Berriozar

Así responden las víctimas a quienes piden el acercamiento de etarras en un pueblo de Navarra

Las fotos de los asesinados Tomás Caballero y Francisco Casanova cuelgan ahora junto a la de los terroristas Mikel e Ibai Ayensa, y Joseba e Iñaki Lerín.

Carteles colgados por el colectivo de víctimas Covite.

Carteles colgados por el colectivo de víctimas Covite.

  1. ETA
  2. Covite
  3. Navarra
  4. Berriozar
  5. Víctimas terrorismo

El municipio navarro de Berriozar fue testigo del nacimiento del comando de ETA Ekaitza, uno de los más activos en la Comunidad Foral en los últimos años. Sus integrantes entraron en la banda terrorista después de una larga trayectoria vinculados en organizaciones juveniles radicales y tras perpetrar numerosos ataques de la kale borroka. Ya como pistoleros, acabaron con la vida de uno de sus vecinos, el subteniente del Ejército Francisco Casanova. Después matarían al concejal de UPN Tomás Caballero. Hoy, coincidiendo con las fiestas del municipio, carteles con las fotos de los terroristas piden su acercamiento para que disfruten de días tan señalados.

Los hermanos Mikel e Ibai Ayensa son los miembros de este comando. Pero en el pueblo también se criaron otros dos hermanos: Iñaki y Joseba Lerín. Iñaki fue detenido en Londres, en 2012, junto a un histórico de la banda, Antonio Troitiño. Integraba, junto a su hermano Joseba, el comando Urederra, que tenía información para acabar con la vida del filósofo Fernando Savater y que contaba con un zulo en Berriozar con más de 170 kilos de explosivos. Las fotos de los cuatro ilustran los carteles que ahora cuelgan en este municipio navarro, a escasos metros de una estatua que rinde homenaje a Francisco Casanova, uno de sus asesinados.

La respuesta del colectivo de víctimas del terrorismo COVITE ha sido la de empapelar otros espacios, este domingo, con carteles similares a los que piden el acercamiento de los etarras, aunque con diferencias sustanciales: el mapa de fondo, en lugar del de Euskal Herria, es el de Navarra; las fotos recuerdan a los asesinados Tomás Caballero y Francisco Casanova; el lema, en euskera, pide: "Las víctimas del terrorismo, a las fiestas".

"COVITE ha anunciado esta mañana en un comunicado que la acción prevé acabar con la barra libre de radicalización violenta que inunda las fiestas de numerosos municipios del País Vasco y Navarra", advierte el colectivo de víctimas a través de un comunicado.

"Mientras en Europa la lucha contra la radicalización violenta es una prioridad en las políticas púbicas de Seguridad, España ignora de forma flagrante uno de los mayores peligros de fanatización presentes en territorio europeo", añade el colectivo.