La familia de la presidenta

El ‘clan’ de los tiesos de Susana Díaz

Marido, dos cuñados, una hermana… El círculo de la presidenta socialista de la Junta de Andalucía vinculado a la Administración, municipal y regional, en el punto de mira.

La presidenta del gobierno andaluz, Susana Díaz, durante un acto electoral.

La presidenta del gobierno andaluz, Susana Díaz, durante un acto electoral. EFE

  1. Susana Díaz
  2. UGT
  3. Cursos formación
  4. PSOE Andalucía
  5. Pedro Sánchez

El nombre de José María Moriche Ibáñez, marido de la presidenta de la Junta de Andalucía, no es el único de un familiar de Susana Díaz que aparece en la lista de trabajadores beneficiados por los cursos de formación que impartió la UGT-A. El esposo de la líder socialista coincidió con el de su concuñado Felipe Gallardo Álvarez, marido de Rocío Díaz Pacheco, hermana de la presidenta. Hay más. La atención se cierne sobre el círculo íntimo de Díaz después de que esta defendiera a su marido tildándolo de "tieso" por percibir una nómina que rondaba los 1.400 euros brutos durante los ocho años que trabajó como administrativo para el mencionado sindicato andaluz.

El nombre del cuñado de Díaz y el del esposo de la presidenta de la Junta aparecen juntos en un listado de gastos del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES), una fundación de la Unión General de Trabajadores de Andalucía encargada de impartir los cursos de formación. Dichos gastos fueron cargados en el polémico expediente 98/2008/J/2044, con el que la Junta de Andalucía le otorgó una subvención al citado sindicato de 14 millones de euros. Ahora la administración andaluza exige a la UGT-A el reintegro de 9.344.815,22 euros más los correspondientes intereses de demora (12.419.266,60 euros) al haber detectado diversas irregularidades en la justificación del expediente.

Según consta en una de las hojas de gastos que utilizó UGT-A para justificar la subvención del citado expediente ante la Junta, Felipe Gallardo Álvarez cargó durante 2009 a IFES un total de 2.440,10 euros en conceptos de “gastos de viaje de cursos” y “locomoción urbana” por su trabajo de “verificación” de varios cursos de formación repartidos por varios pueblos de la provincia de Sevilla. Bajo el nombre del cuñado de Díaz también aparece el de su marido, José María Moriche Ibáñez, que también pasó gastos al sindicato en los mismos conceptos pero en una cuantía menor.

Moriche mantuvo una relación laboral con la UGT-A, también a través de IFES, durante nueve años, hasta que Susana Díaz fue nombrada consejera de Presidencia en 2012. En ese intervalo, el esposo de la líder socialista participó en 102 cursos de formación impartidos por el sindicato y cargados a varias subvenciones de la Junta. Su nómina, de unos 1.400 euros brutos al mes, se imputaba, según consta en el documento de resolución de reintegro del expediente 98/2008/J/2044 -firmado por el director General de Formación Profesional para el Empleo, Manuel Jesús García Martín- de forma irregular en los distintos expedientes.

De ellos, como ya publicó EL ESPAÑOL, la Junta de Andalucía reclama el reintegro de 9.344.815,22 euros más los correspondientes intereses de demora (12.419.266,60 euros) del expediente 98/2008/J/2044, en el que Moriche participó en 68 cursos.

Otro cuñado, beneficiario de una escuela taller

El nombre de otro cuñado de Díaz, Francisco Javier Moriche Ibáñez, hermano de su marido, aparece en otro listado. Esta vez en el de los trabajadores de la Escuela Taller Miraflores IV, donde estuvo contratado durante dos años, promovida por la Concejalía de Personal, Juventud y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla en el año 2002 cuando al frente de esta estaba Susana Díaz Pacheco, la actual presidenta de la Junta.

Dicha Escuela Taller tenía como objetivo la construcción de un nuevo edificio para usos sociales y culturales en la Finca de la Albarrana, con criterios de arquitectura bioclimática, en el parque de Miraflores de Sevilla. El cuñado de Díaz está en la lista de alumnos de carpintería metálica junto con otros nueve compañeros de su misma especialidad. En total, medio centenar de personas se beneficiaron de dos años de formación, 18 de ellos percibiendo una remuneración económica que varía en función de la entidad promotora pero que tenía el mínimo en el 75 por ciento del salario mínimo interprofesional.

Los proyectos, que podían llegar a tener una duración máxima de dos años, se dividían en dos partes. Durante la primera etapa, los beneficiarios recibían formación profesional ocupacional; en la segunda, los alumnos trabajadores complementaban su formación con prácticas profesionales, contratados por las entidades promotoras en la modalidad del contrato para la formación y el aprendizaje.

El proceso de selección de alumnos para escuelas taller, muy demandadas por la remuneración asociada, se regía mediante un grupo de trabajo mixto en el que siempre estaba presente la entidad promotora, es decir, la Delegación de Personal, Juventud y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía, dirigida por Susana Díaz. Los candidatos llegaban a la comisión después de que el consistorio requiriese al entonces Instituto Nacional de Empleo (INEM) un listado de candidatos que reuniesen los requisitos.

Denuncian el ascenso de su hermana

Los apellidos Díaz Pacheco, esta vez con el nombre de Rocío, están en la denuncias que cuatro azafatas de la empresa Ferrovial Servicios SA, que gestiona el servicio en tierra de clientes de AVE de Renfe, han presentado al entender que tienen más méritos que la hermana de la presidenta de la Junta para desempeñar el puesto de coordinadora, según ha publicado El Mundo Andalucía.

Dicho ascenso se formalizó en el pasado mes se abril sin que la representación sindical tuviese noticia del mismo y sin haberlo ofertado previamente al resto de los trabajadores. Tras esto, 28 de los 35 empleados ya han presentado una queja al departamento de Recursos Humanos de la empresa pidiendo que se expliquen los motivos que han justificado el nombramiento.

Fuentes sindicales han explicado que al menos dos trabajadoras poseían el doble de antigüedad que la hermana de la líder socialista. Ambas estaban desempeñando las funciones de coordinadora sin que la empresa reconociera la categoría. Ferrovial Servicios SA ha justificado que ya no confía en estas dos trabajadoras y que sus cometidos pasarían a manos de la hermana de Díaz. Representantes sindicales han llevado el caso a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social esgrimiendo que el ascenso de Rocío Díaz Pacheco es supuestamente irregular e incumple las normas laborales.

El ‘clan’ de los tiesos

“Estamos viendo que hay mucha información que desconocíamos y que esto empieza a ser el clan de los tiesos”, ha asegurado el presidente del Partido Popular andaluz, Juanma Moreno, en un acto en Motril. El líder de los populares en Andalucía ha pedido hoy explicaciones a Susana Díaz por la presencia de familiares en los cursos de formación. Moreno ha afirmado que en una comunidad autónoma en la que hay un millón de parados y en la que “tanto esfuerzo cuesta encontrar una oportunidad o un empleo es poco razonable, ético y estético” que la presidenta de la Junta tenga un clan familiar en los cursos para el empleo.

El líder popular andaluz, le ha pedido responsabilidad a Díaz y ha apostillado que esta tiene que empezar por dar explicaciones a los andaluces. “Cuanto antes lo haga antes tranquilizará a su partido y a los andaluces que ven con recelo el enchufismo que siempre ha estado en el seno de la Junta y que es un clásico desde hace muchas décadas”, ha sentenciado. Así, ha subrayado que espera que “se pase página a un capitulo que nos puede generar bochorno con una explicación rápida, contundente y clara por parte de Díaz”.

Sobre la presencia de nombres del círculo de Díaz en los cursos de formación para el empleo, Moreno ha esgrimido que “ahora es cuando entendemos por qué tardó tanto en llegar a la comisión de investigación la información de expedientes que afectaban a familiares de Díaz y por qué esa información llegó el mismo día que ella comparecía para que no se tuviera toda la información y para que no se le pudiera preguntar al respecto”.

La intervención de la líder del PSOE andaluz en la comisión parlamentaria que investiga un posible fraude en los cursos de formación puso el foco no solo en su consorte, sino sobre toda su familia.