Seguridad

La Policía advierte: así marcan los ladrones las casas en las que robar

Los cacos utilizan trozos de plásticos. El procedimiento, utilizado por las organizaciones delictivas, les permite saber si los inquilinos llevan varios días fuera de la vivienda.

Pruebas de los testigos utilizados por los ladrones e interceptados por la Policía.

Pruebas de los testigos utilizados por los ladrones e interceptados por la Policía.

  1. Robos
  2. Policía Nacional
  3. Seguridad

A uno de los inquilinos de un inmueble del distrito de La Latina, en Madrid, le llamó la atención la presencia de unos pequeños trozos de plástico en los márgenes de las puertas de algunos de sus vecinos. Alertado, llamó a la Policía. Cuando los agentes inspeccionaron el escenario certificaron sus sospechas: era la marca que un grupo de ladrones había dejado para certificar qué viviendas llevaban días sin evitar. El operativo culminó con la detención de una pareja de criminales, a los que capturaron cuando volvieron al edificio.

El modus operandi que utilizaron los dos ladrones es el mismo que utilizan las bandas dedicadas al robo en los inmuebles. El procedimiento es sencillo: colocar un pequeño trozo de plástico o de cartón en el margen de la puerta y volver al cabo de unos días. Si el señuelo ha caído al suelo, los inquilinos han regresado en algún momento; si sigue en su lugar, nadie habrá abierto la puerta y, por tanto, llega el momento de actuar.

A los dos detenidos en el madrileño barrio de La Latina se les incautó diverso material que les serviría para forzar las puertas, como ganzúas y palancas. Operaban de noche y así evitaban ser vistos por el resto de los vecinos. También se les intervinieron guantes, para no dejar sus huellas en el lugar del delito, y linternas.

El procedimiento se ha extendido con tanta rapidez que la Policía Nacional ha puesto en marcha una campaña de sensibilización ciudadana. A través de sus redes sociales ha lanzado varios mensajes en los que advierte de este método y en los que muestra fotografías de algunos de los señuelos intervenidos en sus operativos.

Señuelos de plástico descubiertos por la Policía en las puertas de las viviendas.

Señuelos de plástico descubiertos por la Policía en las puertas de las viviendas.

Los robos, en fines de semana

Según los datos del Ministerio del Interior, ofrecidos en el Balance de Criminalidad, el número de robos con fuerza en en domicilios ha aumentado un 7,7 por ciento respecto al año anterior. Este incremento se traduce en una serie de hábitos que los ladrones suelen poner en marcha al perpetrar el crimen: más del 30 por ciento de los robos se producen en fin de semana, y las horas críticas se concentran entre las dos y las cuatro de la madrugada.

Además, el objetivo prioritario de los cacos son las viviendas unifamiliares -un 73%, según un informe publicado por la empresa de seguridad Prosegur-, y las provincias en las que se registran con mayor asiduidad este tipo de delitos son Lleida, Almería y Huelva.

Los consejos de la Policía

Para evitar el robo de viviendas, especialmente en épocas festivas y verano, la Policía da una serie de consejos. No difundir en exceso que se ausentará de la vivienda por vacaciones es el primero de ellos: "No comente con desconocidos su marchani presuma por ahí del magnífico viaje que tiene previsto realizar, y por supuesto, no deje notas que indiquen cuándo va a volver", advierten.

Además, piden que se avise a las autoridades ante cualquier movimiento sospechoso en la calle o en las inmediaciones. Si se pueden programar luces y persianas para dar sensación de movimiento, que un amigo o familiar recoja las cartas del buzón, e instalar medidas de seguridad -como rejas o puertas blindadas-, son actitudes que sirven para contrarrestar la acción de los ladrones.