GUERRA INTERNA

Susana Díaz y el resto de barones desbaratan la idea del congreso exprés que baraja Sánchez

García-Page y Lambán apelan a la "coherencia" del secretario general para no convocar ese cónclave. "Rendimos cuentas a nuestros votantes", responde el líder. 

Pedro Sánchez en un acto de las elecciones gallegas/Kikp Delgado/ EFE

Pedro Sánchez en un acto de las elecciones gallegas/Kikp Delgado/ EFE

  1. PSOE
  2. Susana Díaz
  3. Emiliano García-Page
  4. Antonio Pradas
En tromba contra la idea de su líder. Susana Díaz y otros barones del PSOE se han apresurado para desbaratar la opción de que Pedro Sánchez convoque un congreso federal exprés en fechas próximas. Por un lado, el PSOE andaluz ha considerado que se trata de "una hipótesis a la que no damos mayor credibilidad". Y, por otro, los presidentes de Castilla-La Mancha y Aragón, Emiliano García-Page y Javier Lambán, respectivamente, han confiado en la "coherencia" del líder socialista para no convocar un congreso federal antes de que se haya formado Gobierno en España. Sin embargo, el líder socialista sigue en sus trece: 
Ambos barones se han pronunciado así a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que Sánchez convoque este congreso al que se presentaría, tras reunirse en la ciudad de Cuenca para impulsar un protocolo de colaboración entre ambas comunidades autónomas. En primer lugar, el presidente de Aragón ha afirmado que tiene "absolutamente claro que a Pedro Sánchez, en ningún caso, le va a pasar por la cabeza plantear o convocar un congreso antes de que se resuelva la gobernanza de este país", informa Efe.
"Estoy absolutamente convencido de que el máximo responsable del partido que es Pedro Sánchez no incurrirá en la arbitrariedad, inconsecuencia e irresponsabilidad que supondría desdecirse de sus propias palabras y desdecirnos de lo que hemos hablado hasta la saciedad", ha agregado Lambán.
García-Page también ha sido claro al respecto. "No sé de dónde han salido estas especulaciones de que va a haber congreso, lo he visto en los medios, pero yo confío plenamente en la coherencia y en la palabra y en el acuerdo dado por el partido a nivel federal unánimemente y a propuesta de su secretario general", ha dicho el presidente castellanomanchego.
En su intervención, recogida por Efe, también ha insistido en la idea de que "los dirigentes territoriales en un partido que cree en un modelo federal" tienen "tanto derecho a hablar y a opinar como el resto de militantes, como el resto de los dirigentes y también como los dirigentes de Ferraz". 

El PSOE andaluz

Una vez resuelta la gobernabilidad del país, será el momento de que se celebre el congreso federal del PSOE. Esa fue la máxima que sirvió en abril para aplazar sine die el cónclave y a ella se agarran ahora los socialistas andaluces para frenar los movimientos que pueda haber en esa dirección por parte de Ferraz, que podría estar perfilando en el calendario unas primarias para el 23 de octubre y un congreso exprés para principios de diciembre.

Aunque por el momento en el PSOE-A no tengan “conocimiento formal” de la intención de convocar ese congreso, más allá de una “hipótesis” aireada de en los medios de comunicación, sí han querido adelantar su posición. “No se entendería que estuviéramos entretenidos en temas internos cuando no hay gobierno”, ha dicho el coordinador de la Interparlamentaria del PSOE andaluz y secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, que no ha querido “dar más credibilidad” a esa posible convocatoria porque podría alentar “un debate totalmente estéril”

“No contemplo la hipótesis de que eso se pueda producir y si fuera así habría que consultar los estatutos y la normativa”, ha dicho, para acto seguido insistir en que el partido es “serio” y que se aplazó su congreso “hasta que se conformara un gobierno en España”.

A esto se une que fue precisamente Pedro Sánchez quien promovió posponer sin fecha el congreso ordinario y por este motivo. Todos los barones territoriales respaldaron su propuesta y se anuló así el calendario que el comité federal aprobó en su reunión del pasado 30 de enero. Un cronograma que generó tensiones, porque si bien había federaciones, como la andaluza que querían el congreso en mayo, en Ferraz querían retrasarlo hasta junio.En lo que también parece ir por libre Sánchez es en su intención de explorar un gobierno alternativo. Hasta ahora lo que se había planteado en el seno de la Ejecutiva federal era una ronda de contactos con otros partidos, pero no para la formación de un gobierno alternativo. “Imagino que lo dirá ahora en la Ejecutiva y en el comité federal”, ha supuesto Pradas.

A tenor de que los vetos cruzados entre Podemos y Ciudadanos siguen vigentes, desde el PSOE andaluz también cortan las alas a cualquier intento con los independentistas. En el último comité federal se marcaron dos líneas claras: no a Rajoy, y no a pactar con los independentistas. Pradas lo ha vuelto a recordar.

“Vamos a ver qué propuestas lleva Pedro Sánchez lleva al comité federal”, ha zanjado Pradas, que ha reconocido que de estos temas  “últimamente no ha hablado” con él. No es el único, es una queja generalizada entre los barones socialistas. Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara  y Emiliano García-Page tampoco han hablado con el líder del partido desde el pasado mes de julio.

Sánchez responde

Pese a todas las críticas a sus intenciones, Pedro Sánchez se ha reafirmado este viernes en su 'no' a la investidura de Mariano Rajoy y ha defendido que los socialistas rinden cuentas a sus votantes y "no a los intereses de quienes quieren" que el líder del PP, Mariano Rajoy, "gobierne sin oposición".

En una comida-mitin en Tui (Pontevedra), en el marco de la campaña de las elecciones gallegas, el líder socialista ha recalcado que "cuanto más arrecian los ataques" al PSOE por parte de "la derecha política, mediática y económica" más "emerge la verdad" de que su partido "no es lo mismo" que el PP, como decían aquellos que pretendían "dividir a la izquierda".