Negociaciones electorales

Sánchez se ofrece como alternativa a Rajoy y agranda la división en el PSOE

El líder socialista ha hecho un llamamiento a las "fuerzas del cambio"; Carmona le advierte que "no puede echarse el país sobre sus hombros" con 85 diputados.

Pedro Sánchez, en el acto celebrado en San Sebastián.

Pedro Sánchez, en el acto celebrado en San Sebastián. EFE

  1. Pedro Sánchez
  2. Investidura
  3. Mariano Rajoy Brey

Pedro Sánchez mueve sus fichas tras la investidura fallida de Mariano Rajoy y se ofrece como alternativa de Gobierno. Para ello, ha hecho un llamamiento a las "fuerzas del cambio", a las que les ha pedido que "no le den una tercera oportunidad" al presidente del Gobierno en funciones. Mientras, voces internas del PSOE le aconsejan que facilite la investidura; el último en respaldar esta opción ha sido Antonio Miguel Carmona, tras decirle al secretario general socialista que "no puede echarse el país sobre sus hombros" con 85 diputados.

Pedro Sánchez, acompañado de la secretaria general de los socialistas vascos Idioia Mendia, ha asegurado en un acto político en San Sebastián que el PSOE no quiere la repetición de comicios. En caso de que el bloqueo político persista, ha señalado directamente a Mariano Rajoy: "Como consecuencia de su incapacidad para articular una mayoría que le permita gobernar, está jugando ya a unas terceras elecciones".

"Los socialistas cumplimos con nuestra palabra, dijimos que no íbamos a facilitar un gobierno de Rajoy y hemos cumplido con la palabra del cambio", ha afirmado Pedro Sánchez. Un cambio que, a su juicio, está "liderado por los socialistas", frente a aquellos que no quieren "que nada cambie" con Mariano Rajoy y el exministro Soria -recientemente propuesto para ocupar un cargo en el Banco Mundial- como máximos representantes del "inmovilismo".

Para evitar que Rajoy se proclame presidente, ha señalado Sánchez, hace falta que las demás "fuerzas del cambio", "hagan lo propio" y cumplan con su palabra. La sesión de investidura representó, ha asegurado, "una derrota legítima y democrática de Rajoy a la presidencia del Gobierno": "Se tendrían que preguntar cómo es posible que hace cuatro años cosechara una de las mayores mayorías de la democracia y hoy sea de los políticos peor valorados".

Voces críticas en el PSOE

No faltan las voces en el seno de la formación socialista que critican el 'no' inquebrantable de Pedro Sánchez. El último en manifestar su contradicción ha sido Antonio Miguel Carmona, concejal en el Ayuntamiento de Madrid, quien ha exigido la celebración de un Comité Federal. 

Carmona ha advertido a Sánchez que "no puede echarse el país sobre sus hombros" con 85 diputados. Sobre las negociaciones electorales, ha inquirido que el PSOE "no pactará nunca con independentistas".

En una semana convulsa para los socialistas, en la que todas las presiones internas y externas se dirigían al secretario general, fuentes del partido reconocen que éste ha vuelto a ganar tiempo en la batalla interna que libra con los barones autonómicos, al hacer un llamamiento que nadie esperaba a Podemos y Ciudadanos para buscar una "solución" que evite las terceras elecciones.

Un golpe de efecto que descolocó a propios y extraños y que los más críticos atribuyen a una mera maniobra de supervivencia.

Aunque cada vez son más los dirigentes territoriales del PSOE que abogan por celebrar un Comité Federal para discutir la posición del partido, solo el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, se ha atrevido a pedir públicamente la abstención para investir a Rajoy.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero señaló este sábado que el escenario político vive una "situación excepcional" y le lanzó un mensaje a Sánchez: "Pactar no es traicionar". Felipe González también recomendó al secretario general socialista un 'no' en la primera ronda de votaciones de la investidura y una abstención en la segunda: "Incluso si Rajoy no se lo merece".

José Bono, Alfonso Guerra, Josep Borrell, Javier Solana, Joaquín Almunia... nombres que han marcado la trayectoria del PSOE en los últimos años que también han exigido la formación de un Gobierno "cuanto antes".