios y Bárcenas con los políticos. Así, ciertas empresas, como OHL, ACS o FCC, se ponían en contacto con él.

Entonces, Correa se lo comentaba a Bárcenas, quien era el que hacía las gestiones con los ministerios para que adjudicaran contratos públicos a estas empresas, a cambio de un 3% de comisión. Ese dinero se lo repartían entre Correa y Bárcenas. De su declaración se desprende que la parte del extesorero iba destinado a financiar al PP.

Ahora, Bárcenas quiere tirar por tierra esta versión y ha solicitado al tribunal que cite como testigos a los afectados por la declaración de Correa. Así, entiende que deben acudir a declarar Jaume Matas y Elvira Rodríguez, por su condición de exministros de Medio Ambiente; Rafael Arias Salgado, exministro de Fomento; así como los presidentes de dos de las empresas contratistas citadas, ACS y OHL, Florentino Pérez y Juan Miguel Villar Mir.

En el caso del exsecretario general del PP y exministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, no lo ha solicitado porque su testifical ya está acordada por la Sala. El tribunal resolverá esta petición una vez escuchada la postura de la Fiscalía Anticorrupción.

“En ocasiones, Bárcenas repartía el dinero"

El líder de la trama ha explicado que el extesorero del PP; Luis Bárcenas, a veces repartía entre otros políticos el reparto de las comisiones entregadas por empresarios a cambio de adjudicaciones, pero en muchas otras ocasiones se queda él con la integridad del dinero. “Yo no decidía porque yo no pertenecía al PP. En muchísimas ocasiones no compartía, se las quedaba Bárcenas. No sé que hacía, si se las quedaba para él, si se las daba a Lapuerta -en referencia a Álvaro Lapuerta, antecesor en la Tesorería del PP-, o qué hacía”, ha señalado.

A preguntas de su abogado, Correa está matizando y aclarando ciertos aspectos de su declaración la semana pasada a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción. Respecto de los contratos otorgados a varias empresas en Castilla y León, Correa ha explicado que la comisión entregada por varios empresarios a cambio de la intermediación de Correa y Bárcenas, en ocasiones parte del dinero también fue repartido entre el que fuera vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Jesús Merino, también acusado en esta causa. “Lo que he dicho sobre Bárcenas es absolutamente cierto”, ha añadido.

Según el relato de Correa, hacía de 'lobista' entre empresarios y el Partido Popular para interceder en la adjudicación de obra a cambio de una comisión. Correa era el vínculo con esos empresarios y Bárcenas con los políticos del PP. Si la adjudicación salía adelante, el líder de la trama se llevaba la mitad de esa comisión y Bárcenas la otra parte.

"Con Aznar no tengo ninguna relación"

A preguntas de su abogado, Correa ha querido dejar de lado al expresidente del Gobierno, José María Aznar, así como al exsecretario general del partido, Francisco Álvarez Cascos. "Yo con Aznar no tengo ninguna relción. Él ne miraba, yo le miraba, pero no he sido amigo de él nunca. Yo trabajaba para él, me miraba, me sonreía y punto", ha querido matizar. Respecto a Cascos, también se ha distanciado. Ha relatado cómo supo por Bárcenas que Álvarez Cascos iba a hacer un viaje a Turquía con su novia tras su divorcio y como él también tenía un viaje programado a ese país por negocios, lo que hizo fue adelantarlo una semana para coincidir allí con él. "Quería captarle como cliente. Coincidí con él allí. A partir de entonces, le vi en un par de ocasiones. Pero hace ya 18 años que no le veo", ha explicado.

"¿Ha pagado al señor Álvarez Cascos alguna comisión?", le ha preguntado su letrado defensor. "Absolutamente nada", ha zanjado Correa, que sin embargo dijo en una ocasión al exconcejal de Majadahonda, José Luis Peñas, y que está grabado, que él sabía donde guardaba el dinero "Paco Cascos". Como ya dijo Correa el viernes pasado, "me bebería una copa de vino cuando le dijo eso".

Correa también ha indicado que en su labor como intermediario de empresarios en la adjudicación de obra pública en la administración central él no era quien hacía la gestiones con los cargos públicos. "El sistema es ir a la persona que lleva el tema económico del partido y él sabrá con quien tiene que hablar. A lo mejor no habla con el ministro, a lo mejor habla con el secretario de Estado, no lo se. Toda la relación la llevaba Bárcenas, yo no la llevaba", ha subrayado.

Por otro lado, ha aclarado de nuevo que "Luis el cabrón" no es Bárcenas sino uno amigo suyo, Luis Delso, presidente entonces de la compañía Isolux Corsán. Ha indicado que no intermedió por Delso para obtener contratos con administraciones del PP porque este empresario estaba muy vinculado al PSOE y no era aceptado por el partido que entonces presidía Aznar. Ha reconocido que únicamente hizo una gestión por él para que conociera al entonces presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, gestión "que no dio sus frutos".

Sin embargo, ha recordado un dato que se le había olvidado: "pedí a Delso que contratara al hermano de Bárcenas como delegado de Isolux en Levante".

"Tenía parking en Génova"

Correa se ha negado a responder a las preguntas del resto de acusaciones y defensas. No obstante, los abogados han leído ante la Sala cada una de las preguntas que pretendía realizar al principal acusado. El abogado de Bárcenas le ha preguntado cómo podía ser que le llevara dinero en metálico a Bárcenas sin que el partido lo detectase, dado que para entrar en la sede de la calle Génova, donde tenía sus despacho, debía pasar por un escáner.

En el turno de preguntas de su propio abogado, Correa ha querido responder a esta pregunta. "Yo tenía una tarjeta especial y no pasaba por el escáner. Entraba directamente por el parking, como los miembros de la Ejecutiva. No pasaba por ningún escáner y eso se puede chequear porque está en el registro del PP. Y además, no sólo le llevaba el dinero a Génova sino también a su casa en la calle Príncipe de Vergara", ha espetado.