Caso Imelsa

El 'yonqui' del dinero del PP: "Rajoy y Camps conocían que se cobraban comisiones"

Marcos Benavent ha hecho estas declaraciones a la entrada a los juzgados de Valencia.

Marcos Benavent, a la entrada a los juzgados.

Marcos Benavent, a la entrada a los juzgados. Efe

  1. Caso Imelsa
  2. PP Valencia
  3. Mariano Rajoy Brey
  4. Francisco Camps
  5. Corrupción

Marcos Benavent, el recaudador de la trama de presuntas mordidas que investiga el juzgado 18 de Valencia y que estaría encaminada a financiar al PP de esta provincia, así como a enriquecer a quienes eran sus líderes –la investigación sitúa a  la cabeza a Alfonso Rus, expresidente de la Diputación de Valencia y del partido en esta provincia-, ha manifestado este viernes que tanto el presidente autonómico, Francisco Camps, como el presidente del partido y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, estaban al tanto. "Camps estaba al corriente, Rajoy estaba al corriente... en el partido es lo que hay, es que lo vemos todos los días, la gente tiene que despertar", ha dicho Benavent antes de entrar a los juzgados para declarar de nuevo por esta causa. En esta ocasión, por las presuntas mordidas que se cobraron por adjudicaciones en la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valencia.

El autodenominado yonqui del dinero ha negado tener alguna prueba de que el máximo dirigente del PP conociera la presunta trama. Ni tan siquiera ha afirmado que hablara de ello con Alfonso Rus. “No podían ser tontos”, ha reiterado al salir de su declaración judicial. Benavent, que en su día negó saber si la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, estaba al tanto de que en su ayuntamiento se estarían cobrando comisiones, ha alegado hoy razones de jerarquía para sostener su afirmación de que tanto Rajoy (su nombre no aparece en ninguna grabación que haya trascendido tras el levantamiento del secreto de sumario) como Camps (cuyo nombre sí aparece como presunto conocedor de mordidas en la empresa pública Ciegsa, encargada de las construcciones de centros educativos) no eran ajenos a lo que, según sus palabras, “pasaba en el partido”. “¿Alguien duda de que no lo puede saber?”, ha dicho.

La coordinadora general del PP de la Comunidad Valenciana, Eva Ortiz, ha salido al paso de estas afirmaciones y ha censurado sus acusaciones “gratuitas”. En declaraciones a Efe, Ortiz ha insistido en las vaguedades de Benavent: “No se puede salir de un juzgado y hablar de que ‘creo que’ o ‘parece que a lo mejor’ (…) Lo que no podemos hacer es, gratuitamente, afirmar cuestiones que este señor no ha podido demostrar. Eso no puede ser”, ha indicado.

Benavent ha salpicado a buena parte de los dirigentes del partido y del gobierno valenciano durante la etapa investigada. Así, además de Rajoy y Camps, ha afirmado que el actual presidente del PP provincial de Valencia, Vicente Betoret, que entonces era el número dos, también "estaba enterado de muchas cosas". Betoret, de hecho, aparece señalado por la UCO como una de las personas que participarían en las reuniones donde se hablaba de las comisiones. Sin embargo, el juzgado de Instrucción 18 de Valencia, que investiga el caso Taula, no lo ha imputado ni señalado en la investigación. 

El levantamiento del secreto de sumario sobre la pieza principal ha puesto también en el punto de mira a quien fuera exconseller de Educación, Alejandro Font de Mora. El ahora diputado autonómico aparece señalado por Benavent y en las grabaciones aportadas a la causa como uno de los altos cargos que estaría al tanto de las mordidas. Tanto Betoret como Font de Mora han negado cualquier implicación. En este sentido, Benavent ha dicho: "Font de Mora era el conseller, lo que no puede decir es que no sabía nada de nada, ha habido un déficit (en referencia a los sobrecostes de Ciegsa) de mil millones, no puedes decir que no sabías nada, tan tontos no son".

El confeso recaudador del PP en la era Alfonso Rus ha afirmado además que se ha gastado todo el dinero que desvió mediante una empresa pantalla creada, según él mismo ha reconocido en varias ocasiones, para hacerse con fondos de Imelsa, la empresa pública de la Diputación que está en uno de los focos de la trama de mordidas. "Que se lo queden todo, ya lo doy todo por perdido", ha dicho tras ser preguntado sobre cómo piensa devolver el dinero que se habría llevado durante estos años. 

Alcón no declara

Antes que Benavent, el juzgado ha tomado declaración a la exconcejala de Cultura, María José Alcón, investigada por presuntas adjudicaciones irregulares a cambio de mordidas. Alcón se ha negado a declarar. Mientras, el comisionista confeso ha declarado durante algo más de dos horas. A su salida, ha restado veracidad a las grabaciones que constan en el sumario y en las que, en una conversación con Alcón, le dice: “Yo te he dejado ahí 10.000. He dejado 5.000 para el partido, porque Alfonso viene así y yo me he quedado 5.000”.

Sobre esta grabación, Benavent ha negado que, de las supuestas mordidas en la concejalía de Cultura, se derivase dinero para el partido. Preguntado sobre, por qué aparece así en la grabación, ha dicho: “Las conversaciones son muy relativas, ahí hablas un pocio de todo”.