Fuerzas Armadas

España lidera la fuerza de élite de la OTAN pese a ser el tercer país que menos invierte en Defensa

La Alianza Atlántica insta a sus países miembro a redoblar sus esfuerzos en Defensa para hacer frente a un "mundo más peligroso".

Un efectivo español en las maniobras Brilliant Jump 16.

Un efectivo español en las maniobras Brilliant Jump 16.

  1. Fuerzas Armadas
  2. Defensa
  3. OTAN

La falta de inversión en materia de Defensa no ha impedido a las Fuerzas Armadas ser una de las más reputadas en el plano internacional. Tras jugar papeles clave en algunos de los escenarios más delicados del mundo -Afganistán, Irak o el África subsahariana-, ahora lideran la punta de lanza de la OTAN de intervención rápida. Una posición obtenida a base de planificación y esfuerzo, pero no de presupuesto: España es el tercer país de la Alianza Atlántica que menos invierte en materia de Defensa.

El dato lo confirmó el informe anual de la OTAN, al que su secretario general, Jens Stoltenberg, hizo referencia en rueda de prensa. La tendencia registrada en España es ligeramente a la baja: si en 2015 la inversión en Defensa fue del 0,92% del Producto Interior Bruto (PIB), en 2016 está previsto que alcance el 0,91%. O lo que es lo mismo, 10.104 millones de euros.

.

.

De acuerdo a los informes que maneja la OTAN, la ratio que debería servir como guía para los países de la Alianza tendría que ser del 2%. Para alcanzarlo, España debería multiplicar su inversión a más del doble. Tan solo cuatro países cumplen con esa premisa: Estados Unidos, Grecia, Reino Unido y Estonia. Polonia lo iguala.

Jens Stoltenberg incidió en la necesidad de los países miembro de mantener o subir su nivel de inversión en Defensa -que en líneas generales está previsto que suba un 3% en 2016- e instó a todos ellos a mantener el impulso en esta materia.

Los datos se han hecho públicos en la misma semana en la que la Alianza Atlántica se reúne en Varsovia para trazar las líneas generales para los próximos años. Mantener el pulso de Vladimir Putin en el este de Europa y hacer frente a la amenaza yihadista son los principales retos a los que se enfrentan. Se trata de "un mundo más peligroso", tal y como definió Stoltenberg tras la reunión mantenida este viernes, a la que asistieron los principales representantes de los países miembro. Barack Obama, presidente de Estados Unidos, entre ellos.

La punta de lanza de la OTAN

Para hacer frente a esta amenaza, la Alianza Atlántica cuenta con una fuerza de respuesta rápida. El nombre oficial de esta fuerza de élite es el de Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (VJTF) y ha sido probada en las maniobras Brilliant Jump 16, en mayo de este año y en Polonia.

Pese a contar con una inversión menor en Defensa que la mayoría de los países miembro de la OTAN, España ha logrado liderar este contingente multinacional compuesto por unos 5.000 efectivos. "El Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad (CGTAD) del Ejército de Tierra, con sede en la base 'Jaime I' de Bétera (Valencia), asume el Mando del Componente Terrestre de esta nueva fuerza de respuesta aliada y el mando de su 'punta de lanza', la VJTF, sobre la base de la Brigada de Infantería Ligera 'Galicia VII'", explica el Ministerio de Defensa.

El liderazgo de esta fuerza es uno de los motivos que llevan a Barack Obama a visitar, este sábado, España. El presidente de Estados Unidos despachará esta circunstancia con el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, y además visitará la base de Rota (Cádiz); un viaje que se traduce en la estrategia militar que EE.UU. pretende dibujar en los próximos años.