Caso Taula

La adicción sin fin del 'yonqui del dinero': adjudicaba a su empresa y además le cobraba la mordida

Benavent era copropietario en secreto de una empresa que facturó al menos 2 millones a la trama.

Marcos Benavent, un arrepentido conocido como 'yonki de dinero'.

Marcos Benavent, un arrepentido conocido como 'yonki de dinero'.

Marcos Benavent, quien se definió a sí mismo como un "yonqui del dinero", está considerado como el principal recaudador de mordidas para la trama desarticulada en la 'operación Taula'. Era una de las personas que decidía a quién se adjudicaban los contratos de la Administración saltándose los controles y las comisiones que se repartían por ello. En su reconocida adicción por el dinero, Benavent llegó a hacer las dos cosas con una empresa de la que poseía el 40 por ciento de las acciones. El negocio era doble: se autoadjudicaba los contratos a esa sociedad de la que era copropietario en secreto y además se quedaba su parte de la mordida. 

Estas prácticas comenzaron cuando Benavent desempeñaba sus funciones en la Fundación Jaime II el Just, dependiente de la Consejería de Cultura del Ayuntamiento de Valencia. La empresa en la que tenía participaciones era Thematica Events. Según los informes de la Guardia Civil que obran en el sumario del caso a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, esta firma facturó 1,7 millones de euros con la fundación entre los años 2004 y 2007. De ese dinero, tanto Benavent como el gerente de Jaume II el Just, Vicente Burgos, se repartían entre un 2% y un 3% de dinero en comisiones como era habitual.

Lo admitió Benavent

No obstante, los investigadores precisan que "este beneficio podría ser mayor en el caso de Marcos Benavent teniendo en cuenta que poseía participaciones sociales de Thematica Events". Lo admitió el propio aludido en su declaración ante la Guardia Civil el 2 de junio de 2015. Confirmó a los agentes que estuvo en la constitución de la empresa y que poseía un porcentaje de la misma. La Guardia Civil le preguntó por ello después de haber encontrado el contrato de compraventa de las participaciones, fechado el 10 de febrero de 2004. Fue intervenido en un registro relacionado con la causa.

Preguntado acerca de cuál era su interés en tener participaciones en Thematica Events, el yonqui del dinero admitió que "pretendía recibir contratos de la Fundación así como de otras administraciones", según consta en el acta de su declaración. Con ese fin "trataron de mantener oculta" esta participación y lo hicieron firmando "un contrato privado".

"No tenía un beneficio fijo ni regular, cuando la empresa recibió alguna adjudicación en ocasiones participaba de la comisión que esta empresa daba a la persona de la administración”, admitió. Thematica Events, dedicada a actividades de artes escénicas, fue constituida el 20 de junio de 2002 y su administrador era Rafel García Barat, investigado en la causa por fraude, falsedad en documento mercantil, cohecho y organización criminal.

12.000 euros de golpe

En aquel contrato privado, García Barat vendió a Marcos Benavent un paquete de 12.000 acciones (a un euro cada una) de las 30.050 que tenía la sociedad. El principal recaudador de la trama las pagó en efectivo y pasó a disponer de un 40% de participaciones de la empresa. Eso sucedió un año después de que Benavent entrase en la Fundación Jaume II, institución que abandonó en 2007 para dar el salto a Imelsa (Impulso Económico Local S.A.), dependiente de la Diputación de Valencia que dirigía Alfonso Rus.

Benavent y Rus se conocían desde la época en la que ambos coincidieron en el Ayuntamiento de Xátiva. El primero como concejal de festejos y el segundo como alcalde (1995-2015). No afectó el cambio de destino de Benavent para que su empresa siguiese teniendo contactos con la Administración, tal y como era su propósito. Según la Guardia Civil, Thematica Events 291.384,85 euros sólo en 2008 con la empresa pública IMELSA. Los encargados del caso Taula sostienen que Benavent centró "gran parte de sus esfuerzos en ayudar a Alfonso Rus en su camino hacia la Presidencia de la Diputación", pero eso no evitó que buscase "lucrarse a título individual de forma paralela".

"A este fin respondería tanto el hecho de quedarse para sí con una parte del dinerorecaudado como su participación en la empresa Thematica Events", concluyen los investigadores. Añaden que esta empresa, además de ser utilizada para contribuir a financiar al partido dirigido por Rus, habría sido el vehículo utilizado para lograr un enriquecimiento ilícito mediante el desvío de fondos públicos o la adjudicación de contratos a favor de esta empresa por intercesión del propio Marcos Benavent".