Colombia

Salud Hernández-Mora, liberada: "Les explicaba que era una estupidez" lo que hacían

"Estoy estupendamente", aseguró la periodista, que fue dejada en libertad entre los municipios de San Calixto y Teorama, donde se le perdió la pista hace seis días.

Salud Hernández tras ser liberada

Salud Hernández tras ser liberada

  1. Salud Hernández-Mora
  2. Colombia
  3. ELN (Ejército de Liberación Nacional)

La periodista española Salud Hernández-Mora fue liberada este viernes en una zona rural del departamento de Norte de Santander, donde permanecía retenida desde el sábado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla de Colombia.

Hernández-Mora está "cansada pero bien" y fue puesta en libertad entre los municipios de San Calixto y Teorama, que forman parte de la zona del Catatumbo, donde se le perdió la pista hace seis días, según dijeron a Caracol Radio fuentes de la Iglesia Católica, encargada de las gestiones para su liberación.

"Está un poco agotada y necesitaba pues como un poco de reposo y tranquilidad, pero que está bien", declaró el obispo de Ocaña, la ciudad más importante de la zona, monseñor Gabriel Ángel Villa Bahos.

"Estoy estupendamente"

"Estoy estupendamente. Muchísimas gracias a todos los colegas, a todos vosotros, a toda la gente que ha rezado y estado conmigo", aseguró Hernández-Mora a Caracol Televisión, al tiempo que agradeció a la Iglesia católica y a la Defensoría del Pueblo de Ocaña por las gestiones para su liberación.Según dijo, no tiene "ningún problema" y aseguró que "la Iglesia católica es la responsable de todo esto (la liberación)". La periodista indicó, con su particular tono crítico, que demoró en volver a la libertad porque "las carreteras de esta Colombia rural son un desastre".

Hernández-Mora también dejó muestras de su carácter al reconocer que tras este episodio, "la gente pensará que soy una imprudente y una idiota. Y seguramente tienen razón, soy una imprudente y una idiota", ha añadido, antes de explicar que fue cuando al despedirse de un amigo cuando apareció una motocicleta y la persona que conducía le dijo: "Súbase".

"No había nadie en la calle, así que me subí", ha explicado. Desde el inicio, tras retirarle el teléfono móvil y sus equipos, varias personas la trasladaron de un lugar a otro, siempre en zona selvática, y le advirtieron de que no debía salir de la zona porque "la estaban vigilando".

Al ser preguntada sobre los periodistas colombianos Diego D'Pablos y Carlos Melo, del Canal RCN de televisión, desaparecidos en lunes en el Catatumbo cuando cubrían su caso, Hernández dijo que sí tuvo noticias de ellos y espera que "entre hoy o a más tardar mañana" estén de regreso. Finalmente los dos reporteros fueron liberados unas horas después. "Estamos bien de salud, es lo que puedo decir", declaró en comunicación telefónica D'Pablos a RCN.

D'Pablos comentó que les "hicieron un recorrido bastante largo", y calificó como "duras" las condiciones que afrontaron en la selva tropical del Catatumbo. "Es algo que nunca habíamos vivido, caminamos mucho, nos esforzamos mucho también", declaró a RCN.

"Estaba secuestrada"

Hernández-Mora aseguró a los medios que "estaba secuestrada". "Yo por mi voluntad no tengo a mi familia sufriendo diez días ni haciendo este 'show", dijo a RCN Televisión desde la ciudad de Ocaña, en el departamento de Norte de Santander, a donde fue trasladada.

En este sentido, comentó que ella "puede tener un incidente" o un problema puntual con el teléfono o la cobertura pero no estar seis días incomunicada.

Hernández dio algunos detalles de cómo se produjo su secuestro la tarde del pasado sábado. "Me subí a una moto. Yo he sido siempre imprudente, un reportero tiene que ser imprudente, pero una imprudencia relativa. Seguí y me llevó a Buenos Aires, una vereda (caserío) que hay antes de llegar a Filogringo. Cambiamos de moto varias veces buscando a la guerrilla", sostuvo.

Finalmente, aclaró, la guerrilla apareció. "Me dijeron: 'se va a quedar con nosotros unos días', y se llevaron todas mis cosas. Fuimos cambiando de sitio varias veces", precisó. Mientras los guerrilleros le decían que "esto no va a ser largo", la periodista les explicaba que era "una estupidez" lo que estaban haciendo. "Pero ellos decían que estaban en territorio de guerra, que era una zona complicada", añade.

Durante los seis días que permaneció en poder del ELN la periodista estuvo en cinco sitios, según relató este viernes a los periodistas en Ocaña. "En uno dormí dos noches. Muchas veces esperabas todo el día sin hacer nada. Te ibas al siguiente, te entregaban a otro grupo y así", narró. "Tengo que agradecer al Ejército Nacional, se la han jugado por mí. La presencia del Ejército fue intensa desde el martes", agregó.

Hernández-Mora es corresponsal en Colombia del diario El Mundo y columnista del periódico El Tiempo de Bogotá y una acérrima crítica del proceso de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y con el que el Gobierno espera emprender con el ELN.