LA NUEVA LEGISLATURA

Rivera a Rajoy: "C's no impedirá la investidura pero estará en la oposición"

El líder del Ciudadanos ha dicho que su partido asume que la primera

Mariano Rajoy y Albert Rivera a su llegada a la reunión que han mantenido en el Congreso.

Mariano Rajoy y Albert Rivera a su llegada a la reunión que han mantenido en el Congreso. Efe

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Pedro Sánchez
  3. Albert Rivera
  4. Investidura
  5. Ciudadanos
  6. PP Partido Popular

Con catorce escaños más que el 20D, esta vez Mariano Rajoy está dispuesto a presentarse a una sesión de investidura para pedir respaldo al Parlamento. Sin embargo, el líder del PP solo cuenta con el apoyo de sus 137 diputados y necesita 39 escaños más para superar la investidura. Si de las rondas de contactos con Ciudadanos y PSOE no consigue ni siquiera asegurarse la abstención de los 32 diputados de Albert Rivera, el presidente del Gobierno en funciones está dispuesto a dejar la investidura para septiembre y abrir un período de reflexión para que todos los partidos vuelvan a reconsiderar sus posturas.

El líder del PP siempre ha defendido que a una investidura se va a ser investido. Por eso la hoja de ruta que se está escribiendo en Génova todavía es incierta, ya que gran parte del camino que se tome dependerá del resultado final de la reunión que tendrán Rajoy y Albert Rivera este martes. El PP rescatará el pacto de El Abrazo que C´s firmó con el PSOE en la legislatura fallida para presionar ahora al líder de la formación naranja y pedirle un apoyo similar, aunque son conscientes de que los de Rivera solo aceptarían negociar para un pacto de investidura y no de Gobierno como el que firmó con el PSOE. Para conseguirlo, en Génova están dispuestos a estudiar "con muy buenos ojos" las reformas que pidan desde la formación naranja. 

Las cuentas siguen sin salir y son muy conscientes en la sede de los conservadores. Sin embargo, el equipo más cercano de Rajoy confía en que si el encuentro es favorable, los socialistas no tendrán más remedio que reconsiderar el 'no' al PP que salió del comité federal del sábado. “Le damos mucha importancia a la reunión con C´s. Le pedimos la misma actitud, la misma disposición y capacidad de diálogo que con el acuerdo que llegó con el PSOE”, resumió Fernando Martínez-Maillo tras el comité de dirección del PP de este lunes. El vicesecretario de Organización reconoció que su partido está abierto a cualquier negociación para recabar apoyos. De hecho, Rajoy ha acudido a la reunión con Rivera con “un folio en blanco” y anotará las sugerencias de reforma que le proponga el catalán.

Maillo sacó pecho de la Presidencia del Congreso, el primer puesto que se negociará cuando se formen las Cortes el 19 de julio. Aunque por número de escaños el sillón presidencial tendría que ser para el PP, los conservadores estarían dispuestos a cederlo a C´s si a cambio consiguen el apoyo activo -con un sí- o pasivo -con la abstención- de sus 32 diputados.

"Derribar vetos"

La reunión entre Rivera y Rajoy no será fácil. Sobre todo después de la campaña electoral tan dura que el de C´s hizo contra el líder del PP, a quien llegó a acusar de haber cobrado sobresueldos durante el único debate a cuatro que se celebró en esos quince días. En el seno del PP hablan de “reconstruir puentes”, “derribar vetos” y “acercar posturas”. “Salir de ese encuentro con el ánimo de abrir una negociación, sea la que sea, será un triunfo”, añaden. Por su parte, fuentes del partido naranja aseguran que acuden a la llamada de Rajoy con ánimo de escuchar. Si en los próximos días se vuelven a sentar, los de Rivera pondrían encima de la mesa las viejas reivindicaciones: reformar la ley electoral; suprimir aforamientos; facilitar iniciativas legislativas; despolitizar la justicia o limitar los mandatos para el presidente del Gobierno.

Pase lo que pase con la formación naranja, el PP fía todas sus esperanzas en el PSOE, a quien acusa de que tendrá que traicionar alguna de las dos premisas que acordó el pasado sábado durante el comité federal. “El PSOE dijo no a dos cosas incompatibles: no a Rajoy y no a las terceras elecciones. Y una de las dos cosas no va a suceder. O hay un gobierno del Partido Popular, porque no hay alternativa, o hay unas terceras elecciones. El partido socialista, en algún momento, se va a tener que desdecir de alguno de los noes”.

Sin ningún documento en la mesa

En este primer encuentro con Sánchez y Rivera, Rajoy no entregará a ninguno ningún documento con ninguna propuesta. El líder del PP solo quiere sondear la voluntad que tienen sus rivales para que haya un gobierno estable y, a partir de la semana que viene, abrirá una segunda fase de negociación en la que solo incluirá a aquellos partidos que quieren ayudarle. “Es necesario que haya un gobierno en España con la máxima estabilidad posible. Apoyando y no obstaculizando. Sánchez expresó que iría a la oposición con 85 escaños, y es una obviedad. Pero para que haya oposición debe haber un gobierno”, reclamó Maillo con rotundidad e insistió: “No nos rendimos, no hay alternativa. Si mantiene el no a Rajoy, dice sí a terceras elecciones”.